Blogs Blogs

Atrás

Leydis Maestre Matos, un ejemplo de superación y resiliencia

La samaria Leydis Maestre Matos, actualmente es egresada de dos programas académicos de la Universidad del Norte: Del MBA: Maestría en Administración de Empresas (2014) y de la especialización en Gerencia de Empresas Comerciales (2009), y está próxima a graduarse del doctorado en Administración, el 26 de junio de 2020. Además, es Ingeniera Industrial y especialista en Gestión de Proyectos de la Universidad del Magdalena.
 
Su experiencia profesional ha estado distribuida entre ser empresaria y al mismo tiempo docente universitaria en la Universidad del Magdalena. Comenzó a trabajar desde muy niña, ayudando a su mamá en el pequeño taller de confecciones, empacando prendas, alistando pedidos y a medida que crecía, su responsabilidad en el taller era mayor; hasta tal punto que ya en la universidad y en su proceso de formación como Ingeniera Industrial aprovechaba cada asignatura y ponía en práctica lo aprendido en la empresa. De acuerdo con la egresada, era casi como si tuviera su propio laboratorio en casa.  
 
“Esto hizo que mis conocimientos fueran más profundos y que nunca se me olvidara lo aprendido. Desde el año 2009 decido impulsar el taller y convertirlo, junto con el apoyo de mi hermana y mi madre, en una empresa totalmente innovadora que utiliza tecnología de punta y que se preocupa siempre por su desarrollo tecnológico.  El año pasado participamos en una convocatoria nacional de Innovación y nos ubicamos en el primer puesto en el departamento del Magdalena, un gran logro para nosotras”, indicó Maestre Matos.
 
Por otro lado, la Universidad del Magdalena le abrió la puerta para ser docente universitaria y desde el año 2009 ha estado vinculada a la Facultad de Ingeniería, impartiendo diversas materias relacionadas con la formulación y gestión de proyectos; así como cátedras relacionadas con emprendimiento. “Me gusta mucho mi perfil docente, porque puedo compartir más que conocimientos adquiridos de un libro, mis experiencias de vida como empresaria.  Así como ver la academia desde la óptica de un empresario”, dijo.
 
Leydis, expresó que siempre le ha gustado formarse y dar lo mejor de ella.  Por eso, gracias a diferentes becas obtenidas ha podido estudiar tanto en la Universidad del Magdalena: Pregrado y posgrado; como en la Universidad del Norte, con el doctorado pagado por Regalías del departamento del Magdalena y ha realizado las pasantías internacionales: Erasmus.
Muestra de superación y resiliencia
 
“Cada una de las aristas donde me desempeño requieren de mucha resiliencia y constancia, no dejarse derrotar por cada uno de los obstáculos que se le presentan. El sector empresarial y la vida personal te ponen pruebas a diario; por ejemplo, hoy día lo estamos viviendo con la Covid-19.  Realmente ninguna empresa estaba preparada para esto. No estaba escrito en ningún libro, ni en ningún papel.  Sin embargo, aquí estamos, afrontándolo y no nos dejamos caer nosotros como empresarios y mucho menos a nuestros trabajadores que dependen de nosotros”, manifestó.
 
 De acuerdo con la empresaria les ha tocado convertirse, adaptarse, acostumbrarse a que la mitad de la empresa trabaja desde casa y la otra trabaja por turnos en el sitio de trabajo.  A valorar aún más a los clientes, pero al mismo tiempo no dejar a un lado la presencia en el mundo digital.  “Recuerdo que cuando empezó la Covid-19, lo primero que hicimos fue suspender todos los pedidos de uniformes y dedicarnos a fabricar tapabocas y trajes de bioseguridad, es lo que se necesitaba en dicho momento.  Este cambio de chip y adaptación de la producción a las necesidades del mercado, es lo que te hace sobrevivir como empresa”, expresó.
 
Para Maestre, el mundo académico es un poco diferente, pero de igual forma siempre pone en juego la resiliencia y las ganas de salir adelante.  El doctorado, por ejemplo, juega mucho con las emociones, es una montaña rusa: Un día te ganas el premio de la mejor propuesta doctoral y al día siguiente recibes la noticia de que tus artículos son rechazados porque no están bien fundamentados; un día tienes listo el modelo matemático y la tesis, pero al día siguiente tu tutor o pares amigos te dicen que eso no es ningún modelo matemático, que debes empezar desde cero. Ahí está la tenacidad, las ganas de sacar un proyecto adelante y la resiliencia.
 
En la academia, la egresada, hace parte de un equipo académico, en donde han formulado varios proyectos de investigación y han ejecutado otros, teniendo siempre presente el aporte al conocimiento y a cerrar brechas entre lo teórico y lo práctico. 
 
Uno de los objetivos de Leydis es integrar la academia con lo organizacional: “Realmente si es posible integrar los dos. Además, pienso que es el deber ser, ya que, a pesar de ser dos mundos tan distintos, deben tener una ardua comunicación entre ellos para que se cumpla el objetivo de cada día “ser mejor” como individuo que haces parte de una sociedad y como organización que ayuda a la sociedad.  El objetivo de las empresas es: Vender más para obtener mejor rentabilidad.  El objetivo de la academia es: Aportar conocimientos que puedan ser útiles por la sociedad. Sin embargo, últimamente el sector académico está bastante limitado a la cantidad de artículos que deseo y puedo publicar, a veces, disminuyendo la calidad del aporte. En mi caso particular, toda la formación académica me ha ayudado a potencializar la empresa, a presentar proyectos de innovación y de investigación que me permita obtener recursos y financiación para su desarrollo. De igual forma, el desarrollo de estos proyectos y de mi trabajo como empresaria, me genera criterios para enseñar a mis estudiantes con propiedad, contrastando la teoría con la práctica de forma permanente.  Así mismo, los resultados obtenidos en la práctica, son plasmados a través de artículos y compartidos en el mundo académico.  De esta manera, integras dos perfiles o dos mundos que desde una primera perspectiva parecen estar distantes”, indicó.
 
Proyectos, reconocimientos y certificaciones
 
Con la empresa de confecciones iniciarán en Julio el desarrollo de un proyecto financiado por Colciencias, para hacer una plataforma de realidad virtual para el diseño de ropa y la automatización de todo el proceso productivo.  Propuesta que fue catalogada como la número 1 en innovación en el departamento del Magdalena. 
 
“Queremos posicionar la empresa a través de una nueva marca no sólo a nivel local, sino a nivel nacional e internacional. Nuestra marca se llama Lady Outfit y vende uniformes con telas que brindan mayor protección a quien las usa, así como el desarrollo en línea del diseño de la prenda con realidad virtual. Con relación al mundo académico, quiero seguir aportando a través del desarrollo de proyectos de investigación y de innovación al mundo, por lo pronto, culminaré la escritura de los artículos producto de mi tesis doctoral y socializaré los resultados en los sitios/eventos en donde pueda hacerlo”, sostuvo.
 
Dentro de sus reconocimientos personales: Además de estudiar becada por obtener el primer puesto durante su carrera como Ingeniera, ha recibido 3 becas para el desarrollo de sus posgrados: 1 para la especialización, 1 para el doctorado y la última para las pasantías doctorales.
 
Sobre nuestra egresada destacada
Un punto para resaltar de su vida personal es el ser madre. “Mi hija es mi motor, es mi vida, es mi todo. Se lleva por delante cualquier título académico obtenido o cualquier éxito empresarial que tengas; es ahí donde ratificas que lo más importante es ser persona y ser humana”, exaltó.
  
Su sello Uninorte, es el sentido humanístico y emprendedor que tanto enseñan y promueven en el proceso de formación académica. Para ella, mucho de los logros alcanzados profesionalmente son gran parte a su formación en Uninorte. “Realmente Uninorte transforma personas, transforma vidas.  Como mencioné anteriormente, no solo es el proceso de formación académica, es el proceso de formación integral que recibes.  Los profesores que se convierten en padres académicos para uno y que le dan a su estudiante lo mejor de sí; tanto que se convierten en tu ejemplo de vida”.
 
Entre sus recuerdos especiales por su paso por Uninorte se encuentra su formación como Doctora. “En las reuniones con mi tutor Jahir Lombana entendí que todos somos ignorantes en algo y que nadie es sabio por completo; por lo que siempre debes tener una total disposición de aprender y mucha humildad, porque realmente no te la sabes toda; pero cuando estás convencida de tus ideales, debes defenderlo con argumentos y apoyados de gigantes (personas relevantes que sepan más que tú del tema). Nunca voy a olvidar cuando mi tutor me decía que la tesis de un doctorado es como una espiral, das vueltas, vueltas y vueltas, pero cuando quieres ver ya saliste y no te diste cuenta”.
 
Sus cinco razones que la hacen decir con orgullo #SoyEgresadaUninorte:
 
Porque además de formarme como Doctora me ayudó a desarrollarme como persona, a ser realmente humana.
Porque me dio bases para emprender, para nunca rendirme, para tener siempre resiliencia.
Porque me dio la oportunidad de conocer seres humanos tan especiales que han aportado infinitas cosas en mi vida.
Porque te permite ver más allá de tus fronteras cercanas, es decir te internacionaliza no sólo en espacio geográfico, sino en tus ideas.
Porque digo con orgullo que tuve excelentes docentes y un excelente tutor en mi proceso de formación.
 
“Aprendí que el ser Doctora más que un título es un compromiso de aportar día a día a la sociedad en la generación de conocimiento. Pero que estos conocimientos lo puedes trasladar al mundo empresarial y que, a pesar de ser dos mundos tan distintos y tan aislados, puedes encontrar puntos de convergencia entre ellos”, Leydis Maestre Matos.
Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.