Homenaje a los 35 años de "La tejedora de coronas"
Publicado en: jue, 10 ago 2017 05:30:00 -0500
Orlando Araújo, doctor en Literatura.

La novela insignia del escritor Germán Espinosa detalla en sus 550 páginas, y con solo 19 puntos ortográficos, un monólogo que permite vislumbrar la inquisición en la Cartagena colonial, así como personajes de la Ilustración europea. Narrada en primera persona por su protagonista Genoveva Alcocer, a la espera de ir a la hoguera por hereje, La tejedora de coronas es considerada como una de las joyas de la literatura colombiana.

Como homenaje a los 35 años desde su publicación, la biblioteca Karl C. Parrish, bajo la coordinación de Orlando Araújo, profesor del departamento de Humanidades y Filosofía, abrió una exposición que recoge los fragmentos más significativos de la novela. Estará disponible hasta el 31 de agosto y se encuentra en el primer piso de la biblioteca.

“Esta es una obra que merece un reconocimiento. Para mí y para muchas personas es, al lado de Cien años de Soledad, una de las dos grandes manifestaciones de la historia intelectual del Caribe colombiano”, manifestó Araújo.

Sin embargo, para el profesor, la novela de Espinosa, cargada de filosofía, historia y erotismo, siempre estuvo a la sombra de la de Gabriel García Márquez. En parte, debido a que fue publicada en 1982, el mismo año en que el cataquero recibió el premio Nobel.

“Todas las cámaras y los reflectores se fueron siempre con Gabo y muy paulatinamente se ha ido rescatando la figura emblemática de Espinosa. Buena parte de eso se le debe a la crítica internacional y a los reconocimientos que le hizo Francia al nombrarlo Caballero de las Artes y de las Letras. Por su parte la Unesco declaró La tejedora de coronas como obra representativa de la humanidad”, explicó.

Para la exposición se escogieron pasajes que permiten retratar cómo es el personaje principal y cómo va cambiando a lo largo de la novela. “No fue fácil escoger porque la obra completa es bellísima. Traté de encontrar esos momentos fundamentales, la exposición recoge el dramatismo de lo que le toca vivir a Genoveva“, sostuvo el profesor.

La iniciativa de la biblioteca nace para motivar a la comunidad universitaria a que conozca y lea la obra, así lo manifestó Cindy Santrich, asistente de comunicaciones de la biblioteca. “Nuestro propósito es que la comunidad universitaria utilice los servicios que tenemos, entre esos los libros de literatura. Queremos que conozca que dentro del país y la región hay talento que resaltar”. En septiembre habrá otra exposición en honor a La María de Jorge Isaacs, y en octubre una representativa de Cien años de soledad.

Pero el homenaje a La tejedora de coronas continúa. En el marco del IV Congreso Internacional de Literatura de Uninorte, próximo a realizarse en octubre, Araújo dará una charla sobre la novela, seguido de una muestra de danza alusiva, que será ambientada con los fragmentos de la exposición. Así mismo, en noviembre será conferencista y miembro del comité científico del coloquio La literatura comparada en el espacio francocolombiano, organizado por la Universidad de Nanterre, en París, que se realizará en honor al escritor cartagenero.

“Estamos en mora de dar a conocer a los nuevos lectores, especialmente del Caribe, un escritor tan extraordinario como es Espinosa, del que podemos aprender mucho en términos literarios y de cultura. Él veía el Caribe de una manera universal, cosmopolita. Su obra es una invitación a no encerrarse en lo regional, sino al contrario, es una apertura a todas las corrientes que han pasado por el Caribe”, puntualizó.

Por Oriana Lewis 

Más noticias Más noticias