Nuestro concepto de calidad académica

La Calidad Académica de nuestra institución tiene en cuenta la complejidad y la responsabilidad que plantea el desarrollo de un proyecto educativo, entendiendo que en esta tarea intervienen múltiples y diversos aspectos que tienen que ver con el ideal de persona y sociedad que se quiere construir y consolidar. Por ello la calidad académica se asume como una manera de ser, que nos compromete con una forma de pensar, de sentir y de actuar bien, frente a aquello que hemos asumido como propósito en nuestra Misión Institucional y como institución que ofrece un servicio público como es el de la educación. Ello se refleja tanto en las decisiones estratégicas como en las actuaciones cotidianas.

En este sentido, nuestra valoración  de la calidad se sustenta en el estudio de evidencias que nos indican que nuestro proyecto está siendo fiel a sí mismo y sus resultados son comparables frente a otras experiencias y proyectos educativos. Lo anterior implica que los juicios sobre la calidad académica se basan en la estimación, evaluación y valoración de talentos, procesos, recursos y resultados que nos permiten verificar nuestro grado de aproximación al ideal que compartimos, sin pretender que se agote en ninguno de ellos, o en la suma de todos, dando cabida a la reflexión, al análisis permanente y a la mejora continua.

De este modo, nuestras prácticas de calidad académica hacen referencia a las políticas, acciones, mecanismos, procedimientos y recursos que la Universidad pone en marcha y que tienen como fin iluminar nuestras decisiones y acciones cotidianas y estratégicas para alcanzar los propósitos de nuestro proyecto educativo, tal como se ha plasmado en nuestra Misión Institucional.

Algunas de nuestras Prácticas de Calidad Académica

  •  La realización de una Evaluación integral al desempeño de nuestros docentes.
  •  Ofrecer un Programa de Formación Básica a nuestros alumnos favoreciendo una verdadera Formación integral.
  •  La creación del Centro para la Excelencia Docente que ofrece importantes y pertinentes programas y servicios a nuestros profesores.
  •  La creación del Centro de Recursos para el Éxito Estudiantil – CREE, el cual ofrece servicios de acompañamiento en su proceso formativo al estudiante.
  •  El Sistema de Indicadores SIA que permite a los directivos contar con información oportuna y de fácil acceso para la toma de decisiones en su Gestión Académica.