Uninorte le apuesta a las bibliotecas escolares de la región Caribe
Publicado en: jue, 02 feb 2017 06:00:00 -0500
Jornada de 'Pásate a la Biblioteca' en la Escuela Normal Superior de Montes de María (San Juan Nepomuceno, Bolívar).

La Universidad del Norte es una de las ocho universidades aliadas del Ministerio de Educación Nacional (MEN) en el proyecto Pásate a la Biblioteca Escolar, el cual es coordinado por el Plan Nacional de Lectura y Escritura Leer es mi cuento.

Este proyecto piloto, iniciado en 2015 como una apuesta por la calidad educativa, tiene por objetivo mejorar el desarrollo de las competencias comunicativas de los estudiantes a través del fortalecimiento integral de las bibliotecas escolares.

Según Sergio Álvarez, profesor del departamento de Español de Uninorte, parte del proyecto surge de los resultados de investigaciones de la asociación americana de bibliotecarios escolares y diferentes estudios en EE.UU. y Europa de autores como Douglas Achterman e Inés Miret que “establecen una relación significativa entre la institucionalización y el fortalecimiento integral de la biblioteca escolar como un espacio de aprendizaje y el logro académico en todos los niveles”.

Uninorte, a través del mencionado departamento académico, así como del área de extensión del Instituto de Idiomas, ha sido el socio del MEN en el Caribe colombiano, interviniendo en un total de 79 instituciones educativas de jornada única de la región, de un total de 450 a nivel nacional.

Con el compromiso del colegio, su rector y sus docentes, el proceso se realiza mediante la formación de un grupo de docentes, la dotación de libros y recursos digitales, la entrega de computadores y la constitución de una comunidad que lidere el proyecto y garantice la institucionalización de los procesos de lectura, escritura y biblioteca escolar.

Para la segunda fase del proyecto, que tuvo lugar en el segundo semestre de 2016, 19 tutores coordinados por 8 profesionales de Uninorte tuvieron la tarea de formar y acompañar a las comunidades de biblioteca escolar de cada institución en los departamentos del Atlántico, Bolívar, Magdalena, Cesar, Sucre y La Guajira. El acompañamiento incluyó 3 visitas a cada institución, atención virtual por la plataforma de Colombia Aprende y distintos medios de comunicación electrónica. En las comunidades intervenidas hubo un total de 450 participantes capacitados entre docentes, bibliotecarios y directivos.

De acuerdo con el profesor Álvarez, ​algunas​ instituciones terminaron el año con proyectos de bibliotecas escolares realistas y acordes a las fortalezas y debilidades de sus contextos, ​otras pasaron de no tener biblioteca a inaugurar una con servicios básicos e​ incluir sus bibliotecas en el Plan Educativo Institucional, mejorar sus colecciones, garantizar la disponibilidad de un responsable permanente de la biblioteca y articularse con representantes de todas las áreas del currículo.

“Un colegio público no tiene bibliotecario escolar porque esos puestos no se han creado y por lo tanto no existen las vacantes. Con esto hemos querido empezar a abrir el espacio y en el momento ya se está planteando una ley de bibliotecas escolares, similar a la ley de bibliotecas públicas, surgida de otra experiencia que acompañó el Ministerio”, expresó Álvarez.

En el resto del territorio nacional, el Ministerio llegó a 323 instituciones más para lograr la formación de 2000 maestros en total, en alianza con las universidades de Antioquia, Quindío, Industrial de Santander, Pedagógica y Tecnológica de Colombia, Cauca, Tolima y Santo Tomás.

El MEN anunció la tercera y última fase de este proyecto piloto al cierre de actividades de la segunda fase, en el IV Encuentro Nacional de Bibliotecas Escolares, llevado a cabo en Bogotá el pasado 1 y 2 de diciembre. La fase consistirá en la integración de conocimientos y de liderazgo para el futuro de las bibliotecas escolares de las instituciones participantes.

Por Andrés Martínez Zalamea

Más noticias Más noticias