La Acreditación en el ámbito educativo es un proceso de evaluación de la calidad de las actividades académicas que lleva a cabo la universidad para hacer realidad los objetivos establecidos en su Misión Institucional. Así mismo, es una forma de rendir cuentas públicamente a la sociedad y a la comunidad académica, de la manera como se cumple cabalmente con la prestación de un servicio público como es el de la educación. Se basa en criterios y estándares de calidad previamente establecidos por un organismo externo de carácter nacional o internacional.

Este proceso implica, independientemente de la entidad que lo realice una rigurosa autoevaluación, es decir, un autoexamen de sus procesos académicos, directivos y de la gestión de apoyo y soporte para el logro de las metas institucionales.