Una Navidad para niños de comunidades vulnerables del Atlántico
Publicado en: mar, 13 dic 2016 07:00:00 -0500
Concursos de baile, figuras con globos y pintucaritas fueron algunas de las actividades realizadas por los niños.

Diciembre es una fecha para jugar, reír y soñar, eso lo tienen muy claro los más de 330 niños provenientes de diferentes comunidades vulnerables del Atlántico quienes el lunes, 5 de diciembre, disfrutaron de la Navidad Social, un evento realizado por el Consultorio Jurídico de Uninorte y el programa Univoluntarios.

El Coliseo Los Fundadores se engalanó con cientos de globos rojos y verdes que caían como cascada. El lugar por instantes parecía ser insuficiente para los pequeños, quienes por más de cuatro horas jugaron, corrieron, bailaron, cantaron y aprendieron sobre valores como el respeto y la tolerancia de la mano de payasos y voluntarios.

Estos pequeños, que en su mayoría provenientes de Salgar, Pinar del Río, Soledad, de la urbanización Villas de San Pablo, y de diversos barrios de Barranquilla, así como niños de la Fundación Síndrome de Down del Caribe -Fundown Caribe- fueron los protagonistas de este evento que se realiza para esta época desde hace cinco años.

Como novedad, para esta edición la Banda de Paz del Batallón de Policía Militar N° 2 de Barranquilla se encargó de abrir el evento que fue animado con diferentes actividades lúdicas, educativas y deportivas a cargo de los soldados del Grupo Especial de Operaciones Sicológicas –GEOS– de este Batallón, integrantes del proyecto Ciudadanos de Honor y de la red Global Shapers.

Para Yuliana Gómez, coordinadora del programa Univoluntarios, las donaciones de empresas y de la comunidad en general, así como el compromiso de los voluntarios que cada año se inscriben hacen posible que este evento se realice y que cada vez más niños puedan asistir.

“Estamos muy felices porque este año se ofrecieron más voluntarios de los que necesitábamos, de hecho nos tocó decirle a algunos que no, porque logísticamente es muy complicado”, comentó Gómez, resaltando que el interés de los voluntarios, entre los que se cuentan estudiantes de pregrado y posgrado, docentes y funcionarios, se debe al impacto de las actividades que realiza el programa Univoluntarios en diferentes comunidades del Atlántico durante todo el año.

Este evento finalizó como comenzó, con una sonrisa en los rostros de los más pequeños, quienes luego de ver una obra de teatro recibieron una merienda y un juguete como regalo.

Por Luis Navas Cohen

Más noticias Más noticias