Filosofía y Humanidades Filosofía y Humanidades

El blog 'Tales por cuales' es uno de los espacios donde estudiantes y profesores del Departamento de Filosofía y Humanidades comparten sus textos que van desde la filosofía y pasan por la literatura, el arte, la política y demás intereses particuales de cada uno de sus creadores. 

 

 

 

Blogs Blogs

Atrás

El que no soy

Por: Carlos Pereira

                                                                                                                                              I 

Se odia y se le nota.


La sonrisa no le llega a los ojos, aprieta los puños frecuentemente, las ojeras delatan que no duerme.


Un resentido.


Pantalones sucios de tierra y ceniza.


Tufo a trago.


Cicatrices en el brazo izquierdo.


Trata de camuflarse.

 
No lo hace bien.


Pocos se dan cuenta.


A veces cree que de verdad lo intenta, al momento se da cuenta que solo actúa.


Se le ve mirando lejos.


No puede con todo.


Lo sabe.


No puede tirarse a un bus.


También.


Siente vergüenza.


Cuando lo miran a los ojos se ve transparente.


Tolera a los idiotas que no simulan.


Van por ahí felices, siendo.


“¡COMO HACEN!”


Pero hay unos que saben.


Y sus mentiras lo reflejan.


A esos les desea lo que a él.


Que en alguna noche oscura,


sin nubes y sin luna, se asomen al balcón.


A tomar tinto, una foto, o un plon.


Que la tranquilidad los invada y al momento…


Se acabo


Que una corriente lo atraviese y no deje nada salvo cristales manchados y un cuerpo quemado.


Sabe que es improbable, demasiado conveniente.


Lo más seguro es que llegue a viejo y muera lentamente.


                                                                                                                                            II
¿Qué es lo peor que le puede pasar a este tipo?


Está claro que se odia.


Sabe que a nadie le interesa.


Descarta sus metas una a una:


“Quisiera tocar la trompeta, mentira”


“Quisiera escribir, mentira”


“Quisiera…”


¿Qué es lo peor que le puede pasar?


Fantasea con entrar a una comisaría y disparar a lo gringo style,


que lo acribillen,


que lo tilden de yihadista o extremista de cualquier vaina.


Que al final se den cuenta que era un desequilibrado más.


Un deprimido.


Un reprimido.


Un imbécil que no sabe vivir.


Otro man en eterna crisis.


Otro tipo al que la vida es lo peor que le puede pasar. 


Con un constante “pobre de mí” que lo cansa a él y a cualquiera.


¿Qué se puede hacer con él?


Si se pudiera, lo más cruel seria hacerlo inmortal.


Que repita los días más que nadie.

 
Que de tanto repetir se dé cuenta de un orden.


Que se vea sumergido en una continuidad infinita.


Que se sienta estancado, y que sepa que no se puede bajar


Que en la condena de la repetición se dé cuenta que el mundo no es azaroso,


que hay una verdad.


Y  que con esta sea su pelea sin final.


Con esa verdad que le quiere decir quién es.


Hijo de...


Miembro de…

…Que se joda la verdad.

Siguiente
Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.