Las maravillas del cuerpo y del universo, lo más popular en el Túnel de la Ciencia
Publicado en: sáb, 12 mar 2016 14:25:00 -0500
Este escaner que muestra la temperatura corporal fue de las más llamativas para los niños.

Las niñas del Colegio Mayor de Barranquilla fueron de las primeras en disfrutar de una visita al Túnel de la Ciencia de la Sociedad Max Planck, que desde el viernes 11 de marzo está abierto al público en la ciudad.

Estas jóvenes conocieron antes que el resto de colegios de la ciudad y el departamento las estaciones de ciencia, tecnología e innovación de esta muestra, y se encontraron frente a frente con el mundo del mañana.

"Fue una experiencia nueva, única. Me sentí como si hubiera viajado en le tiempo y llegado a una nueva etapa del mundo, más avanzado que como se encuentra en este momento", contó entusiasmada Shaden Comas, de 15 años, quien cursa octavo grado.

Ella y sus amiguitas se maravillaron con las exposiciones interactivas, en especial el "escáner corporal" que a través de una pantalla mostraba sobre la imagen del cuerpo de cada participante algunos de los órganos vitales de los humanos en una imagen en tercera dimensión.

"También me gustó mucho que había una pantalla que mostraba la temperatura de nuestro cuerpo. Mi cara estaba roja porque estaba caliente y mis manos se veían verdes porque estaban frías. Eso me llamó mucho la atención y me gustó", añadió Valentina Vásquez, quien tiene la misma edad y cursa el mismo grado que Shaden.

En la parte animal, a Isabella Jiménez, de 13 años y estudiante de octavo, le llamó la atención el esqueleto expuesto de una esponja, mientras que para María Alejandra Miranda, de 17 años, lo más interesante fue la exposición sobre el universo, específicamente sobre los agujeros negros.

Otra cosa que asombró a esta joven de décimo grado fue la gran cantidad de conocimiento que estaba concentrada en el lugar.

"Todas las investigaciones que tomaron tantos años, de personas muy inteligentes, las podemos tener a la mano. Somos privilegiadas al tener toda la recopilación de la información, sabiduría, inteligencia y años de estudio de esas personas que tanto se esforzaron para que hoy nosotros podamos tener un concepto claro de esas cosas. Eso nos impulsa a querer descubrir", dijo.

Su compañera de grado, María Camila Barceló López, de 15 años, siente que la experiencia abrió su mente ante las posibilidades que permite la ciencia y la tecnología.

"Lo que más me llamó la atención fue la MicroCity, porque pude ver ahí la ciudad que somos capaces de crear, ahí vemos plasmado el futuro", añadió la joven, quien invitó a todos los niños y jóvenes que visitarán la feria que vengan con toda la disposición para aprender, "para que no salgamos de aquí igual que como entramos, para que salgamos con una mente científica".

Por Melissa Zuleta Bandera