Blogs Blogs

Atrás

La tecnología es global. La educación también.

Las tecnologías de información y comunicaciones han generado lo que conocemos como la tercera globalización. Esa que ha colocado en el contexto global no solo a los países y a las empresas, sino incluso a las mismas personas. La tecnología ha convertido al mundo en un lugar donde estar conectado implica tener acceso a la información global, que al ser bien aprovechado, puede convertirse en conocimiento, o incluso en sabiduría.

Sin embargo, muchas veces no solo es suficiente la información para adquirir este conocimiento y esta sabiduría. El vivir experiencias es una de los pilares fundamentales para contrastar conocimientos, generar nuevas ideas y lograr una visión cosmopolita de lo que se puede aprender.

Es así como las experiencias internacionales se convierten en un eslabón de gran importancia en el proceso educativo de los estudiantes.

Actualmente está abierta la convocatoria del programa Semillas del Futuro del Ministerio de las TIC en alianza con Huawei para estudiantes de carreras TIC (Ing. Electrónica, Ing. de Sistemas, y afines). Se trata de un intercambio cultural y tecnológico que viven los estudiantes en China durante 20 días. En él, los estudiantes aprenden un poco de mandarín, de escritura china, visitan lugares emblemáticos de este país y aprenden muchísimo de la tecnología de los equipos Huawei, gracias a las visitas y experiencias a las distintas plantas corporativas.

En la presentación de la convocatoria a los estudiantes de la Universidad del Norte, pudimos contar, a través de videoconferencia, con la presencia de José Rodríguez, estudiante de Ing. Electrónica que fue beneficiario de este programa el año pasado. Jose nos contó su experiencia. Vale la pena mencionar que actualmente se encuentra hoy en día en Alemania en un intercambio académico a través del programa de Jóvenes Ingenieros del gobierno alemán.

En su relato, hizo mención a todo lo aprendido en las plantas de Huawei. El haber podido comprobar con sus propios ojos cómo funciona todo lo que estudió con el tablero y con laboratorios de pruebas en sus clases y que ahora lo estaba viviendo con equipos reales. Todo lo que significó esto para su aprendizaje profesional.

Pero llamó la atención la particular pasión con la que habló de otro tipo de experiencias. Las visitas a los lugares emblemáticos, el disfrute de la gastronomía, el aprendizaje del idioma y el intercambio de culturas. Pero no hablaba como un simple turista que fue a conocer cosas nuevas. Su historia era la de alguien que creció como persona y profesional gracias a estos momentos vividos.

Los procesos de internacionalización son de gran importancia. Pero no solamente por los aprendizajes académicos que se puedan adquirir gracias al intercambio de conocimientos, sino más que todo por las experiencias y los intercambios culturales que fortalecen la formación integral del estudiante haciéndolo una mejor persona, para así lograr ser un mejor profesional.

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.