Los arhuacos reivindican a los indígenas en un documental
Publicado en: mié, 05 abr 2017 05:00:00 -0500
Imagen de 'Naboba', documental realizado por Amado Villafaña.

En la Sierra Nevada de Santa Marta conviven cuatro comunidades indígenas: los arhuacos, los wiwas, los kogis y los kankuamos. Son cuatro idiomas, cuatro vestidos tradicionales y cuatro tribus distintas, con una sola visión sobre la creación. Así describe Amado Villafaña a su tierra en el documental Naboba, que realizó para explicar la importancia que tiene para los Mamos (máxima expresión de sabiduría) el agua.

El líder arhuaco compartió su experiencia cinematográfica en la XX Cátedra Europa, que se realizó del 27 al 31 de marzo en Uninorte. En la conferencia Violación de los derechos humanos desde la visión del pueblo arhuaco, Villafaña advirtió de la errada imagen con la que los “hermanos menores” (hombres blancos) han representado a las comunidades indígenas.

“Aunque ha bajado, todavía muchos de nuestros hermanos menores se refieren a nosotros de forma despectiva. Por ejemplo, cuando alguien va a insultar a otro le dice 'indio'”, afirma Villafaña. Por esa razón, él decidió que ellos mismos eran quienes debían contar sobre su comunidad y su defensa a la madre tierra, y encontró en la fotografía y el cine la herramienta perfecta para hacerlo.

Así nació Naboba, que dirigió el año pasado, y unos ocho documentales más que demuestran el significado que tiene para los indígenas de la Sierra Nevada los derechos humanos. “Para nosotros las violaciones a los derechos no se cometen solo sobre los humanos, sino sobre todo contra la madre naturaleza, la que garantiza la permanencia de la humanidad”, expresó.

Las industrias de extracción de recursos, actividades económicas como la agricultura y ganadería, la sobreexplotación, el transporte, la expansión urbana, la contaminación son algunas de las principales amenazas de la naturaleza a la que los indígenas veneran. Cuando se destruye un manantial es como si se violara a una niña, es el ejemplo con el que el arhuaco explica su punto.

“La tierra es la que realmente representa al hombre y a la mujer, y a todo lo que existe. A través del cumplimiento de la ley de origen se puede mantener la armonía de la función de la naturaleza. Para nosotros es más importante preservar la tierra que al hombre, porque nosotros estamos de paso en la vida, pero la naturaleza es la que garantiza la continuidad de la humanidad”, dijo Villafaña para concluir. 

Por Adriana Chica García

Más noticias de Cátedra Europa Más noticias de Cátedra Europa