Contacto
Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.
Texto a identificar Refrescar CAPTCHA Refrescar CAPTCHA

Blogs Blogs

Atrás

El ‘monstruo’ que acecha al Caribe

 

Aún Texas no se recupera del huracán Harvey y otro potente huracán categoría 5 se acerca peligrosamente a Islas Vírgenes, Puerto Rico, La Española (R. Dominicana y Haití), Cuba y tal vez la Florida.

Durante los próximos días estaremos observando en las noticias nacionales los efectos y desastres que podría causar este nuevo huracán (IRMA, el noveno de este año). Hasta la redacción de este documento presenta vientos de casi 250 km/h y se mueve lentamente por el océano Atlántico.

De acuerdo al Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) se espera que llegue a las Antillas menores en la madrugada de este miércoles 6 de septiembre, cuya zona ha sido declarada en alerta de huracán (es decir su llegada es inminente) y a Puerto Rico hacia las horas de la tarde de ese día (Hasta ahora hay aviso, es decir se espera que llegue pronto). Aun no hay certeza si subirá de categoría, pero como ha ocurrido en otras ocasiones, es probable que la peor parte la lleve Haití, aun así todas las Islas mayores del Caribe están preparándose para los peor. Se espera que este sábado 9 llegue a la Florida y el gobierno ha emitido la orden de desalojo mas grande en su historia.

Para fortuna nuestra, el centro de este potente huracán está lejos de nuestras costas y es poco probable que haya algún efecto significativo en la costa Caribe colombiana. No descartemos los vendavales y tornados que que podrian desarrollarse por sistemas nubosos asociados de manera indirecta con los dos huracanes que existen en este momento en el Atlántico.

Irma ha sido el huracán que más tiempo ha sido categoria 5 desde que se tiene registro, incluso se midieron vientos de hasta 295 km/h, en promedio la rapidez con que compiten los autos de la fórmula 1.

Y aunque no es la primera vez que tres huracanes se formen en el Atlántico y Golfo de México, es la primera vez que tres huracanes importantes  (Irma, Jose y Katia) amenazan de manera  simultánea zonas costeras. José ya es categoría 4 y algunas Islas del Caribe volverán a sentir, en solo unos días, los efectos de la geoamenaza mas letal y devastadora del planeta Tierra.

Un físico y químico sueco mencionó (sin imaginárselo) lo que está pasando: hace 120 años,  Svante Arrhenius, en 1896 publicó uno de los primeros trabajos cientificos que describía la posibilidad de un aumento de la temperatura global, si las concentraciones de CO2 aumentaban. Como algo curioso, la comunidad científica no dio mucho crédito a tal pronóstico ya que las cantidades de CO2 en la atmosfera descritas por Arrhenius para darse tales cambios eran, en ese entonces, impensables. Arrhenius ganó el premio nobel de química en 1903 por otra investigación.

Como los huracanes son unos motores termodinámicos, es decir, su energía la obtienen de la evaporación del agua de mar (esto se llama calor latente de vaporización), hace una década algunos climatólogos publicaron una serie de articulos cientificos de los efectos regionales del calentamiento del océano y sus resultados fueron contundentes: en algunas décadas estaremos ante la amenaza de huracanes cada vez más intensos, empezaremos a ver transitar  los categoría 4 y 5 en el Océano Atlántico y Mar Caribe con mayor frecuencia y estos 'monstruos' como Irma llenaran los medios de comunicación cada año entre junio y noviembre.

¿Y nosotros?

En el GEO4 llevamos más de 10 años estudiando huracanes en el Caribe colombiano y hemos publicados varios articulos internacionales al respecto: las noticias no son buenas. El Archipielago de San Andres y Providencia es el lugar mas vulnerable de Colombia y como van las cosas yo no descartaría un Harvey, Irma o José en los próximos años sobre la Isla.

Del continente, la Guajira es la zona que está en segundo lugar, ya tuvimos una pequeña muestra con Matthew el año pasado.

En ciudades como Barranquilla, Santa Marta y Cartagena y toda la costa colombiana, los efectos del paso de un huracan de manera directa seria una situación que la colocaría en el mismo orden (o peor) del terremoto de Popayán o La avalancha de Armero,  sería muy dificil de imaginar y cuantificar la devastación que nos podría causar. La marejada arrasaría con las zonas costeras, los intensos vientos borrarían comunidades costeras que apenas tienen un techo de zinc en sus viviendas, y la lluvia causaría una inundación descomunal donde la desbordación de las fuentes hidricas arrasarían zonas enteras y se producirían deslizamientos de terreno por la saturación de humedad del suelo. ¿Recuerdan el último aguacero en la ciudad que duró 2 horas?, imaginense esa cantidad de lluvia por dos días seguidos y sin pausa. Esa es una de las cosas que pasan durante el ataque directo de un categoria 3 o 4.

Como anécdota les cuento que cuando estudiaba, viví el huracán George en Puerto Rico en 1998, un categoría 2 cuyo ojo era del diámetro de la Isla y fue una experiencia de vida. En 2008 regresé por asuntos de investigación con la UPR y encontré un aviso en la prensa que me llamó la atención: Hoy reabren las cavernas de Camuy, después de los estragos del huracán George. Es decir sólo después de 10 años este parque natural pudo recuperarse.

Dr. Arrhenius  su estudio pionero, qué causó mas detractores que adeptos, era cierto; pero se estimó que tardaríamos cientos o miles de años en poder alcanzar esa concentraciones, y fíjese, en solo 120 años ya se nos forman y amenazan tres huracanes devastadores al mismo tiempo.

Es el momento de incluir estos temas en la agenda científica nacional (aunque con el recorte presupuestal lo veo díficil) y Mr. Trump no nos venga a decir mañana en CNN, una frase similar a la de su colega colombiano: 

'' El tal calentamiento global, no existe''

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.