Perspectivas de la evaluación de la calidad de la educación en Colombia

 

Elaborado por: Jorge Valencia Cobos. Coordinador del área de investigación del OECC. Email: javalenciac@uninorte.edu.co. 

A raíz de la presencia de un nuevo entorno resultado de la globalización, la búsqueda de la competitividad y los compromisos adquiridos por los países en materia de erradicación de la pobreza, la educación cobra cada vez más importancia para el desarrollo económico y social, debido a que la mejora en los indicadores de este sector, en especial aquellos aspectos relacionados con la calidad del servicio educativo, se constituye en un factor determinante en la materialización de ventajas competitivas de cara a un mundo cada vez más entrelazado económica y culturalmente.

La calidad de la educación está relacionada con la capacidad de los sistemas educativos para dar respuesta a las necesidades de la sociedad; es decir, la forma como se logra  preparar a los estudiantes para afrontar con posibilidades de éxito los retos que encontraran a lo largo de la vida en  diferentes campos: personal, familiar, religioso, social y profesional.  En este sentido, la medición de la calidad de la educación debe girar en torno a  dos ejes fundamentales: el desarrollo cognitivo y el desarrollo afectivo y creativo.

En cuanto al desarrollo cognitivo se cuenta con las pruebas de conocimiento estandarizadas (SABER, PISA, etc.) las cuales están diseñadas para reconocer competencias escolares o académicas de los estudiantes, siendo este tipo de mediciones el eje sobre el cual tradicionalmente ha girado la evaluación de la calidad de la educación en Colombia. Tomando como base los resultados de las instituciones educativas del país en este tipo de mediciones (a nivel interno y externo) encontramos muy pocos avances significativos en torno a la calidad Educativa en la última década, siendo esta situación  una de las mayores preocupaciones de la política educativa nacional en la actualidad.

En esta línea el Instituto Colombiano para la Evaluación de la Educacion (Icfes) ha venido ajustando de manera sostenida los tipos y metodologías de evaluación de los estudiantes para dar cuenta de mejor manera el desarrollo de las competencias de los estudiantes en los diferentes niveles educativos en los cuales se subdivide el sistema educativo colombiano. Como resultado de este proceso, en el segundo semestre de 2014 se realiza un ejercicio de alineación de las pruebas Saber a través de un cambio sustancial a la estructura de la prueba aplicada en 11° con el propósito de realizar un seguimiento a la evolución de los resultados de estudiantes e instituciones educativas y medir los avances en los ciclos y niveles educativos. Asimismo el ICFES avanzó en el año 2015 en la aplicación y socialización del Índice Sintético de Calidad y en la realización de un primer piloto de las pruebas Saber 3°; 5° y 9° haciendo uso del computador como herramienta de diligenciamiento.

Estas nuevas metodologías y procedimientos de medición propuestos por el Ministerio de Educación Nacional y el ICFES se constituyen en avances significativos en lo que respecta a la mejora en la medición del desarrollo académico de los estudiantes. En primer lugar, estas reformaras aciertan en enfocarse hacia el progreso y eficiencia de las instituciones educativas en los diferentes niveles que atienden. En segundo lugar, estas modificaciones a la estructura de la evaluación se alinea con los esfuerzos que a nivel nacional se han desarrollado para para promover el uso de las TIC en todos los ámbitos de la sociedad, es notable el aumento de los niveles de inversión público con el objetivo de aumentar la disponibilidad de herramientas tecnológicas al servicio del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Muy a pesar de estos avances, Colombia se encuentra en deuda en la concertación a nivel social de nuevas formas de evaluación en el cual se representen de forma integral aquellos aspectos internos y externos al sistema que influyen sobre la calidad educativa. La medición de la calidad en la educación debe ir más allá de los resultados de en las pruebas de conocimiento, tal como lo propone la Unesco el examen de los elementos principales de los sistemas educativos, así como de su interacción, nos permite efectuar una descripción útil para coadyuvar a la tarea de entender qué es la calidad, supervisarla y mejorarla. Por lo tanto cualquier aproximación, hacia un diagnóstico sobre la calidad de la educación deberá considerar las características de los estudiantes, su contexto, aportes materiales (planta física) y humanos (docente), las características de los procesos de enseñanza y aprendizaje, así como los resultados (aprovechamiento escolar).

En este sentido el reto se encuentra en alinear los esfuerzos de toda la sociedad para mejorar aquellas condiciones que de una u otra forma intervienen o afectan la forma en que es prestado el servicio educativo.

Comentarios
Añadir comentario
<a href="http://www.prueba.es">test</a>
Publicado el día 21/09/15 8:00.