Formulario web Formulario web

Contacto

Si deseas ponerte en contacto conmigo, deja tus datos para poder localizarte

Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.
Texto a identificar Refrescar CAPTCHA Refrescar CAPTCHA

Blogs Blogs

Atrás

Sin Educación sexual en la infancia: más problemas socioeducativos, menos formación integral

¿Prohibir la educación sexual no es vulnerar el derecho a la educación recogido en la constitución, la juridisprudencia y los instrumentos internacionales? (Defensoría del Pueblo, 2003). Y si no lo fuera jurídicamente,  ¿Supone una buena opción pedagógica y psicológica (de desarrollo humano) para la infancia?

El desarrollo sexual comienza en el nacimiento y las decisiones y experiencias sexuales son cotidianas, relevantes y profundamente educativas. La criminalización moralista de cualquier institución social, política, religiosa o académica que pretende borrar la dimensión afectivo-sexual del ser humano y de la educación, rechaza la propia naturaleza humana. Y ello es mucho más grave cuando estas decisiones pueden estar basadas en intereses de sesgo moral;y no, de orden y fundamento pedagógico.

La Corte Constitucional mediante una sentencia dejó en firme el artículo 14 de la Ley 1146 de 2007 que establece que la cátedra de educación sexual solo deberá ser impartida en los establecimientos de educación media (El Heraldo, 2016), favoreciendo un problema más en lo educativo a un país que precisamente tiene un alto índice de embarazos adolescentes, cifras escalofriantes de violencia de género a mujeres y comunidad LGTBI, desigualdad contra las mujeres y unos resultados en calidad y excelencia académica de los últimos a nivel internacional (Medicina Legal y Ciencias Forenses, 2013; Colombia diversa, 2013).

Si bien es cierto que a nivel de educación internacional y pedagogía comparada, los países han tomado decisiones autónomas sobre este tema, la mayoría de los países reconocidos por modelos y resultados en la Educación de buenas prácticas, desarrollan la Educación afectivo-sexual en sus currículos y forman parte esencial de la integralidad holística del desarrollo, en pro de un bienestar infanto-juvenil y una transición a la vida adulta mucho más óptima y proactiva. No es de ayer, Suecia, incorporó en 1955 la Educación sexual en todas las escuelas de forma obligatoria, y es uno de los países nórdicos más brillantes en los modelos de educación de la infancia. Fueron los países nórdicos y centrales europeos los primeros en esta tarea (Alemania, Austria, Países Bajos, etc) (aquellos que tienen mejores resultados internacionales de excelencia en educación infantil y primaria; así como un modelo de bienestar social más consolidado) (OMS y BZgA, 2010). Los países mediterráneos - de gran tradición heteronormativa, patricarcal y católica u ortodoxa (como Italia o Chipre)-, fueron aquellos que se incorporaron más tarde; resistiendo a los principios profesionales, científicos y académicos; por los morales, más conservadores.

Los estándares de Educación sexual en Europa, en el marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS y BZgA, 2010), manifiestan siete características de la educación sexual son:

1.       Es Interactiva

2.       Coopera con padres, madres, cuidadores (as) y comunidad

3.       Tiene responsabilidad de género

4.       Fomenta el desarrollo de habilidades personales y sociales

5.       Aumenta tras la sistemática participación de jóvenes

6.       Es continua y progresiva

7.       Se adapta al entorno y grupos específicos.

Como es lógico, los principios de progresividad deben cumplirse, como en todo caso de acto educativo, pero por el nivel de complejidad respecto al proceso de enseñanza y aprendizaje, no pueden anularse los elementos, contenidos, habilidades básicas y continuas del proceso pedagógico.

La Etapa de 0 a 3 años supone que a partir de la sexualidad sensorial se estimula el desarrollo socio-emocional y los sentidos, también la seguridad. En esta etapa tocar, oler, los abrazos y caricias, son sumamente importantes y son básicos para el futuro donde la exploración del cuerpo, el conocimiento y la educación en el mismo- es de vital importancia- (OMS y BZgA, 2010). Así como este tema, el inicio de la interiorización de roles de género, se convierte en un aspecto fundamental para desarrollar bien un ser humano igualitario, coeducativo o no tan bien, un ser que discrimina y es violento. Privar de la educación para la sexualidad, supone crecer en un mundo hetenormativo y patriarcal que crea roles inflexibles y rígidos de género, y por tanto, ello condiciona probabilísticamente el desarrollo de patrones afines al dominio masculino sobre el femenino y a la violencia de género (heise, Ellsberg y Gottemoeller, 1999). La construcción sociocultural de género, se pone en escena de forma cotidiana en los grupos de amigos (as) de los 7 a 9 años y aquí se comienzan a tener problemas si lo afectivo- sexual no ha sido educado y sí bloqueado, porque el ser humano no deja de serlo en esta etapa para llegar a sí serlo en la preadolescencia, adolescencia o juventud. Esta posición adultocéntrica y moralista de la educación sexual es la que crea mayor desigualdad estructural, relacional y comunitaria para unas sociedades colaborativas, responsables y socialmente maduras (OMS y BzGA, 2010; Jiménez y Del Pozo, 2013; Del Pozo y Peláez, 2013; Jiménez, Robles, Añaños y Del Pozo, 2011).

 

(OMS y BZgA, 2010): ttp://www.madridsalud.es/publicaciones/OtrasPublicaciones/standars_de_calidad_de_la_educacion_sexual_en_europa_traducido_12nov.pdf

Comentarios
Añadir comentario
Así es, hoy día con el libre acceso a la información o profesionales educan en afectividad y sexualidad o lo hace Facebook o cualquier página xxx que sale en el iPad al googlear educación sexual
Publicado el día 25/02/16 14:11.