Saltar al contenido
Carousel bootstrap 3 with 2.3.2 style and swipe compatibility - Bootsnipp.com

Todos los blogs Todos los blogs

Egresados Uninorte
Mensajes: 470
Estrellas: 3
Fecha: 20/09/21
Programa Sábado del Docente
Mensajes: 22
Estrellas: 1
Fecha: 18/09/21
Manuel Eduardo Moreno Slagter
Mensajes: 108
Estrellas: 1
Fecha: 16/09/21
Universidad Incluyente
Mensajes: 12
Estrellas: 0
Fecha: 15/09/21
Jahir Enrique Lombana Coy
Mensajes: 18
Estrellas: 2
Fecha: 12/09/21
Dirección de Comunicaciones y Relaciones Públicas
Mensajes: 16
Estrellas: 0
Fecha: 3/09/21
Joven Uninorte
Mensajes: 65
Estrellas: 8
Fecha: 2/09/21
Camilo Antonio Mejía
Mensajes: 91
Estrellas: 0
Fecha: 24/08/21
Derecho Internacional
Mensajes: 11
Estrellas: 0
Fecha: 6/08/21
Margarita Maria Contreras Cuentas
Mensajes: 1
Estrellas: 0
Fecha: 4/08/21
Catalina Navarro Santos
Mensajes: 2
Estrellas: 0
Fecha: 23/07/21
ALVIN ARTURO HENAO PÉREZ
Mensajes: 1
Estrellas: 0
Fecha: 2/07/21
Observatorio De Educación del Caribe Colombiano
Mensajes: 65
Estrellas: 0
Fecha: 1/07/21
Edna Manotas
Mensajes: 55
Estrellas: 8
Fecha: 23/06/21
Fabián Amaya Valdivieso
Mensajes: 12
Estrellas: 0
Fecha: 17/06/21

TODAS LAS PUBLICACIONES TODAS LAS PUBLICACIONES

Soledad Martínez Aparicio, egresada del programa de Administración de Empresas (2008), es una barranquillera, mamá de tres niños y dueña de la empresa de diseño mobiliario y arquitectónico, Home DeLights. 

 

En el momento que tuvo que elegir el lugar donde quería estudiar su carrera profesional, no dudo que la Universidad del Norte le brindaría grandes habilidades y enseñanzas que la llevarían a lograr cada una de sus metas. 

 

A lo largo de su vida profesional ha tenido experiencia en el campo comercial, ya que antes de atreverse a emprender hizo parte de distintas empresas, que como ella lo menciona la ayudaron a tener la experiencia y ciertos conocimientos que hoy por hoy tiene. 

 

En el año 2014, nace Home DeLights, un sueño que inició ofreciendo lencería para el hogar, como sábanas y sobrecamas; luego fueron incorporando la venta de lámparas, alfombras y papel de colgadura. Actualmente tiene su propio taller donde realizan muebles, ya que esto le da la capacidad de tener un control mucho más riguroso, asimismo cuentan con alianzas con arquitectos para poder realizar obras civiles, “ hemos ido evolucionando a medida que vemos lo que el mercado necesita, esto nos ha permitido tener una evolución grandísima, ha sido un proceso pero siento que las decisiones que he tomado han sido acertadas”, señala nuestra egresada. 

 

Soledad es una mujer con metas claras, se muestra muy segura al hablar de sus proyectos e irradia empoderamiento cada vez que habla de su proceso como emprendedora y el camino que ha recorrido para posicionar su marca hasta el día de hoy, por esta razón hoy les deja 3 valiosos consejos para aquellos que son emprendedores o desean iniciar este camino:

 
  1. Hay que meterle la ficha, ser muy constantes y dedicados, las ventas no se dan solas, detrás de todo eso hay un esfuerzo gigante. Emprender se trata de estar comprometidos con una causa. 
  2. Asesorarse en el tema contable, esto es de suma importancia ya que se pueden presentar ciertos temas delicados que es vital que los maneje un profesional capacitado en este área. 
  3. No desfallezcan, hay momentos en lo que uno piensa en rendirse y dejar su sueño, es importante ser muy perseverantes, a pesar de las adversidades o tropiezos que se puedan presentar siempre repite: yo creo en mi, creo en mi proyecto y lo voy a sacar adelante.
 

Conoce todo su emprendimiento aquí.

Por: Alejandra Angulo

La Universidad de Chile reunió a más de 40 expertos en una Conferencia Internacional en que contaron su experiencia implementando proyectos que prometen revolucionar la enseñanza de la ciencia en el país. Se busca desarrollar el pensamiento crítico dentro del aula, el aprender haciendo, el hacerse preguntas en lugar de memorizar contenidos. Un proyecto llamado “Explora” que lleva años haciendo esto fuera del aula, se propone como una idea que ayude a la transformación donde los estudiantes y sus acciones son parte del currículo, no para precisar lo que se enseña, sino el cómo se enseña”

En todo el proceso, resulta interesante ver como a partir de la comunicación sobre los hallazgos, los aprendizajes que dan durante el desarrollo de las actividades los estudiantes evidencian pistas de un pensamiento examinador, que busca incesantemente la manera de hallar soluciones a preguntas que, si tienen sentido responder, y de acuerdo con ello, comunican científicamente en consenso lo que a partir del proceso surge como respuestas.  

Definitivamente, el hecho de trabajar de esta manera, se constituye en un reto para los docentes, sin embargo, la invitación a iniciar está dada, toda vez que los escenarios para su implementación desde las ciencias naturales se potencian con la articulación de contenidos que permiten ser abordados con metodologías innovadoras.

 

El pasado 8 de septiembre, la Cinemateca del Caribe cumplió 35 años. Que en nuestra ciudad sobreviva una institución de esa naturaleza, dedicada a promover la exhibición de películas que suelen evadir las carteleras comerciales y a propiciar foros y encuentros alrededor de la industria cinematográfica, es sin duda un motivo para celebrar. Por eso, es necesario llamar la atención sobre su labor, con el ánimo de recordar que su subsistencia es también un esfuerzo colectivo, que depende en buena parte de la comprensión de sus valiosos aportes a la cultura barranquillera.

Tengo claros los recuerdos de las primeras veces que pude asistir a las funciones de la Cinemateca, cuando tenía una sala de proyección en su sede del barrio Boston. Su programación resultaba muy llamativa y permitía descansar de la homogeneidad de la oferta local, tan limitada como previsible. En aquella época, todavía sin Netflix o Youtube, era muy complicado poder ver cualquier cosa que no viniese desde los grandes distribuidores. ¿Qué posibilidades podía tener un joven barranquillero de ver y repetirse, Karakter, un denso y cautivante drama holandés de mediados de los noventa? ¿O de permitirse la sorpresa de ver Corre, Lola, Corre, sin saber ni siquiera de qué se trataba? Sin la Cinemateca, ninguna.

En Barranquilla cuesta mucho mantener a flote las iniciativas culturales. Vemos, por ejemplo, cómo los museos tienen que enfrentarse a tremendas dificultades para subsistir, y acaso algunos terminen definitivamente por desaparecer, agonizando en medio de una indiferencia pasmosa. Igualmente, es muy escasa la oferta de bibliotecas, que, aunque va mejorando poco a poco durante los últimos años, sigue estando muy por debajo de los ideales para una ciudad que pretenda sustentar su crecimiento con un avance en la educación integral de sus ciudadanos. Las librerías también se cuentan con los dedos de las manos y se limitan a las grandes cadenas, con algunas, muy pocas, excepciones. Del teatro mejor no hablemos.

En este entorno difícil, la Cinemateca lo ha logrado. Hasta que la pandemia lo permitió, cumplía todos los días con su misión, respondiéndole a los aficionados al cine con una programación diversa y esmerada. Hace poco, además, renovó sus equipos y cuenta con un moderno proyector digital, manteniéndose al día en cuanto a los avances tecnológicos del medio. Si todo sale bien, durante las próximas semanas volverá a abrir su sala actual, en la sede Country de Combarranquilla, y continuará ofreciendo cine de calidad.

Valen entonces los agradecimientos a todos aquellos, personas e instituciones, que desde 1986 tuvieron el atrevimiento y el tesón de embarcarse en esta improbable aventura: no me alcanzaría el espacio de esta columna para nombrarlos. A su actual directora, María Fernanda Morales, quien ha tenido que capotear los duros tiempos de la pandemia, manteniéndose al frente con esperanza y convicción. Pero desde luego, nada de esto sería posible sin los espectadores, más de tres millones, que desde el primer día han pasado por las salas de la Cinemateca del Caribe y han permitido que este proyecto siga brindándole incontables horas de entretenimiento a todos los barranquilleros. Gracias a todos ellos.

Fotografía tomada de https://www.unsplash.com

Publicado en El Heraldo el jueves 16 de septiembre de 2021

Por: Jenny Patricia Acevedo Rincón. Instituto de Estudios en Educación. Geometría

ANTECEDENTES

El curso de Geometría acoge estudiantes, principalmente de Diseño gráfico de  primer semestre. A partir del reconocimiento de las diversas capacidades de los  estudiantes en el curso de Geometría (2020-10) y basada en mi experiencia  profesional e investigativa con esta población, decidí reformular el curso que  regularmente era ofrecido por un profesor de ciencias básicas, centrado más en la  identidad profesional desde el hacer de la geometría, para ser ofrecido a un nuevo  curso de estudiantes de Geometría en el periodo 2020-30. Este diseño busca  atender de forma universal el aprendizaje del grupo de estudiantes que ingresan  cada nuevo semestre, proponiendo: (i) múltiples formas de representación, (ii)  múltiples medios de representación, múltiples formas de acción y expresión, y, (iii)  múltiples formas de compromiso con el aprendizaje, de acuerdo con el Diseño  Universal de Aprendizaje-DUA (CAST, 2020).

Por su parte, el curso de Geometría  pretende desarrollar habilidades visoespaciales en los estudiantes, a partir de la  interacción de software especializado para construcciones y representaciones en  dos y tres dimensiones, en donde los estudiantes proyectan sus construcciones basados en portafolio de servicios como futuros diseñadores gráficos, usando los  conceptos básicos de la geometría aplicados a la identidad empresarial,  construcción de bocetos (bidimensionales) y formas (tridimensionales) de distintos  modelos, entre otros.

DESARROLLO Y RESULTADOS DE LA EXPERIENCIA

Entre las características del curso  desarrollado durante dos periodos académicos (2020-10 y 2020-30), se pueden  resaltar: el contexto, las estrategias de enseñanza y el compromiso con el  aprendizaje. Inicialmente, el contexto de la experiencia no solo le limitó a la ubicación de esta, sino a los participantes. Durante el periodo 2020-10 fue presencial hasta la semana 8, y virtual-remota hasta la semana 16. En cambio, el 2020-30 se desarrolla en la modalidad virtual-remota. La cantidad de participantes es menor durante este semestre, mientras que en los dos semestres los estudiantes participantes se caracterizaron por su diversidad, tanto cognitiva, emocional, intelectual y cultural. Algunos de ellos ingresaron con diagnósticos de autismo, discapacidad intelectual y acondroplastia, mientras que otros fueron  descubiertos con el pasar de las clases. Es importante destacar que, conocer sus características (no sus diagnósticos), me ayudaron a buscar como docente otras fuentes de formación con las que pudiera proponer una clase que atendiera al total de estudiantes, y no se volviera excluyente al tratar de atender las particularidades de pocos. A medida que me formaba, iba experimentando otras formas de llegar a los estudiantes mediante la enseñanza de la geometría a partir de construcciones básicas, pero que pudieran ver aplicabilidad en su carrera. Sin cambiar los contenidos ni tampoco los resultados de aprendizaje, como docente tomé la  iniciativa de reformular la forma de desarrollar el curso de Geometría, ofrecido  generalmente para los estudiantes de Diseño Gráfico de primer semestre.

De acuerdo con el desarrollo de la experiencia, esta fue desarrollada en las  siguientes etapas: (i) reflexión sobre resultados parciales por corte, pues  terminado cada parcial, se analizaban las entregas de trabajos, y se comparaban  con los resultados del examen, para analizar situaciones particulares; (ii) reflexión  sobre resultados finales del grupo y comparación con los resultados de la evaluación docente, pues a pesar de que los resultados superaron mis  expectativas en cuanto a la tasa de aprobación1, decidí revisar las sugerencias  realizadas por los estudiantes durante el primer ciclo de aplicación del curso,  frente a la cantidad de tareas asignadas, pues efectivamente, estaba dejando  trabajos para casa al igual que todos los profesores del semestre, y al final  terminaron aprobando, pero agobiados con la cantidad de actividades. Entonces,  para este segundo semestre adopté otras formas de trabajo, que evalúan el 90%  del trabajo durante el desarrollo de la clase, y algunos trabajos en grupo, o que  solicitan tiempo extra para entregar mejor los trabajos de clase, los entregan en  una fecha límite; (iii) capacitación, durante el periodo intersemestral participé en  cursos de actualización (acompañamiento tecnológico del CEDU, diplomado y  DUA) que permitieron tener otra perspectiva de trabajo en el aula; (iv)  reformulación del curso en periodo inter-semestral, se realizó la planeación de las  primeras cinco semanas de clase de todos los cursos (v) implementación del curso  renovado, en donde los estudiantes experimentan una nueva propuesta de curso  de geometría que parte de la atención a la diversidad en el aula, pero también  ofrece los tres principios del DUA, pero también acompañada de muchas herramientas tecnológicas durante la sincronía interactiva y asincronía asistida.  Con esto, inicia nuevamente el ciclo de reflexión sobre la práctica por cortes  parciales y posterior a esto resultados sobre evaluación QCD de la práctica, que  ya arrojan resultados positivos de enseñanza, pero con sugerencia en profundizar  en el uso de las plataformas especializadas.

Este tipo de experiencias me ayudan a reflexionar sobre las prácticas docentes constantemente. En la medida en que cada nuevo semestre comienza, un grupo de nuevos estudiantes me permiten pensar en mejores formas de organizar las clases en pro de su aprendizaje. Además de esto, cuento con la experiencia de trabajo previamente con población en condición de diversidad, con estudiantes de diferentes grados de educación básica primaria y secundaria, que permiten la comprensión de las bases de las dificultades de estudiantes que experimentan al aprender las diferentes áreas. 

Complementario a esto, cuento con experiencia investigativa realizada en trabajos previos de acompañamiento a estudiantes de conclusión de curso de licenciatura en matemática, que permiten dar bases de sensibilización ante la diversidad  cognitiva, intelectual y emocional en el aula de matemáticas, que permite proyectar acciones a nivel universitario. Sin embargo, rescato de la etapa de cuarentena el poder realizar cursos de actualización en el tema del DUA, y de discapacidad y diversidad, en los que me permitieron identificar otras formas de evidenciar mejores formas de trabajar con otras poblaciones, especialmente, con estudiantes autistas, asperger, discapacidad intelectual y acondroplastia.  Esta experiencia previa, permite plantear una propuesta metodológica de enseñanza de la geometría para estudiantes de primer año. Durante el desarrollo de cada corte académico (4 semanas) se realizó una evaluación de los desempeños de los estudiantes, y de acuerdo con esta valoración y evolución, la  propuesta presentaba algunas necesidades de reformulación, en cuanto a  metodología de enseñanza, estrategias de escucha y participación, estrategias de  entrega de actividades, flexibilidades de entregas de trabajos.

Frente al conocimiento disciplinar, este me permite ver que puedo llegar al mismo punto por diferentes caminos que tome, bajo esta mirada, puedo reformular la  forma en que preparo mis clases, y la forma de presentar la información a los  estudiantes, al mismo tiempo que reformulo también las formas en las que ellos  pueden acceder a los recursos y evidenciar qué han aprendido. En consecuencia,  la evaluación se reformula a medida que las estrategias de enseñanza mudan. Si  bien es cierto que los contenidos son los mismos, podemos reconocer que la  forma de evidenciar que fueron aprendidos, pueden ser variadas en formato y  contenido, sin dejar de lado que todos deben responder al mismo objetivo de  aprendizaje. Por ejemplo, me di cuenta que puedo evaluar contenidos, no como  ejercitación sino argumentación, pues al argumentar tienen que pasar por las  construcciones primarias en geogebra, pero también aplicar fórmulas para construir esto. Finalmente, sus argumentos dejan ver qué tanto dominio tiene  sobre un contenido específico. Para este tipo de actividades, no me es suficiente  un examen plano, sino una video-explicación de algún ejercicio o afirmación. Así  mismo, puedo motivar a los estudiantes a realizar trabajos en casa, siempre y  cuando quieran acceder a bonus de trabajo extra, lo que implica motivarlos al  compromiso con el aprendizaje.

A medida que la práctica me ayuda a formular nuevas reflexiones sobre mi  quehacer pedagógico, esta me lleva a repensarme como profesora. Prácticas  planas, con las mismas características, hacen pensar que se está haciendo todo  bien, y me llevan a una zona de acomodo, cuando la dinámica del mundo y la  actividad de los estudiantes deberían proponer nuevas formas de llegar a ellos con  el conocimiento, que, si bien es el mismo, no son los mismos estudiantes, como lo  vimos en esta experiencia. Finalmente, podemos reconocer en situaciones  retadoras, la creatividad y recursividad del docente con sello Uninorte, que permite  superar rápidamente adversidades, pues contamos con un equipo que nos  respalda nuestras propuestas de mejora en el aula. Detrás de cada propuesta, hay  un equipo de trabaja en pro de la buena docencia y de aprendizajes de calidad  para sus estudiantes.

Andrés Fernández, egresado del programa de Psicología (2017), se define como un hombre resiliente, a partir de esta característica con la cual él se identifica y las profundas ganas de querer ayudar a las personas en su día a día, decide estudiar Psicología con la gran oportunidad de formarse en Uninorte gracias a la beca Orgullo Caribe. 

 

Actualmente, nuestro egresado es profesor del departamento de Psicología de la Universidad del Norte y de manera simultánea es gerente general con énfasis en las áreas administrativas y operativas de Mimi “La Receta Casera”. 

 

“Yo me considero una persona con 100% espíritu Uninorteño. Me siento orgulloso de mi alma mater, dentro de las adversidades me dieron la oportunidad de estudiar con una beca y realizar un intercambio. Estoy profundamente agradecido y gran parte de lo que soy se debe a los valores y a mi experiencia con la universidad”, afirma Fernández. 

 

La historia de Mimi cuenta una historia de superación familiar

 

Mimi nace aproximadamente hace 15 años, como un proyecto escolar que inició como una venta de brownies, algo informal que poco a poco fue tomando forma y convirtiéndose en un negocio familiar. 

 

“Mimi” como cariñosamente Andrés y su familia llaman a Ivonne Chagüi, su abuela, era quien en un principio cocinaba los brownies. En ese momento, la venta de este postre no era muy común, fue a raíz de esto y el sabor tan característico que tenían, que las personas cada vez pedían más brownies. 

 

La situación familiar se estaba viendo un poco complicada por distintos factores y los brownies le permitieron a esta familia ser un ingreso extra tomando protagonismo  en la dinámica económica de la familia y poco a poco todos los integrantes de la familia se fueron integrando a este proyecto, “mi abuela y mi mama preparaban los brownies, mi hermana los vendía en la universidad, yo los vendía en el colegio, en las tardes los repartía por mi casa, era algo en lo que todos estábamos integrados pero todavía no era una empresa”, nos cuenta nuestro egresado. 

 

En diciembre de 2013, Angelica Fernández, hermana de Andrés, es invitada a una cena con amigos y decide llevar brownies con toppings, sin duda esta idea cambió el rumbo de este potencial negocio, los brownies fueron un éxito en la cena a tal punto que un día después, Andrés y su hermana decidieron abrir la cuenta de Instagram, su mamá era quien se encargaba de hacer los brownies, su hermana en la parte comercial y él en la parte administrativa.

 

En 2014, se dan cuenta que hay una necesidad a nivel nacional y local, y es así como empiezan a vender brownies saludables, distribuyendolos en Bogotá, Medellín, Ibagué, Barranquilla, Santa Marta y Cartagena.

 

Poco a poco, después de ahorrar mucho tiempo, trabajar duro, con objetivos muy claros y como lo llama él un proceso lento pero de mucho autoconocimiento, en 2018 deciden abrir su primer punto físico, con un concepto mixto, pasteleria y restaurante, lo cual representó para ellos un reto gigante, “decidimos invertir fuertemente en 3 cosas: la calidad, sabíamos que la comida tenía que ser de altísima calidad; la experiencia, quisimos apuntar a un diseño de interior innovador como de un café londinense; y tercero, la ubicación era primordial para nosotros”, señala Andrés. 

 

A raíz de la pandemia sintieron mucho temor por esta situación pero gracias a los domicilios pudieron llevar muy bien esta circunstancia, tiempo después les llega la oportunidad de trasladar su punto físico a la carrera 58 con 84 esquina, donde están ubicados actualmente. 

 

Hoy su equipo ha crecido considerablemente y han logrado un gran posicionamiento, los sueños y metas de esta familia soñadora y dedicada siguen en pie y cada día trabajando con más entrega y berraquera.

 

Por: Alejandra Angulo

RSS (Abre una nueva ventana)

Las opiniones expresadas por los blogueros no comprometen la posición de la Universidad del Norte. Este espacio garantiza la libertad de expresar ideas y opiniones de los miembros de su comunidad universitaria, así como la libertad de cátedra e investigación. Blogs Uninorte promueve el debate y la confrontación de ideas en el plano estrictamente académico. 

Si requiere información adicional sobre la estrategia de difusión y divulgación científica a través de la plataforma de Blogs institucionales comuníquese con nosotros.

Dirección de Comunicaciones y Relaciones Públicas
Teléfono: (575) 3509509 Ext. 3883
blogs@uninorte.edu.co

Volver al portal de blogs

Vigilada Mineducación

Km.5 Vía Puerto Colombia - Tel. (57) (5) 3509509 - Área Metropolitana de Barranquilla, Colombia © Universidad del Norte