Blogs Blogs

Atrás

El aula de clase como una experiencia de servicio

Has pensado alguna vez ¿Por qué compras lo que compras? ¿Qué factores inciden en tu decisión de compra? ¿Quienes participan o influyen en tu decisión final? Para que los estudiantes de la asignatura de Fundamentos de Mercadeo se respondan las anteriores  preguntas, el profesor Mario Giraldo de la Escuela de Negocios de la Universidad, les asignó como tarea llevar un diario de compras durante una semana y allí anotar cada transacción comercial que realizada durante ese lapso de tiempo.

 

En la siguiente clase proyectó una diapositiva con unas preguntas guía y los estudiantes debían compartir en grupos su ejercicio individual. Hubo risas, caras de admiración, de aprobación y de duda. Terminada la actividad de diálogo, era el momento de conocer, explorar y valorar la experiencia de compra de la clase.

 

Se analizaron compras menores a $10.000 y mayores a $400.000 y de ésta actividad, los estudiantes se fueron apropiando de conceptos como: compras utilitarias, de bajo involucramiento, de alto involucramiento y elecciones hedónicas. Para finalizar el tema de proceso de decisión de compra, el profesor realizó un quizz, este sí de forma individual, con la finalidad de conocer si fueron asimilados y aplicados los conceptos.

 

Toda la clase es una dinámica de colaboración y participación; en la clase anterior, los estudiantes debieron reunirse de forma previa y ver en grupos la película de The Joneses (Amor por contrato) y con un taller entregado por el docente previamente, identificar algunos conceptos planteados en la película, relacionados con el tema del proceso de compra. En el aula, la propuesta era intercambiar ideas con los compañeros de clase y al finalizar evaluar la comprensión de esos conceptos. En esta asignatura, el estudiante va descubriendo, indagando y apropiándose de cada concepto de manera práctica y vivencial. 

 

El profesor Giraldo nos comparte: “Yo soy profesor de servicios y trabajo servicios que requieren alta participación de los consumidores, si el consumidor no hace parte del trabajo nunca va a verse reflejado el resultado y uno de esos casos es la educación”.

 

Desde esa mirada ha desarrollado su práctica educativa y empezó a plantearse qué podría hacer para lograr un mayor involucramiento por parte de los estudiantes. Concursó para unos recursos institucionales con la finalidad de avanzar en una investigación que diera cuenta de cómo eran las prácticas en las escuelas de negocio en Colombia;  “Estuve en Cali, en Medellín, en Bogotá viendo diferentes tipos de escuela y encontrábamos en todas lo mismo, algo que pensábamos que era típicamente cultural resulta que no, y cuando vamos a construir marco teórico nos damos cuenta que es problema mundial, hay un bajo involucramiento por parte de los estudiantes”. 

 

El profesor Giraldo se interesó aún más en mejorar en su práctica docente y buscar recursos pedagógicos para lograr un mayor involucramiento de los estudiantes en sus procesos de aprendizaje: “nos enfocamos en el aprendizaje fundacional”, afirma el docente, pero con la asesoría del CEDU empezó a incorporar nuevos conceptos, el aprendizaje significativo, en dónde si no hay cambio en las personas, no hay aprendizaje y el aprendizaje basado en equipo y todo esto lo fue implementando en su clase.

 

“A clases llegan leídos, trabajados y se les pone un taller con ciertas preguntas prácticas y trabajan en equipos, acá es donde se incorpora la metodologías del aprendizaje basado en equipos. Hay un riesgo social que pesa sobre los estudiantes y es sacar un compañero que no trabajó del taller, por fidelidad o por no quedar mal, por eso deben entregar un acuerdo de que todos han trabajado de manera equitativa, entonces yo puedo escoger al azar quién va a sustentar. Esta estrategia permite concienciarnos sobre las malas prácticas, porque en la vida laboral también  hay compañeros que no trabajan. En todas las clases hay evaluación, trabajan casos, algunas veces pueden salir a la calle, en Fundamentos ahora los pongo a ver una película y la evaluación consiste en la aplicación de los conceptos, deben trabajar en equipo la aplicación de los conceptos y luego vienen a sustentar”.

 

Innovar implica también unos riesgos, tanto en los mercados como en la academia y la primera vez que el profesor Giraldo puso en marcha su nueva apuesta pedagógica no obtuvo los resultados que esperaba: “La primera evaluación con la innovación fue mi peor evaluación en la Escuela de Negocios, para la segunda ya tenía un comparativo entonces desde la primera clase les expliqué la metodología y por qué los cambios.”

Luego de cuatro años de estar implementado la metodología, siente que ha logrado el interés, involucramiento y compromiso en sus estudiantes, además sostiene que ha “generado un contexto de la mejor manera, en el que los estudiantes puedan trabajar y en donde cada quien hace su parte, y cada quién va desarrollando su potencial”.

 

En algún momento estuvo dictando su asignatura de Fundamentos de Mercadeo en la Escuela de Diseño para estudiantes de Diseño Gráfico pero nos explicó que no obtuvo los resultados esperados, hubo trabajos de muy buen nivel, pero en los estudiantes en general no se logró el nivel de involucramiento, en esta metodología la participación es fundamental y ya con los estudiantes de la Escuela de Negocios se ha venido afianzando, saben que deben venir preparados, deben compartir y discutir entre pares y luego aplicar. 

 

El profesor Mario Giraldo es Administrador de Empresas, con la especialización en Psicología Económica,  una maestría en Mercadeo y un PhD en Administración. Actualmente es docente tiempo completo en la Escuela de Negocios, en las asignaturas de Fundamentos de Mercadeo y Gerencia Internacional de Servicios y lo próximo que le gustaría hacer es migrar muchos de sus contenidos a la parte online, de esta manera podría ofrecer una experiencia blended para su asignatura.

 
Anterior Siguiente
Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.