Actividades

septiembre 14
Blogs
Fabián Amaya Valdivieso ha escrito una nueva entrada en su blog, El taller de proyectos arquitectónico: condiciones para una exitosa implementación..
17:20
septiembre 4
Blogs
Fabián Amaya Valdivieso ha escrito una nueva entrada en su blog, El taller de proyecto arquitectónico.
9:51
agosto 31
Blogs
Fabián Amaya Valdivieso ha escrito una nueva entrada en su blog, Retomado el camino desde la reflexión desde el blog Uninorte.
18:57
noviembre 10
Blogs
Fabián Amaya Valdivieso ha escrito una nueva entrada en su blog, .
9:11
noviembre 7
Blogs
Fabián Amaya Valdivieso ha escrito una nueva entrada en su blog, .
8:32
Blogs
Fabián Amaya Valdivieso ha escrito una nueva entrada en su blog, .
8:05
noviembre 4
Blogs
Fabián Amaya Valdivieso ha escrito un comentario en el blog de Fabián Amaya Valdivieso, .
15:40
Blogs
ha escrito un comentario en el blog de Fabián Amaya Valdivieso, .
14:55
Blogs
ha escrito un comentario en el blog de Fabián Amaya Valdivieso, .
12:58
Blogs
Fabián Amaya Valdivieso ha escrito una nueva entrada en su blog, .
8:48
Subscribirse a las actividades de Fabián Amaya Valdivieso. (Abre una nueva ventana)

Blogs Blogs

Atrás

El taller de proyectos arquitectónico: condiciones para una exitosa implementación.

En esta segunda entrada de blog me ocuparé de analizar las condiciones espaciales, docentes y estudiantiles, que facilitan el aprovechamiento de la dinámica pedagógica del taller de proyecto arquitectónico.

El Taller de proyecto arquitectónico es en sí un espacio físico con de determinadas características, que es importante detallar.

Se trata de un espacio dotado de puestos de trabajo para los estudiantes, idealmente para la totalidad de la planilla de un programa arquitectura, donde se fomente el aprendizaje social activo, basado en la interacción estudiante profesor y en la interacción estudiante-estudiante, tanto pares como de diferentes semestres. Por lo tanto, el espacio físico del taller de diseño debe tener unas características en su mobiliario, iluminación, acústica, posibilidad de exhibición de proyectos, y accesibilidad, que permitan la interacción descrita.

Los espacios deben estar acompañados de prestaciones especiales para la producción de maquetas, y de equipamientos digitales para el trabajo investigativo e idealmente, para la impresión de planos y de modelos en tercera dimensión.

Además de esto, este tipo de espacios debe permitir el uso de pinturas y pegantes de diverso tipo y contar con instalaciones de aseo personal y de equipos que exigen lo anteriormente mencionado.  Además, se debe contar con cuarto de aseo y depósito de basuras.

Muy cercano a estos espacios se deben encontrar además pequeños salones privados en los que sea posible desarrollar las dinámicas de clase propiamente dichas, en las que prima la relación maestro aprendiz. Estas salas, que en algunos casos son extensiones del espacio principal del taller de proyectos, deben igualmente tener las características de mobiliario, aislamiento acústico, dimensiones iluminación y dotación tecnológica adecuadas para el proceso docente.

Para permitir que las dinámicas pedagógicas se lleven a cabo más allá del horario específico de clase, la posibilidad del uso de los espacios debe ser continuo, aún en horarios nocturnos y de fin de semana. Esto implica una disposición de la administración universitaria para permitir y facilitar el uso de las instalaciones más allá de los tiempos estrictamente señalados en el currículo.

Los espacios de taller deben estar localizados en lugares que cuenten con la posibilidad de adquirir alimentos e insumos para el trabajo de los estudiantes y contar con conexiones cercanas y fáciles el transporte público, aún en horarios nocturnos.

Todo lo anteriormente descrito está enfocado a posibilitar que el estudiante “viva” en este espacio, y lo pueda utilizar, no solamente para las dinámicas específicas del proyecto arquitectura, sino también para trabajar tareas y proyectos de otras asignaturas.

Los profesores a cargo de las asignaturas de taller de proyecto arquitectónico están sometidos a exigencias extremas. Por un lado, deben tener suficiente experiencia propia en el desarrollo de proyectos de arquitectura, más allá de los realizados durante sus propias carreras como estudiantes, y contar además con conocimientos amplios de todas las especialidades que rodean la producción de la arquitectura, como son la construcción y la tecnología, la historia y la teoría y la composición y la expresión arquitectónicos.

Dado que tradicionalmente el desarrollo de las clases se basa en un diálogo espontáneo y profundo, que toma como punto de partida las propuestas y avances de los proyectos de los estudiantes, estos profesores deben tener un alto grado de flexibilidad, espontaneidad, capacidad de improvisación y de reacción ante preguntas y propuestas inesperadas, y adicionalmente contar con  dominio de las técnicas del dibujo y la bocetación, dado que la principal herramienta de interacción con los estudiantes es el lenguaje gráfico manual.

En el caso de los estudiantes, las condiciones que permiten un buen desarrollo de las dinámicas pedagógicas del taller de proyectos arquitectura se basan en una seguridad personal, espontaneidad y elocuencia básicos que les permitan interactuar adecuadamente con el profesor y con otros estudiantes, y recibir críticas de manera positiva. Deben tener además capacidades de expresión gráfica avanzadas complementadas con altos grados de autonomía para el cumplimiento de sus obligaciones y horarios.

Asimismo, deben tener unas capacidades para el trabajo en equipo y disposición para interactuar con pares y con estudiantes de niveles superiores o inferiores al propio. Esto implica una capacidad empática y disposición hacia la colaboración.

Los estudiantes deben contar además con recursos económicos suficientes que les permitan la adquisición de materiales e insumos y realizar gastos frecuenten para las impresiones de planos.

Dado que tradicionalmente las evaluaciones de los resultados de los proyectos se llevan a cabo con presencia de jurados invitados que observan planchas, dibujos y maquetas en sesiones presenciales, es necesario la previsión de salas de tamaño adecuado para este menester y para la posterior exhibición pública de los trabajos.

Las anteriores descripciones ilustran las características básicas de los actores del proceso de enseñanza aprendizaje del taller de proyecto arquitectónico y las prestaciones espaciales y ambientales que los deben rodear para facilitarlo y fomentarlo. En la próxima entrada de blog iniciaré un análisis crítico de la situación actual de esta estrategia pedagógica, sometida, aún antes de las actuales exigencias de aislamiento social, a profundos interrogantes en cuanto a su factibilidad de implementación exitosa en la generalidad de las escuelas de arquitectura.

 

 

 

Siguiente
Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.