Desarrollar la creatividad, clave para construir una narración
Publicado en: mar, 18 abr 2017 05:00:00 -0500
Marjorie Eljach, tallerista.

Un grupo de 15 talentosos estudiantes hicieron parte del seminario-taller De la imaginación a la publicación, dirigido por Marjorie Eljach y organizado por el Departamento de Español, durante el cual potenciaron sus habilidades de escritura.

Es el segundo taller llevado a cabo en Uninorte bajo la tutela de Eljach, colombiana radicada en España quien es profesional en estudios literarios, dirige su propia agencia de publicidad y dicta talleres de creatividad para todo tipo de públicos, desde empresarios hasta docentes y escritores. 

Los participantes de la actividad, que se llevó a cabo del 15 al 24 de marzo en Uninorte, fueron elegidos por destacarse en las asignaturas de Competencias Comunicativas 1 y 2, y durante el taller desarrollaron la creatividad y la imaginación; a partir de propuestas por parte de Eljach crearon situaciones, personajes y textos de distintos tipos: narrativos, poéticos o ensayos. 

“La idea es que durante el transcurso del taller ellos sean capaces de escribir con diferentes voces narrativas, con diferentes estilos, hasta que encuentren su propia voz”, señaló la tallerista, quien explicó que la actividad se enfoca en su habilidad para crear y en los elementos a su alrededor que pueden utilizar como recursos para sus narraciones, que pueden ser escritas o incluso audiovisuales.

Para ella, el principal reto es la dificultad de los ejercicios, que va aumentando a medida que el taller se desarrolla. “Esto es una evolución; a principio están un poco tímidos, pero luego se van soltando, y en la medida en que se van soltando su producción se hace más potente y aumenta”, contó.

En su experiencia dictando talleres de creatividad, Eljach ha descubierto que el principal obstáculo para que una persona la desarrolle es pensar que no es creativa. Para ella, todas las personas lo son, y pone el ejemplo de las mamás, quienes deben pensar todos los días en maneras nuevas de hacer las actividades diarias: pensar en qué preparar para almorzar, qué disfraz hacerle a su hijo, cómo resolver los problemas del hogar, etc.

“Todos somos creativos, sino que uno piensa siempre que la creatividad es territorio exclusivo de los artistas y de los escritores. Todos los somos de una forma u otra. Hay gente más imaginativa que otra, hay gente a la que le cuesta visualizar situaciones, pero eso se consigue haciendo el ejercicio”, finalizó.

Por Melissa Zuleta Bandera

Más noticias Más noticias