CEDU: cinco años apoyando la labor educativa de los profesores
Publicado en: vie, 11 ago 2017 05:00:00 -0500
En cinco años, los expertos asesores del CEDU han acompañado a los profesores, brindándoles opciones para innovar en su enseñanza.

Además de una buena formación disciplinar en su área, actualmente los profesores necesitan usar herramientas innovadoras de enseñanza que les permitan mejorar su quehacer pedagógico y ayuden a sus estudiantes a aprender mejor.

Para apoyarlos en este proceso, los educadores de la Universidad del Norte cuentan con el Centro para la Excelencia Docente (CEDU), que cumple cinco años de acompañámiento a través de programas y servicios que apuntan al desarrollo de estrategias transformadoras para las clases, y al uso de recursos novedosos que motiven a los alumnos.

En media década de labores, el CEDU se ha convertido en un aliado para los profesores de las distintas áreas académicas. Solo el año pasado más de 640 participaron de alguno de los 25 programas que ofrece en sus cuatro unidades: tecnología para el aprendizaje, innovación en diseño de materiales, formación pedagógica docente e investigación en innovación.

La unidad de formación pedagógica cuenta con el mayor número de programas y servicios, siendo alrededor de 15. Entre ellos está el Diplomado en Docencia Universitaria, un proceso de formación que mediante 90 horas de trabajo teórico y práctico, actualiza a los profesores uninorteños en temas relacionados con su metodología de enseñanza y forma de evaluar.

Otro exitoso servicio ha sido el de las Comunidades de Aprendizaje, que son equipos de 6 a 15 docentes de distintas disciplinas, o de la misma, que se reúnen durante un año para profundizar e investigar sobre algún tema relacionado con procesos de enseñanza-aprendizaje. Por ejemplo, el cómo hacer evaluaciones más flexibles o saber más de la pedagogía en un área específica. Hace cinco años se inició con cuatro comunidades y hoy el número asciende a 16.

Según el director del CEDU, Eulises Domínguez, los nuevos conocimientos que se ofrecen a través de talleres, charlas, recursos tecnológicos, clubes de lectura y herramientas de innovación pedagógica le permiten a los docentes enriquecer las experiencias en sus aulas. Presentan de forma más clara los temas que resultan de difícil comprensión en sus clases, haciéndolas más participativas.

“Los profesores nuevos y también los que ya llevan más tiempo en la universidad pueden acercarse al CEDU para aprender a mejorar su propia práctica de aula y reflexionar sobre la manera en la que se aproximan al estudiante. Aquí van a encontrar desde programas extensos, hasta otros más personalizados en los que podrán repensar su manera de enseñar con ayuda de un asesor”, manifestó.

Domínguez también mencionó que entre las características que distinguen a los buenos maestros está la capacidad de presentar los conocimientos específicos de su disciplina con un lenguaje comprensible para sus estudiantes, así pueden “generar aprendizajes duraderos y significativos en ellos”. 

“Otra (característica) es que el  profesor pueda despertar en el estudiante el deseo de aprender a aprender, es decir, desarrollar habilidades metacognitivas, pensamiento crítico y las ganas de seguir conociendo más allá de lo que ve en clase”, apuntó.

Para conmemorar su lustro de existencia, el CEDU realizó a mediados de julio el Primer Encuentro Latinoamericano de Enseñanza-Aprendizaje en Educación Superior, que contó con la participación de seis conferencistas internacionales. Sin embargo la celebración continuará este segundo semestre, mediante otras charlas y talleres dictados por expertos, que entregarán nuevas perspectivas y experiencias a los profesores sobre cómo alcanzar la excelencia docente.

Por María Margarita Mendoza

Más noticias Más noticias