¿Cómo ayudó una buena nutrición en las carreras de Édgar Rentería y Teófilo Gutiérrez?
Publicado en: vie, 11 ago 2017 04:30:00 -0500
Édgar Rentería y Teófilo Gutiérrez en el lanzamiento del Diplomado en Nutrición del Deporte y el Ejercicio de Resistencia.

Dos de las más grandes figuras de la historia del deporte barranquillero estuvieron presentes en la Universidad del Norte el pasado 9 de agosto, en el marco del lanzamiento del nuevo Diplomado en Nutrición del Deporte y el Ejercicio de Resistencia, que ofrecerá el Centro de Educación Continuada (CEC) a partir del 22 de septiembre.

Se trató del beisbolista Édgar Rentería, cuyos batazos impulsaron las carreras ganadoras en las Series Mundiales de la MLB en 1997 y 2010, y de Teófilo Gutiérrez, actual delantero del Junior de Barranquilla quien fue elegido mejor jugador de América en 2014. Ellos compartieron, ante un abarrotado auditorio, algunas de sus experiencias relacionadas con la nutrición y cómo la misma les ayudó a alcanzar un destacado puesto en el deporte internacional.

Incluso cuando ya era profesional, Rentería admitió que tuvo que deshacerse de sus malos hábitos alimenticios antes de poder convertirse en uno de los mejores campocortos activos de su deporte. “Yo cometí una equivocación muy grande cuando estaba en los Marlins (de Florida)”, relató. “Cuando me sentía cansado y agotado, me tomaba una gaseosa y pensaba que podía terminar los tres innings que faltaban, pero yo tenía 20 años y no sabía lo que hacía”.

A su arribo a los Cardenales de San Luis, el coach de primera base Dave McKay – evocó el llamado 'Niño de Barranquilla' – “le metió un regaño” una vez lo vio buscando su acostumbrada gaseosa para sobrellevar las agotadoras jornadas de entrenamiento. “Me dijo que eso era como si le estuviera echando gasolina mala a un carro nuevo. Se te va a fundir muy pronto”.

También Teófilo reconoció que en ocasiones no ha seguido las mejores prácticas alimenticias. Ante la pregunta del periodista Orlando Palma sobre si era “peligroso en la mesa de fritos”, ‘Teo’ no ocultó su preferencia por “la arepita con dulce como las que me hacía mi abuelita”. “Es mi esencia, no la puedo perder. El día que no me la coma, no soy Teo”, bromeó.

Sin embargo, Gutiérrez recuerda su primer paso en Argentina, en 2011, y las palabras del preparador físico de Racing de Avellaneda, Óscar Ortega, más famoso por su actual labor en el Atlético de Madrid: “tú estás gordo, mira cómo estás, no puedes ni correr”. Ortega le prometió que bajo su régimen de entrenamiento y alimentación alcanzaría la marca de 11 goles. Y 11 tantos anotó ‘Teo’, proclamándose goleador del fútbol argentino esa misma temporada.

“Yo aprendí mucho de esa persona, que me dijo que tenía que cuidar mi nutrición, que me iba a mejorar mi carrera y a darme muchos años en el fútbol para marcar la diferencia”, reflexionó y añadió que “un deportista debe estar bien hidratado y comer sano". Llevar una dieta importante a nivel de calorías, cuyo resultado se verá reflejado en la cancha. Tal vez no enseguida, pero "después, partido tras partido, lo va notando”.

Rentería jugó por última vez en Ligas Mayores en 2011, a sus 36 años, pero aceptó que su carrera pudo haberse prolongado más, de haber gozado de una mejor alimentación cuando niño. “Cuando un niño es deportista y se alimenta bien desde muy temprano, seguro que va a tener mejores rendimientos en el largo camino. Va a tener más fortaleza y energía”, relató.

No obstante, durante 14 años de carrera, con su sacrifico y una buena guía de sus entrenadores, preparadores y nutricionistas, obtuvo dos Guantes de Oro, tres Bates de Plata y fue elegido cinco veces al Juego de las Estrellas de la MLB.

Ahora retirado, reconoce que “lo lindo de la vida es darse sus gustos”. “Yo vengo ahora de una panadería”, dijo, suscitando las risas del auditorio. “A las 3 de la tarde, el barranquillero que no coma pan, no es barranquillero. Pero sí hay que alimentarse bien porque eso es salud. La butifarra y el chicharrón que sea un día, pero hasta ahí. Eso es una larga vida”.

“Yo creo que tenemos la oportunidad de decirles a los muchachos que quieren ser buenos deportistas por dónde es el camino correcto y qué es lo más importante”, añadió Rentería. “Cuando yo estaba joven no tuve esa oportunidad que alguien me guiara por esos caminos. Lo importante es que lo aprendimos, lo probamos y podemos decirle a esa juventud que deje de estar comiendo pan, que coma pan cuando se retire”.

Diplomado en Nutrición del Deporte y Ejercicio de Resistencia

El nuevo Diplomado en Nutrición del Deporte y el Ejercicio de Resistencia responde al número creciente de personas inmersas en la cultura del deporte y la actividad física, especialmente en Barranquilla. La ciudad será sede de los Juegos Centroamericanos y del Caribe el próximo año, y le apunta a ser un referente nacional del deporte. Por esto es importante ofrecer una capacitación en tópicos como nutrición deportiva, que carece de oferta educativa.

El curso, ofrecido por el CEC en alianza con la empresa Adwell, busca entregar herramientas conceptuales y prácticas para abordar el deporte desde una óptica personal o colectiva, teniendo como columna vertebral la promoción de la salud y la nutrición

Según el Dr. Orlando Angulo, quien hizo la presentación del diplomado, este está conformado por tres módulos que suman un total 120 horas. Está dirigido a entrenadores personales, médicos deportólogos, nutricionistas, dietistas, licenciados en educación física, profesionales de la salud y personas que realicen actividades asociadas al deporte, nutrición y atletismo.

“Espero que con este enfoque puedan mejorar los deportistas de Barranquilla, sabiendo y teniendo un mejor rendimiento, porque la nutrición es muy importante”, recalcó Teófilo Gutiérrez. “Estando al nivel que se esté, con una buena nutrición, se marca la diferencia. Por eso los invito a que sigan este proceso que es muy bueno y da muchos resultados”.

Por Andrés Martínez Zalamea

Otras noticias Otras noticias