Los aliados en la tarea de cumplir los sueños profesionales de los jóvenes del Caribe
Publicado en: vie, 14 jul 2017 04:30:00 -0500
La familia Cepeda Thielmann junto a la beneficiaria de su beca, Danna Guzmán.

De los 100 nuevos becarios que ingresarán a Uninorte este semestre, 22 tuvieron la oportunidad de hacerlo gracias al apoyo de 10 empresas, fundaciones y familias que decidieron financiar el deseo de estudiar a quienes lo necesitan o lo merecen por el desempeño académico que los ha caracterizado en su vida escolar.

Las becas otorgadas por estos donantes, comprometidos con la educación superior, les cambiará la vida a jóvenes provenientes de Barranquilla, Puerto Colombia, Cereté, Santo Tomás, Santa Marta, Valledupar, Montería, Riohacha y Necoclí (Antioquia).

Durante la ceremonia de entrega de becas, realizada el 13 de julio, varios de esos donantes acompañaron a sus beneficiarios y fueron testigos de su entusiasmo por comenzar su camino en Uninorte y por enorgullecer a aquellos que hicieron posible este sueño.

“Estar aquí nos llena de mucha alegría y nos vuelve a confirmar que el aporte que estamos haciendo realmente vale la pena, y sabemos que lo van a aprovechar de la mejor manera posible”, expresó Diana Santiago, directora ejecutiva de la Fundación Gases del Caribe, que este semestre apoya a cinco estudiantes con el 100% del valor de la matrícula de la carrera y de idiomas.

De la misma manera piensa Roberto García, gerente administrativo de Transelca, empresa que se vinculó por primera vez al programa de becas este semestre. Para él, Uninorte reúne todos los requisitos de formalismo, seriedad y calidad que la empresa buscaba para ampliar su programa de responsabilidad social empresarial.

“Es una satisfacción muy grande pertenecer a este grupo de donantes, poder colaborar con incrementar la calidad educativa de estos becarios en la región Caribe y además buscar la sostenibilidad de nuestra industria”, dijo el empresario, refiriéndose a la beca completa que otorgan a un afortunado estudiante de Ingeniería Eléctrica.

Pero no solo son empresas las que deciden contribuir con la educación de la juventud en nuestra región. La familia Espinosa Dávila apoya este semestre a una estudiante a terminar sus estudios de pregrado con una beca del 80% del valor de la matrícula.

“Para nosotros como familia es un honor poder ser parte de este programa de becarios apoyando a estudiantes que ya están matriculados en la Universidad, pero por dificultades de la vida se ven forzados a retirarse”, expresó Rosa Paulina Espinosa Dávila, quien asistió a la ceremonia en representación de su familia, y quien compartió que, para ellos, el mejor aporte que pueden hacerle a otro ser humano es el de la educación.

Además de este apoyo, los Espinosa Dávila se mantienen en contacto con los beneficiarios, y han visto con alegría cómo han llevado una exitosa vida profesional luego de su grado.

Otra familia presente en la ceremonia, y que conmovió a los asistentes con su generosidad, fue la familia Cepeda Thielmann, que entregó por primera vez la beca en memoria de su hija Andrea.

“La idea de la beca nació viendo como ejemplo a otros donantes, viendo cómo ese gesto transformaba la vida de una persona. Quisimos honrar la memoria de nuestra hija Andrea, que tenía un corazón enorme, dándole esta oportunidad a una persona”, expresó Elke Thielmann, madre de Andrea, quien invitó a más personas a hacer un aporte, en la medida de sus posibilidades, para cambiarle la vida a un joven estudiante que tal vez no tiene la posibilidad de costearse una educación superior.

“Creo que nunca tenemos el tiempo de sentarnos a reflexionar y a dimensionar lo que podemos hacer mediante una beca. La mejor forma de dejar huella en este mundo y en la comunidad en la que vivimos es por medio de la educación. Si estamos en condiciones de brindar esa posibilidad a una persona que quiere y desafortunadamente no tiene los medios, es una bendición aprovechar esa oportunidad y brindarle esas herramientas”, dijo Thielman junto a su esposo, Álvaro Cepeda, y su hija menor, a la vez que añadió que, con suerte, la joven que ellos impactaron positivamente con una beca completa en Diseño Industrial podrá, a su vez, impactar a muchos más.

Por Melissa Zuleta Bandera

Más noticias Más noticias