Roberto Hernández

 

¿QUIÉN ES EL CONSEJERO ESTUDIANTIL?

Economista y Comunicador Social y Periodista de la Universidad del Norte. Combinando dos profesiones pudo desempeñarse durante varios años en el campo del periodismo económico, con el propósito de ofrecer y comunicar de manera clara y sencilla aspectos relevantes de la economía.

 

¿QUIÉN ES ROBERTO HERNÁNDEZ?

Una persona comprometida con la labor social, pensando que es posible hacer cambios importantes en las otras personas desde acciones sencillas que van en el actuar coherentemente y pensar en la excelencia.

Amante del deporte, la lectura y del teatro. Ligando mi desarrollo personal con el crecimiento cultural de la sociedad. 

 
Atrás

5 pasos para hacer amigos y ser más sociable en la universidad

 

Por: Roberto Luis Hernández, Consejero Estudiantil

 

Quisiéramos tener esa fórmula mágica para caerle bien a todo el mundo, convertirnos en “monedita de oro” y ser aceptados en la sociedad. Con la receta ideal nos ahorramos tantas palabras bonitas y de inmediato iríamos a los hechos: conseguir más amigos.

Primer paso: no hay tal listado y, dado que tenemos diferentes personalidades, lo que aplica para algunos no funciona para otros. No te sientas engañado por el titular, hablaremos de pautas que son muy útiles al momento de conservar buenas amistades, pero debemos quitarnos ese rotulo de querer seguir un manual que muchas veces no nos va a servir, además tener claro que no se trata de buscar amigos como si estuviéramos llenando cupos en nuestra lista de amistad.

El segundo paso: crear amigos y en lugar de buscarlos. De acuerdo con Elkin Cabrera Vergara, Magister en psicología clínica de la Universidad del Norte, las amistades no se buscan, sino que se crean y se forman vínculos que luego podemos ponerle ese título. “La dinámica en que te conectas con el otro, lo conoces y vas encontrando puntos afines y posibilitando sentimientos de confianza que te llevan a determinar si esa persona es o no un amigo.” 

Tercer paso: Relacionarse sin ningún interés. Si entablamos amistades por interés, o esperando algo a cambio, al cabo de un momento esa persona no cubrirá esas necesidades y terminamos dejándolo. En últimas resultaría como si usáramos a esa persona. Pero si, por el contrario, nos relacionamos y nos hacemos amigos de ellas por lo que son y no por lo que nos dan, la amistad perdura. Terminas aceptándolo tal y como es, independientemente que no respondan a tus necesidades.

Cuarto paso: Los amigos necesitan tiempo de calidad. Dos personas sentadas en la misma mesa están juntas, pero no quiere decir que estén necesariamente relacionadas. Según Gary Chapman, autor del libro los 5 lenguajes del amor, “la unión tiene que ver con una atención completa entre los dos”. 

Tomando el ejemplo del autor, cuando un joven está en el patio haciendo rodar una pelota hacia su amigo, su atención no está concentrada en la pelota sino en su amigo. Por ese breve momento están juntos. Pero, si ese joven está hablando por teléfono mientras hace rodar la pelota, su atención está diluida. 

Quinto paso: es que para conservar amigos es importante dar regalos y hacer actos de servicioconforme nos explica Chapman, un regalo es algo que usted puede tener en su mano y decir: “Mira, él estaba pensando en mí”, o “Ella estaba pensando en mí”. “Usted debe pensar en alguien para darle un regalo. El regalo mismo es un símbolo de ese pensamiento. No importa si cuesta dinero; lo que importa es si usted pensó en él”, agrega.

No hay receta mágica ni lugar especial para encontrar amigos, tampoco resulta imposible entablar nuevas amistades y conservarlas. Es fundamental estar abiertos a conocer nuevas personas y sin ningún interés. Los amigos no se buscan, se crean.