Estudiantes de ingenierías realizan pasantía en la Universidad de California en Berkeley
Publicado en: mar, 04 sep 2018 05:10:00 -0500
De izq. a der., Alberto Moros, Edgard Rodríguez, Alejandro Duarte y Giancarlo Figueroa durante su estadía en el campus universitario.

Alberto Moros Marcillo, Edgard Rodríguez García, Giancarlo Figueroa García y Alejandro Duarte Vendries, estudiantes de la División de Ingenierías de Uninorte, realizaron del 2 de junio al 28 de julio una pasantía en la Universidad de California en Berkeley, Estados Unidos, en la que desarrollaron actividades de investigación, en torno a escenarios de demanda y eficiencia energética, análisis modales de estructuras y cálculos de amenaza sísmica.

La pasantía, financiada por la Vicerrectoría Académica y la Decanatura de Ingenierías, les permitió estudiar junto a los docentes y estudiantes del Instituto de Energía y Clima, y del Centro de Investigaciones de Ingeniería Sísmica del Pacífico de la Universidad de California en Berkeley, ubicada en los primeros puestos a nivel mundial en ingenierías.

“El profesor Carlos Arteta obtuvo su doctorado allá y fue el pionero de este programa. Gracias a él se desarrolló esta pasantía, pues dejó en alto el nombre de Uninorte, lo que trajo consigo que dos estudiantes de años anteriores hicieran su maestría y doctorado allá”, comentó Duarte Vendries, estudiante de décimo semestre de Ingeniería Civil, quien desarrolló un proyecto que evaluó el uso del acelerómetro de los celulares, como instrumento de medición para varias aplicaciones de salud estructural y análisis modal.

“Consistía en utilizar el acelerómetro, ponerlo en una estructura, medir las aceleraciones de esa esta por medio del celular, luego realizar un análisis estadístico para calcular los parámetros modales de la estructura. Evaluamos la salud estructural de una edificación y comparamos su uso con equipos profesionales utilizados para ello”, explicó.

Alberto Moros Marcillo, estudiante de octavo semestre de Ingeniería Eléctrica y Electrónica, trabajó con un algoritmo que predice escenarios de demanda energética y lo aplicó al caso colombiano. En su estudio dividió al país en quince regiones y analizó la demanda energética de cada una, dada por las líneas de transmisión que hoy existen, así como sus perfiles de radiación solar.

“Los resultados de La Guajira y Cesar, que se estudiaron como una sola región, arrojaron que no era viable en este momento instalar energía solar, puesto que el precio por kilovatio/hora con energía solar es muy costoso, y el acceso de infraestructura a esa región no es acorde para hacer un proyecto de ese tipo de envergadura. Decía era que era mejor instalar una planta diésel o de cualquier otro combustible fósil, y en 5 cinco años sí empezar a invertir en ese tipo de tecnologías”, manifestó Moros.

Giancarlo Figueroa, de séptimo semestre de Ingeniería Civil, realizó un GMPE (Grand Motion Prediction Equation), es decir, una ecuación que predice cómo serán las aceleraciones en los suelos y los edificios cuando ocurre un sismo. Este es un proyecto que viene desarrollando desde Uninorte, junto con un profesor del departamento y el Servicio Geológico Colombiano.

“Se supone que cada país tiene su ecuación, pero ese tipo de ecuaciones no las hay en Colombia. Ayudan mucho a calcular la amenaza sísmica de un país y en Colombia una de las zonas más amenazadas debido a la cercanía con las placas tectónicas, y otros factores, es la Costa Pacífica”, aseguró Figueroa.

Edgard Rodríguez también estuvo trabajando en un proyecto enfocado en mejorar la eficiencia energética de un conjunto de edificios, mediante la creación de un sistema de gestión de estos mismos. Un sistema que fuese capaz de ver cómo es el consumo energético de los edificios, analizar los datos y al mismo tiempo proponer estrategias de control y detección de fallas, que permitan disminuir el consumo energético para promover el ahorro. “Estaba vinculado con el análisis de datos, es decir que para cada edificio teníamos datos diferentes, los resultados eran variados. Es un proceso que va cambiando y siempre hay que implementar algo diferente”, detalló.

Los cuatro estudiantes están de acuerdo en que esta experiencia fortaleció sus conocimientos y proyección profesional, pero también las relaciones académicas entre ambas instituciones.

 

Por José Luis Rodríguez R.