Experto realiza un estudio de árboles en el campus
Publicado en: mar, 15 dic 2015 06:10:00 -0500
Ingeniero Forestal, Iader Lamilla realiza estudio de árboles en el campus.

La arborización es un elemento fundamental en la gestión ambiental del campus pues brinda diversos beneficios de orden ambiental, paisajístico, climático y social, lo cual es aprovechado de diferentes formas por la comunidad universitaria disfrutando de su presencia y convirtiéndolo en un elemento integrante del paisaje institucional, a tal punto que se constituye a nivel internacional en uno de los indicadores de responsabilidad y acreditación a para las instituciones de educación.

El material vegetal del arbolado en sus diferentes etapas de desarrollo puede presentar distintos sintomatologías de deterioro, ya sea por diversas condiciones que se presentan en el ambiente; así mismo mostrar infestación de insectos adheridos a las hojas y ramas del mismo asfixiando su crecimiento; estabilidad del suelo; sistemas de anclaje y copa entre otros mecanismos lo que genera el mal estado de las raíces debilitando su sistema interno y provocando a lo largo del tiempo una alta susceptibilidad al volcamiento.

Teniendo en cuenta lo anterior la Sección de Servicios Generales de la universidad realiza actualmente un proyecto de estudio de árboles en donde se pretende identificar las especies que presentan mayor susceptibilidad al volcamiento en el campus ya que es importante conocer el comportamiento del arbolado existente y garantizar la seguridad en la institución.

En la etapa inicial del estudio, Giovanny Carranza, Supervisor de Jardinería de la universidad se puso en la tarea de inventariar los árboles que contaban con características propias de árbol con posibilidades de caída y los clasificó por orden de criticidad.

Por otra parte, Iader Lamilla, Ingeniero Forestal y experto en el tema es la persona encargada de realizar el análisis técnico de los árboles más susceptibles a volcamiento en el campus y orientar a todo el equipo para prevenir que sucesos de esta clase no se presenten en las instalaciones de la institución.

En la primera etapa del proyecto el Ingeniero Lamilla realiza un estudio individual de los árboles referenciados, estableciendo una ficha técnica en donde se describen características y procedimientos recomendados para minimizar y/o descartar probabilidad de volcamiento, clasificando prioritariamente los individuos a intervenir por orden del riesgo que representan.

Entre las características que contiene la ficha técnica elaborada por el experto se encuentran: condiciones físicas, el tamaño, la compensación, la inclinación, tiempo y la estructura del árbol, temas que son útil para mejorar las condiciones de los organismos existentes en el campus.

La metodología del proyecto consta de visitas y recorridos en las instalaciones para realizar toma de muestras de suelos y biomasa que permitan llegar a las conclusiones del objetivo, así mismo un análisis de la información individual y global con el fin de obtener un plan de trabajo estructurado y diseñado.

Con base al estudio y al diagnóstico que se genere, el Ingeniero presentará una propuesta integral que mitigue los volcamientos en el campus. "Hay que buscar la solución que permita continuar con el microclima que hay en las instalaciones y dar unas excelentes condiciones de espacios para brindar mayor seguridad a la comunidad universitaria lo que dará un buen manejo a la gestión ambiental de la institución", expresó Lamilla, Especialista en Planeación Ambiental.

Mediante la gestión ambiental la universidad busca definir lineamientos de orden técnico para ejecutar un manejo adecuado de la cobertura arbórea y garantizar de manera constante un entorno que mantenga las condiciones óptimas para la sana convivencia entre la infraestructura física y la arborización del campus, así mismo brindar la seguridad a toda la comunidad universitaria.
 


Ingeniero Lamilla realiza muestras de suelos y biomasa en el campus.


Visitas y recorridos del Ingeniero en las instalaciones de la Universidad.