Blogs Blogs

Atrás

Sobre la experiencia de ser tutora

Por Warlis Benítez

La experiencia de ser tutora en competencias comunicativas en el Centro de Tutorías Exprésate ha sido grata; puesto que brindar un apoyo para la redacción de textos, comprensión de lectura, expresión oral y la aplicación de normas APA se ha convertido en un trabajo de disfrute, que contribuye al crecimiento de los tutores y al de los estudiantes a la vez. Se puede afirmar que ser tutora es una experiencia de formación bidireccional e integral, puesto que favorece el crecimiento profesional, social e individual.

Ser tutora ayuda al proceso de formación estudiantil  porque  permite afianzar los conocimientos dados en clase y ponerlos en práctica de una forma más compleja. Tanto quien busca el apoyo como quien lo da trae un conocimiento de sus profesiones y lo afianza en la relación tutor-estudiante. Una sesión de tutoría resulta ser una experiencia de formación  constante e integral por los conocimientos que cada participante aporta.

 Asimismo,  dicha experiencia favorece el ámbito profesional debido a que para el tutor se consolida como una práctica laboral que se le agrega a su currículo. Y para el solicitante del apoyo representa una guía hacia la excelencia.

Ahora bien, las tutorías favorecen una dimensión social para el crecimiento de ambas partes (tutor-estudiante): se fortalecen habilidades de comunicación, se desarrolla un sentido empático mutuo y se evidencia el altruismo del tutor y el estudiante. Simultáneamente, se vivencia un crecimiento a nivel individual.

Se puede concluir que la experiencia de las tutorías permite a los tutores y a los estudiantes atendidos crecer en todas las dimensiones (profesional, social e individual). Es una experiencia de formación integral bidireccional.

Anterior
Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.