La Universidad del Norte de Barranquilla, desde el año 1997, constituyó como uno de sus proyectos de impacto social el Programa de Desarrollo Psicoafectivo y Educación Emocional, Pisotón, como un aporte a la construcción del ser, partiendo del conocimiento y comprensión del desarrollo psicoafectivo y todo lo que éste conlleva en el desarrollo humano. Resultado de una investigación doctoral, el programa es una herramienta educativa que presenta nuevas alternativas pedagógicas dirigidas a niños y niñas con el fin de prevenir y reducir las situaciones de riesgo generadas en su entorno socio-afectivo, tomando la familia, la institución y su comunidades como vínculo facilitador para alcanzar su salud y desarrollo integral.

Si queremos niños y niñas felices, resilientes, capaces de salir adelante, de enfrentar la vida con madurez, de afrontar sus conflictos de una manera adecuada, que sean cuidadores y protectores de su entorno, apostemos por garantizarles desde sus primeros años de vida una atención que propenda por un verdadero bienestar integral. 

Público

El programa trabaja de una manera articulada a niños y niñas, junto con sus figuras vinculares más importantes: 

  • Niños y niñas
  • Preadolescentes
  • Padres de familia.
  • Maestros, agentes educativos y cuidadores. 

20 Años transformando vidas.

En 2017 el programa cumple 20 años de trabajo en favor de la infancia. Estas han sido algunos de sus momentos más significativos:

  • 1997: Nace el programa como resultado de una tesis doctoral a cargo de la Dra. Ana Rita Russo, y se realizan las primera aplicaciones del Programa.
  • 1999: El Ministerio de Educación Nacional realizó las primeras evaluaciones al Programa y atiendan a familias víctimas del terremoto de Armenia.
  • 2001-2002: Bajo el modelo de Diplomado en Desarrollo Psicoafectivo y Educación Emocional, creado por la Universidad del Norte, se forman docentes y madres comunitarias en el país.
  • 2003-2006: El Convenio Andrés Bello enmarca el Programa dentro de sus mejores prácticas, y esto facilita que extienda su presencia a Bolivia, México y Ecuador.
  • 2008: Se firma un convenio con UNICEF.  Sigue expandiendo presencia en México
  • 2010: Se crean las cartillas “Nuestros primero encuentros afectivos y educativos”, material para trabajar con los padres de familia.   
  • 2011: Se lleva a un cabo un proyecto para la atención a familias damnificadas por la fuerte ola invernal en la Región Caribe.
  • 2012 - 2016: Fortalecimiento de alianzas público-privada para la formación de agentes educativos en diferentes departamentos del país. El Programa alcanaza una presencia en todos los departamento de Colombia y la formación de cerca de 22 mil agentes educativos.

Cifras de impacto

En Colombia ha llegado a todos los departamentos, beneficiando en sus 20 años de experiencia a:

  • 22.755 maestros, agentes educativos y cuidadores
  • Cerca de 67.600 niños, niñas y sus familias con la aplicación piloto del Programa.
  • Más de 5 millones de niños, niñas y sus familias con la institucionalización del Programa en las escuelas y centros de desarrollo.
  • Presencia en México, Ecuador, Bolivia y Panamá.