Con becas, Prodeco amplía alianza en pro del desarrollo sostenible de Cesar y Magdalena
Publicado en: mar, 23 jul 2019 05:25:00 -0500
Representantes de Prodeco junto a los becarios y el rector Adolfo Meisel.

En la sala Meira del Mar se firmó un convenio entre la Universidad del Norte y Prodeco, para impulsar a través de la educación el desarrollo en el Cesar y Magdalena, donde opera la empresa. Los beneficiarios de las becas son: Sebastián David Martínez Carrillo, Angie Marcela Miranda García, María Camila Oyaga Ortíz y Juan Sebastián Socarrás Ballestas.Todos, acompañados por sus familias, presenciaron la firma de la alianza que se realizó el 19 de julio. 

El grupo Prodeco es propiedad de la multinacional Suiza Glencore y lleva a cabo la extracción de carbón en las minas de Calenturitas y La Jagua en el Cesar. “Tenemos un reto muy grande y es una transición social y económica del territorio. Somos una empresa que explota un recurso no renovable y estamos en un punto en que, en pocos años, el recurso se va a acabar. Lo que hemos visto es que hay una dependencia muy grande del sector minero en el territorio donde operamos”, explicó Nicolás Gómez, gerente de Sostenibilidad de Prodeco.

Gómez estimó que alrededor del 40% del PIB del Cesar dependen de Prodeco y Drummond, ambas empresas que se dedican a la extracción de carbón, un recurso al que le quedan entre 12 y 15 años de explotación en estos yacimientos. “No queremos que el paso de Prodeco por el territorio sea recordado como otras tantas bonanzas que hemos tenido en el caribe que no han dejado esas riquezas que el territorio tiene”, agregó. 

Por esto comenzó hace 2 años la alianza con Uninorte, para que a través del programa de becas Excelencia Prodeco, estudiantes destacados de los colegios de esta región reciban la oportunidad que necesitan ellos y sus municipios de progresar. Con esta nueva firma, se busca renovar este compromiso y ampliarlo a para incluir el diseño y ejecución de proyectos que involucren y permitan el fomento de la educación, innovación, tecnología y el desarrollo sostenible. 

“Una palabra que lo resume todo es innovación. Queremos que nos ayuden a pensar distinto, que nos ayuden a ver oportunidades lo que hoy son problemas. Tenemos muchos índices de necesidades básicas no satisfechas, pero al mismo tiempo tenemos un territorio lleno de recursos naturales, de un capital cultural gigantesco, con ganas de trabajar pero que no se visualizan más allá de la pobreza que viven”, puntualizó Gómez. 

Teniendo esto en cuenta, el rector Adolfo Meisel recalcó la necesidad de formar profesionales integrales. “Que sean personas que tengan las competencias para ser buenos ciudadanos y buenas personas de las cual su familia y la sociedad pueda sentirse orgullosa en todas sus actuaciones. Queremos que nuestros profesionales se caractericen por ser personas que contribuyen a la sociedad con su trabajo de manera honesta, que salen adelante y que progresan sin ser tramposos, sin perjudicar a los demás”, manifestó. 


Los cuatro becarios: Sebastián Martínez, Juan Sebastián Socarrás, Angie Miranda, y María Camila Oyaga.  
 

Los becarios compartieron sus historias y aspiraciones ahora que están a pocos días de comenzar su carrera en la educación superior. Sebastián David Martínez Carrillo, de 17 años, llegó desde Ciénaga, Magdalena y escogió Ingeniería Civil como la carrera que estudiará. Cuando recibió la llamada en la que le informaron que era becario no podía creer lo que le decían, pero ahora, ya está preparado y asegura que lo primordial es aprovechar la oportunidad que ha recibido para ser “un gran ingeniero”. 

Por su parte, Maria Camila Oyaga Ortiz, de 17 años escogió Geología. La nacida en Becerril afirmó que espera que los conocimientos que adquiera en sus estudios le sirvan para apoyar a su municipio. Su padre, Jose Luis Oyaga, la acompañó al evento. Con una sonrisa permanente en su rostro, afirmó que esta es “una puerta para un futuro mejor”. 

Sergio Petro, gerente socioambiental de Prodeco, advirtió que una de las “desconexiones que hay es que los grandes proyectos mineros de ese territorio, la mayoría de profesionales son de otras partes” y por esto celebró la decisión de Oyaga. 

Juan Sebastián Socarrás, de 18 años, nació y creció en La Loma. La siguiente etapa de su vida lo espera en la facultad de Ingeniería Mecánica. Asegura que lo primero es adaptarse al nivel de exigencia para poder destacarse, así como lo hacía en su colegio. “Esta experiencia es muy enriquecedora. Es una gran ayuda para mis padres y una gran oportunidad para poder triunfar”, manifestó. 

Angie Miranda, de 17, se decidió por el Derecho como la carrera que mejor se ajusta a sus habilidades. La nacida en La Jagua, Cesar. “Siempre me interesé por la parte social. Me llama la atención las leyes, he visto que muchas cosas se ignoran y no se respetan los derechos. Son cosas que una persona, como ciudadano debe respetar. Me interesaría hacer sentir la justicia”, señaló. 

Al acto también fueron invitados Kelly Salazar y Samir Rincón, becarios de Prodeco que ya se encuentran en tercer semestre en Uninorte de Psicología e Ingeniería Mecánica respectivamente, para recibir a sus coterráneos y aconsejarles en lo que viene. “Ánimo, sé que no es fácil, pero tampoco es difícil. Con esfuerzo, dedicación y estudio pueden ser los mejores estudiantes de la universidad”, recomendaron. 

 

Por Leonardo Carvajalino