Blogs Blogs

Atrás

Luis Orellano, un egresado Uninorte que lucha contra el covid-19 desde las fuerzas armadas de Canadá


Luis Fernando Orellano Castillo, egresado del programa de Administración de Empresas (1998), es hoy teniente de logística en las Fuerzas Armadas de Canadá y gerente sénior del banco Scotiabank del mismo país. Luis se encuentra entre los más de 2.500 soldados, regulares y de reserva, que hacen parte de la Operación Láser en la lucha contra el Covid-19. 

En diciembre del año pasado, el MEDINT, medical intelligence, informó al Ministro de defensa de Canadá la situación que se venía respecto a la enfermedad del Covid-19. En ese momento el gobierno decidió formar varios grupos de gestión, los LRU, local response unit, en varias ciudades del país. El LRU Toronto es el grupo del cual hace parte Luis en la operación, este se encarga de ayudar y apoyar en cualquier cosa que necesite el gobierno a nivel local, provincial o federal. Entre esas necesidades están: el envío de equipos de protección personal, de equipos de respiración y de seguridad donde estos sean requeridos. 

Luis es el encargado de manejar toda la parte logística y financiera de la operación, acción que llega a su fin este mes. En una ocasión, el ejército tomó mando durante unos meses en algunos lugares donde había personas de tercera edad infectadas con el virus con el fin de ayudarlos. “En un principio nos dijeron que cuando saliéramos de allí nos teníamos que quitar el uniforme ya que la gente se podría asustar, pero llegó un punto en el que no había tiempo de descambiarse y cuando salíamos a la calle la gente se acercaba a agradecernos por lo que estábamos haciendo”. 

Esta experiencia ha sido de gran satisfacción para Castillo ya que le ha enseñado a ver hasta qué punto el humano es frágil y necesita de otros, aunque Luis considera que el proceso fue fuerte por las largas jornadas de trabajo asegura que está situación los ayudó a unirse como grupo mucho más. “Es algo hermoso ver el agradecimiento de las personas porque los estamos cuidando, incluso a costo de nuestra propia salud”.

Sobre nuestro egresado 

Después de haberse graduado de Administración en la Universidad del Norte, Luis trabajó en el área de cobranzas de Generoso Mancini, sin embargo su meta siempre había sido irse para Canadá. Orellano salió de Colombia a Estados Unidos para aprender inglés durante dos años, motivado también por aprender la cultura de este país. En 2002, Luis se mudó a Canadá y empezó a trabajar en una compañía de cobranzas, pero esta vez desde el centro de contacto telefónico: “en Colombia era jefe de cobranzas pero aquí me tocó volver a empezar desde cero”. 

No obstante, poco a poco Luis fue escalando en su carrera profesional. Primero trabajó en el banco CIBC, Canadian Imperial Bank of Commerce, y de ahí dio el brinco al banco Scotiabank donde trabaja actualmente y lleva más de 12 años laborando, pasando por ventas y servicios, soporte operacional, proyectos, entre otros; para llegar a ser Gerente Senior manejando la data del banco. Ya que Orellano hace parte de la reserva del ejército, tiene que ir una vez a la semana y un fin de semana al mes para entrenar. Luis realizó una maestría en Gestión empresarial en la UCW, University Canada West, también hizo una especialización en Proyectos internacionales en la Universidad de Toronto aparte de varios cursos militares avanzados en logística y finanzas.

También hizo parte del Colegio Militar Acoolsure de Barranquilla, del cual se siente feliz de haber estudiado allí y que le permitió, hoy en día, poder ver las diferencias que caracterizan a los ejércitos de cada uno de los países. “Son culturas totalmente diferentes, en Colombia el ejército es mucho más rígido que en Canadá, en Colombia tenemos que buscar nosotros mismos los recursos para podernos defender, acá no”. Al final, Luis considera que es cuestión de diferencias culturales que se ven reflejadas en la forma de manejar los ejércitos.

Por último, Luis cuenta que su meta es lograr ser peacekeeper, mantenedores de paz, para eso está terminando un curso específico y esperar a ser escogido. También se encuentra muy agradecido con la institución que lo formó “le debo todo a la Universidad del Norte, cuando ingrese tenía muchos sueños y la carrera me abrió las puertas para lograr muchos de ellos, le debo también a muchos profesores como José Moreno Cuello y Liyis Gómez Núñez quienes tuvieron gran influencia en mí”. Agrega que extraña su país y el calor humano que lo caracteriza.

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.