Saltar al contenido
Sobre Nosotros

buscador

El Proyecto Yo leo es una iniciativa que busca promover, a través de la lectura el desarrollo de la creatividad, imaginación, ciudadanía y pensamiento crítico para la construcción de un proyecto de vida. Este trabajo se realiza con niños y niñas de la ciudad de Barranquilla (Colombia) de comunidades vulnerables. Sus edades están comprendidas entre los 4 y 12 años, muchos de estos sectores se encuentran en condición de pobreza, violencia y escaso acceso a la educación, aspectos que se buscan invertir a través de la lectura dinámica y el juego.

La propuesta se lleva a cabo en la comunidad de Loma Roja, ubicada en el Barrio Me Quejo en Barranquilla, Colombia. Para la realización de este proyecto se cuenta con el apoyo de madres comunitarias y líderes del barrio, quienes están siempre prestos a apoyar el trabajo realizado por el programa Univoluntarios de la Universidad del Norte. Así mismo las entidades aliadas brindan un apoyo en el diseño, planeación y ejecución de actividades que estén acordes a los objetivos del proyecto, permitiendo impactar más niños por año.

lEE NUESTRAS bITÁCORAS lEE NUESTRAS bITÁCORAS

Cuando llegábamos cada sábado a la isla nos encontrábamos con las niñas y niños ya reunidos esperando que llegáramos. Comenzábamos, entonces, agrupando a los niños por edades para que participaran en los diferentes talleres: de lectura, de arte y de teatro. Cuando terminaba cada actividad, rotaban para participar en las demás. En el primer taller se hacía mediación en lectura, la profesora encargada leía un cuento y luego presentaba una actividad sobre este a los niños y niñas. En el taller de arte, el profesor proponía actividades que involucraban dibujo y pintura, aquí era donde yo colaboraba como voluntaria. Para las madres también había talleres de orientación psicosocial y de creatividad, en estos y en el de teatro no tuve la oportunidad de participar pues estaban acompañados por otros de mis compañeros voluntarios.

Los profes llevaban los materiales y las actividades se realizaban basadas en un componente de valores que favoreciera las competencias ciudadanas con el fin de ofrecer opciones de potenciación de las habilidades propias de cada niña y niño, asimismo, les permitía poner en escena su creatividad. Considero, también, que el hecho de que se llevaran una gran variedad de libros y cuentos a disposición de los niños y niñas abría la posibilidad de que ellos tuvieran opciones para elegir y leer. Se notaba que a los niños les gustaba participar, todo el tiempo estaban muy dispuestos  y expectantes por lo que se realizaría cada sábado.

Como aspecto por mejorar, creo que es importante permitir al niño o niña expresar su creatividad y que no tenga que, necesariamente, realizar las actividades (como dibujos, etc.) tal y como los adultos dicen que todos la deben hacer. Hay que dejar que cada uno se exprese y se descubra valorando el hecho de que cada uno de ellos y ellas es diverso.  Por lo demás, creo que el proyecto ha tenido un impacto positivo en la comunidad y que, sin duda, no se realiza en vano.

Érase una vez es un proyecto el cual me permitió aprender y a la vez involucrarme mucho más en la situación que se está vivenciando, pero que muchas veces ignoramos, porque estamos de cierto modo enfocados en lo de nosotros y de esta forma no nos damos cuenta que existen necesidades bastantes significativas y que no tienen que ver necesariamente con lo material, aunque este factor tampoco se puede ignorar. Para mí esta fue una experiencia enriquecida, por medio de la cual pude aportar, pero que además esa comunidad (la isla) también me aportaba de una u otra forma en mi aprendizaje y en mi formación como futura profesional.

La isla es una comunidad, la cual siento que dio un buen recibimiento al proyecto colaborando y aportando también hacia una mejora, los niños para mi parecer son un excelente ejemplo de los avances que proyectos como estos proporcionan, apoyándose más que todo en las carencias que suelen ser muy evidentes y que con un granito de arena podemos ir superándolas.

YO LEO, atiende a una de estas carencias ,considero que es una excelente estrategia para fomentar la lectura y enseñar a los niños aprovecharla al máximo, de manera constructiva, permitiendo emplear su tiempo libre en actividades que aporten a su formación, pero además pienso que sería muy gratificante y muy bueno fomentar más los valores en estas comunidades que tanto lo necesitan, más que todos los niños, ya que estos crecen en un ambiente bastante cargado de situaciones complejas donde se ven involucrados sus seres más allegados y que muchas veces estos niños no entienden el por qué sus papás se están golpeando o su papá pelea con el vecino bruscamente, sino que simplemente adoptan estas conductas, produciéndolas más luego en sus relaciones con sus compañeros o amigos y viendo esto como algo normal y que es común que pase.

Entonces, si bien es importante proyectos como estos que ayuden a los niños a ampliar conocimientos, además que permiten compartir, permiten ayudar, también es importante reforzar la parte de convivencia, ya que de esta se desprenden múltiples factores que influyen en la vida social y que son de mucha importancia evaluar y atender.

Gracias al voluntariado que presta la universidad del norte tuve la oportunidad de participar en uno de sus proyectos conocido como " yo leo" trabajando principalmente en la comunidad la isla. Al empezar el proyecto tuve la oportunidad de visitar otra oportunidad llamada " loma roja" prontamente conocí la isla y supe que al tener que escoger una de las dos me iría más con la isla porque personalmente veo más necesidad de trabajo de acompañamiento tanto como loma roja pero mi interés se guiaba más con la isla, al principio me sentía algo curiosa y rara porque era la primera vez que hacia un acompañamiento y más por las condiciones en las que se encuentran pero poco a poco me fui insertando más e iba todos los sábados sin faltar conocí varias personas en la isla cada día viendo más su necesidad y lidere por un momento la búsqueda de comida y de ropa que otras personas no usaban para regalar gracias a toda la colaboración salieron alrededor de 22 mercados y 8 bolsa de ropa y zapatos y más aún tuve la iniciativa de buscar una forma de recreación  donde los niños y mamas se sintieran por un día consentidos y pudieran conocer  algo diferentes a lo que ellos conocen como fue la ida de divercity los niños conocieron todas las carreras y salieron de lo que para ellos podía ser normal como cuando ser grande simplemente querer " sembrar cilantro" como un niño manifestó.  

Pienso que esta experiencia se debe de reabrir no sería pertinente decir que  todas las personas que comenzaron desde el principio se encuentran porque no es así pero siento que con las que se quedaron se ha hecho un cambio diferente, su forma de comportarse con sus hijos y su manera de percibirse y vestirse pienso que ha sido el cambio mas grande recuerdo el día en que todos  decidimos hacer buñuelos y tuvimos un día de recreación, donde ellas decían con que no se sentía cómoda y la psicóloga en ese momento que me parece gran profesional iba cambiando ese autoconcepto pobres que ellas tenían. Hago un alto para que sepan que me intereso trabajar con las madres gestantes y lactantes trabajar con los niños hasta los 3 años mientras ellas se tomaban un tiempo para hablar con la psicóloga o aprender manualidades. Llevo actualmente 3 sábados que no he podido asistir a la isla por motivos que se canceló el contrato y tuvimos la idea de ir por cuenta propia con nuestros propios recursos pero fui casi imposible porque muchas veces las meriendas que le llevamos a ellos es su único  sustento en el día pero lo mejor de todo y esta es la principal razón por la que se  debería reabrir es por el INTERES que muestran los niños que trabajan con la lectura para que vayamos, una niña siempre llama para saber si vamos hasta un día que llovió  busco otro lugar para ir ya que donde  íbamos siempre estaba llena de barro , en su única forma de diversión con un libro con una actuación en el teatro o su única manera de colorear porque creo que en el colegio no cumplen esa función además que sus colegios de manera personal no cumplen papel de acompañamiento y de estudios si no simplemente llegar a clases y recibir la mala cara de una profesora.

La lectura en si es la única base que ellos tienen para generar un pensamiento una forma de estimulación donde crean imaginan nuevas   cosas y si se han hecho grandes cambios  en su vocabulario o en sus modales gracias a esta pienso que demuestra los grandes cambios.

Por ultimo querer mencionar el papel fundamental e increíble que hacen los gestores de todo esto como es la biblioteca piloto infantil con sus funcionarios la psicóloga (bleydis) la prof rosiris, claudia, profesor nitho, nurys, luz  y elizabeth que tienen lo que se necesita la sensibilidad humana y no importa que no les paguen a tiempo, primeras personas que sin plata que sustenta su hogar van y prestan el saber que tienen. 

ASPECTOS A TENER EN CUENTA SI DESEAS QUE TU HIJO HAGA PARTE DE YO LEO

  • Su hijo debe tener entre 5 y 13 años. No se aceptarán niños que estén fuera de ese rango de edad.
  • Les agradecemos que sus niños asistan a las actividades con buena presentación personal (bañados, peinados, limpios y con zapatos).
  • El horario de trabajo es de 9:00 a.m. a 11:00 a.m. los días sábados. Por favor ser puntuales en la llevada y recogida de los niños
  • Se llevará un control de asistencia cada sábado, por lo que los niños que se han inscrito son los únicos que pueden participar de las actividades. No se aceptarán niños que no se hayan inscrito con anterioridad. Hay un cupo límite.
  • Favor no dejar que los niños lleven objetos distractores ni cortopunzantes (trompo, juegos de azar, bolita de uñita, navajas o algo parecido).
  • Si los niños no tienen un comportamiento adecuado, se les suspenderá por un sábado.

¡TODO ESTO LO HACEMOS POR EL BIENESTAR DE TU HIJO Y POR ESO QUEREMOS LO MEJOR PARA ELLOS!

Vigilada Mineducación

Km.5 Vía Puerto Colombia - Tel. (57) (5) 3509509 - Área Metropolitana de Barranquilla, Colombia © Universidad del Norte