EDUCACIÓN EN TIEMPOS DE CRISIS. CIENCIA Y VALORES

Este análisis hará parte del contenido que se expondrá durante la Cátedra Global, que se desarrollará en el marco de la Cátedra de las Américas. La invitación a esta experta ha sido liderada por el profesor Rafael Amador-Rodríguez del Instituto de Estudios en Educación (IESE), cuyo campo de investigación es en la Didáctica de las Ciencias Naturales.

 

Por:

Mario Quintanilla Gatica

Pontificia Universidad Católica de Chile

mquintag@uc.cl

 

El impacto que ha provocado la pandemia a nivel planetario ha sido de tal magnitud que nos ha dejado desconcertados, no solamente por su naturaleza y la velocidad como se ha diseminado la enfermedad a nivel global, sino que también ha dejado al descubierto y desnudado de manera dramática, las tremendas brechas sociales existentes en todas las geografías y latitudes, la persistencia histórica del inequitativo y asimétrico acceso a los beneficios de la ciencia y la tecnología de las grandes mayorías de nuestros países.  Basta un análisis instrumental y discreto, para darnos cuenta que las políticas públicas en ciencia y tecnología y los beneficios directos que provienen de ella, tales como acceso a la salud y a los medios digitales están desigualmente distribuidos; esto se traduce en inequidad e injusticia entre países y dentro de ellos se conoce la existencia y permanencia de grupos excluidos del conocimiento científico y tecnológico así como del uso de sus beneficios, exclusión por pertenencia a etnias, grupos sociales o  etarios y distancias geográficas (centro -periferia; ciudad-campo).

 

En esta presentación, comparto desde mi experiencia como docente e investigador en didáctica de las ciencias experimentales la natural relación entre ciencia, valores  y educación. Resulta evidente que asistimos a un ‘cambio de época y no a una época de cambios’ y ello, tiene consecuencias inmediatas para los procesos educativos, particularmente aquellos en que la articulación con la ciencia, la tecnología, la sociedad y la cultura encuentran su convergencia más genuina y prometedora, para una intervención y transformación social urgente y necesaria, como nunca en la historia humana y ello depende de cuáles son los valores que nos comprometen con el futuro.

 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.