Docentes de Español para Extranjeros enseñan el idioma a través de la cultura colombiana
Publicado en: mar, 07 feb 2017 06:00:00 -0500
La profesora Nazira Santiago (derecha, arriba) junto a sus estudiantes en Port of Spain.

Posicionar a Colombia como destino de aprendizaje de la lengua española es uno de los propósitos de Español para Extranjeros, un programa diseñado por el Instituto de Idiomas en el que sus docentes se acercan a los servidores públicos de países no hispanohablantes, para enseñarles el idioma y las bases de la cultura nacional.

Este programa fue creado en 2014 con el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores y su Plan de Promoción de Colombia en el Exterior (PPCE). Su coordinadora en el Instituto de Idiomas, Wajibe Altamar, destacó la forma como este aporta a cambiar la percepción que los extranjeros pueden tener del país.

“El programa busca contribuir a la transformación de los estereotipos que existen sobre Colombia en el exterior, y lograr que sea visto como un país contemporáneo, innovador, diverso, inclusivo y comprometido con la búsqueda de la convivencia pacífica”, indicó.

Entre los docentes del instituto que han participado de esta experiencia cultural se encuentra Nelson Giraldo, quien hasta finales de 2016 estuvo enseñándole los principios del idioma español a decenas de funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Guyana.

“Nuestra intervención estuvo orientada no solamente a enseñar español como lengua extranjera, sino que también dio a conocer nuestra cultura colombiana y la cultura latinoamericana; esto como una forma de acercamiento a los estudiantes y como medio para facilitar el proceso de aprendizaje”, explicó Giraldo, quien tras cuatro meses, logró graduar a 42 funcionarios del gobierno de Guyana en los niveles A1 y A2 de Español, según el marco común europeo.

Por su parte, Nazira Santiago Escamilla es una de las profesoras que actualmente están participando de este programa. Hasta el mes de abril ella estará enseñando su lengua nativa a funcionarios del Ministerio de Seguridad Nacional de Trinidad y Tobago, específicamente en la ciudad de Port of Spain.

La docente considera que la mayor motivación de sus estudiantes es poder expresarse correctamente en español en su trabajo diario, ya que la mayoría de ellos se desempeñan como oficiales de inmigración o de la guardia costera, por lo que están en constante contacto con extranjeros hispanohablantes.

“Me llena de mucha satisfacción cuando se acercan y me cuentan sus experiencias con el español en su lugar de trabajo, y me alegra escucharles que entendieron lo que un latino dijo”, manifestó Santiago.

Agregó que aunque al principio a sus alumnos les fue difícil adaptarse a usar las diferentes conjugaciones del idioma español, ahora han podido aprenderlas gracias a las actividades didácticas que ella les presenta, en las que conocen aspectos culturales de la región Caribe y otras del país.

“La inclusión de reseñas culturales en mis planes de clase ha facilitado para ellos la comprensión del idioma y su uso en las diferentes situaciones y contextos. Por ejemplo, ya se sienten cómodos diciendo, ‘ajá’, ‘chévere’ y ‘papaya’ en sus prácticas de conversación; ya tararean canciones de Juanes, Shakira, Carlos Vives, Fonseca y Chocquibtown. Algunos ya quieren venir a mirar de cerca el paso de las ballenas jorobadas por el Pacífico de Colombia y les encantaría tomar fotos a los delfines rosados del Amazonas”, contó Santiago, quien afirma estar motivada a seguir enseñándoles a sus estudiantes todo lo relacionado con el idioma español y las riquezas colombianas.

Por María Margarita Mendoza

Más noticias Más noticias