Formulario web Formulario web

Contacto

Si deseas ponerte en contacto conmigo, deja tus datos para poder localizarte

Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.
Texto a identificar Refrescar CAPTCHA Refrescar CAPTCHA

Blogs Blogs

"Diversidad y Educación para la Igualdad de género: un pilar de la Educación Inclusiva"

No existe educación inclusiva sin “Educación para la Igualdad” desde la diversidad de género. La tradición cultural evoluciona y los países progresistas y democráticos, también. La herramienta más humana, necesaria y eficaz para el camino es la Educación. El 28 de junio se ha celebrado el día internacional del orgullo de ser persona LGTBI. Madrid, por ejemplo, se convirtió con un millón de personas, en la manifestación europea más numerosa encabezada por algunas (os) de los principales líderes políticos del  país. Se han celebrado los 10 años del matrimonio igualitario, y aunque con otras conquistas sociales y jurídicas que seguir reivindicando, España se ha convertido en uno de los países que jurídica, social y educativamente más apoya la inclusión   http://elpais.com/especiales/2015/matrimonio-homosexual/

 La diversidad humana no corresponde ni exclusivamente, ni principalmente a la identidad de sexo-género. La diversidad es la esencia de la propia heterogeneidad humana. El Binarismo excluyente y heteronormativo justificado desde sociedades patriarcales y androcéntricas, ha supuesto una discriminación histórica que defiende el machismo, el sexismo y la desigualdad hacia las mujeres y hacia cualquier persona que públicamente no se considere heterosexual desde unos roles tradicionales de género que se construyen desde la supremacía pública, política, familiar, laboral…,en definitiva de poder, de “lo masculino” (construcción sociocultural asociada al sexo) (Jiménez y del Pozo, 2013) (Coords.) Todavía en pleno siglo XXI, existen países que vulneran los derechos Humanos de primera generación con la pena de muerte o castigos corporales o de prisión para personas homosexuales http://www.bbc.com/mundo/noticias/2013/12/131211_india_homosexualidad_global_am   

Con frecuencia, en la docencia en general y en el ámbito escolar en particular, se olvida y se invisibiliza la necesidad de realizar proyectos educativos institucionales (PEI) y currículo “para una educación inclusiva”, que suponga el reconocimiento en dignidad y en la igualdad legal - real basada en derechos y oportunidades de cualquier estudiante o miembro de la comunidad educativa de vivir su identidad y su educación ateniendo al pleno desarrollo como persona. “Los lineamientos de política de educación SUPERIOR inclusiva en Colombia del Ministerio Nacional de Educación (MEN, 2013) desarrollan, complementariamente a otros enfoques y atendiendo a otra población, la necesidad de que las instituciones de educación superior desarrollen una educación inclusiva desde la educación para la igualdad; y para ello, se necesitan políticas y acciones institucionales, comunitarias y personales, con enfoques diferenciales de género, donde se cuente con “profesorado inclusivo”, esos docentes que son capaces de “de valorar la diversidad de sus estudiantes y potenciarla como parte del proceso educativo (p.54)", http://redes.colombiaaprende.edu.co/ntg/men/pdf/Lineamientos.pdf

LA CÁTEDRA DE LA PAZ: PUBLÍQUESE Y ¿CÚMPLASE?..

 

El 25 de Mayo de 2015 fue publicado el Decreto 1038 por el cual se reglamenta a nivel formal  la CÁTEDRA DE LA PAZ en Colombia de obligado cumplimiento a partir de la Ley 1732 de 2014, implicando a todas las instituciones educativas de preescolar, básica y media del país. Esta Cátedra supone otro reto con el que “ponerse las pilas” en la pertinencia del sistema educativo colombiano, que valorando la urgencia del bienestar y del progreso social, se encuentra con la relevante dificultad de cómo va a ser cumplido de forma eficaz; sin haber tenido en su tradición pedagógica institucional, la alianza necesaria de la EDUCACIÓN SOCIAL, como disciplina protagonista para las problemáticas sociales desde las ciencias de la Educación y la teoría sustantiva de la Pedagogía.

Aunque el abordaje del fenómeno es complejo, y aparentemente desesperanzador, ¿Cuál puede ser su viabilidad y su éxito? Proponemos  tres medidas concretadas en los siguientes niveles de cumplimiento:

1-      El primero en un nivel estratégico que supone la creación del cuerpo profesional de educadores/as sociales en las instituciones educativas del país. Hace algún tiempo que desde realidades comparadas  europeas e iberoamericanas, se están dando las respuestas estructurales nacionales para la prevención, mediación y acción educativas en el contexto escolar; (así como en otros ámbitos socioeducativos) para el desarrollo adecuado de las competencias ciudadanas y la convivencia escolar. Además de eso, la ciudadanía escolar competente no podrá obtener buenos resultados desde los procesos evaluativos (ICFES), si el proceso conceptual no es interiorizado y puesto en práctica desde aprendizajes verdaderamente vitales, cotidianos y contextualizados. Así lo aborda Petrus (2004:104), haciéndonos caer en la cuenta de que si no “Existiera la educación social en este contexto habría que inventarla…”

 

2-      El segundo en un nivel táctico que permita desarrollar la formación especializada y transversal coordinada con las entidades territoriales certificadas en educación, en trabajo articulado con los Comités Territoriales de Capacitación a Docentes y Directivos Docentes, del cuerpo docente de las comunidades educativas.

En ese sentido, el país lleva retraso en capacitar por medio de formación de posgrados o cursos específicos al cuerpo directivo; así como profesorado (según el artículo 3 del Decreto) que imparta docencia relacionada con las áreas de: a) Ciencias Sociales, Historia, Geografía, Constitución Política y Democracia, b) Ciencias Naturales y Educación Ambiental; o c) Educación Ética y en Valores Humanos. Para ello, el IESE en la Universidad del Norte se ha puesto en marcha y ofrece recientemente en la Maestría de Educación la asignatura de “Educación Social”. Esta realidad, aunque claramente insuficiente para una formación especializada, supone el primer e importante paso del camino; aunque ciertamente necesita la profundización en el área. No es baladí que este año en Cátedra Europa  se dedicara, desde el Seminario del IESE,toda su formación a la Pedagogía Social y a la Educación Social.

 

3-      El tercero a nivel operativo es introducir y/o fortalecer en el currículo mediante principios, lineamientos, contenidos y estrategias en los proyectos institucionales de centro, actividades extraescolares y manuales de convivencia los temas de:

a) Cultura de la paz

b) Educación para la paz

c) Desarrollo sostenible

En este sentido, deberá desarrollarse, a partir de la regulación normativa en su artículo 4,una serie de temas que desde la comunidad científica en Pedagogía Social y Educación Social llevamos trabajando tradicionalmente en relación a la igualdad, la violencia o la delincuencia como campos especializados de nuestra área disciplinar.

Por ejemplo, hay que abordar lo que significa trabajar el tratamiento preventivo delincuencial y la resolución pacífica de conflictos desde el enfoque socioeducativo; la necesidad de las propuestas didácticas para la Igualdad desde los fundamentos y las metodologías socioeducativas para atender de forma inclusiva a la diversidad en su pluralidad o la acción socioeducativa con la infancia y juventud en una sociedad sostenible y solidaria. 

Por favor, una vez publicada…

…ahora, sí -y esperamos como parte de la comunidad educativa-…

¡CÚMPLASE!

Colombia necesita la Educación Social para hacer frente a los retos del país

La complejidad educativa, formativa y socioeducativa actual en Colombia, y en el mundo, suponen una apertura académica y comunitaria a los nuevos retos sociales dentro de las lógicas que la política pública vislumbra para el país. En este camino, existe una apuesta global de Colombia por la Educación, tal y como ha quedado reflejado en la Cumbre de las Américas donde el presidente Santos propuso un sistema interamericano de Educación (El Heraldo, 2015).

Actualmente, dentro de los cambios emergentes que el Estado asume y representa para la comunidad latinoamericana en el mundo, la Educación se convierte en una necesidad, respuesta y un fundamento esencial en las dinámicas de construcción y reconstrucción de ciudadanía, igualdad, paz, equidad y bienestar social en una sociedad de conflicto que aspira al cercano y esperado postconflicto, entre otras necesidades y fenómenos de progreso social. Pero las administraciones públicas, desde el conjunto de participantes responsables intersectoriales y el conjunto de agentes educativos implicados, necesitan la  corresponsabilidad en la tarea y ello pasa necesariamente por la apertura institucional, estructural y profesionalizada de la Educación Social como carrera universitaria, tal y como existe en Europa o recientemente en países lationamericanos como Uruguay o Argentina (a partir del acompañamiento de la Sociedad Iberoamericana de Pedagogía Social (SIPS),-como la sociedad científica experta-, y los colegios profesionales de Educación Social). ¿Cómo poder asumir una pertinente actuación pedagógica y socioeducativa en la educación de calle, la prevención comunitaria de la juventud, en la responsabilidad penal de adolescentes, en la actuación preventiva de la convivencia escolar, en la educación de personas adultas y mayores, la educación rural o campesina o la rehabilitación social, por ejemplo? 

En Colombia se están modificando, asentando e implementando nuevas políticas educativas, de bienestar social, penitenciarias, de desarrollo social etc. que buscan las dimensiones preventivas, formativas y de acción socioeducativa, donde la Pedagogía Social/Educación Social se vuelven protagonistas de los programas comunitarios y específicos; pero que necesitan de la respuesta especializada de la Academia y de la Administración general del Estado.  La Educación social debe ser la nueva apuesta interinstitucional del país en los retos de transformación social. Tal y como apuntaba Natorp, cualquier actividad educadora se realiza sobre la comunidad; y por tanto, es imprescindible avanzar en la perspectiva social de la Educación, y superar su "principal protagonismo escolar y cognitivo".

En este orden, muy recientemente el Ministerio nacional de Educación en Colombia (MEN, 2014) apuesta por unos lineamientos de calidad para las licenciaturas de educación donde se manifiesta que “se requiere, para responder a estos retos y perspectivas…. Integrar en la estructura del sistema de educación colombiano: Educación ética y en valores humanos, Educación personas con limitaciones o capacidades excepcionales, educación de adultos, etnoeducación, educación campesina y Educación para la rehabilitación social”

Estos lineamientos, al igual que el resto de realidades socioeducativas que las legislaciones y políticas están marcando para el progreso y el desarrollo social (Ley de Justicia y Paz, 2005; Ley 1098 de Infancia y Adolescencia, 2006; Ley 1622 del 29 de Abril o Ley estatutaria de Ciudadanía Juvenil2013;Ley 1620 de Convivencia escolar, 2013; ley 1257 de 2008 contra la violencia y discriminación hacia las mujeres; ley 1709 penitenciaria, y un largo etc.), suponen dos posibilidades académicas complementarias, pero imprescindibles:

1.      La especialización de cualquier agente educativo en estas problemáticas y campos socioeducativos.

2.      La institucionalización de la Educación Social como licenciatura que permita que estos/las licenciados/as permitan actuar en contextos, entornos, situaciones y colectivos socioeducativos y que la legislación social y educativa en Colombia está desarrollando como enfoque, sin tener a los agentes formados y profesionalizados para ello como otro agente de equipos multidisciplinares cogidos de la mano de psicólogos/as o trabajadores/as sociales

Desde este punto de vista, es necesario configurar e implementar programas académicos que por medio de especializaciones, maestrías y doctorados formen en la Educación Social (tal y como incipientemente la Universidad del Norte acoge en su nuevo plan de estudios de la Maestría de Educación); pero es de urgente tarea, abrir el campo laboral a grupos profesionales de Educadoras y Educadores sociales que trabajen como especialistas de lo socioeducativo en las Instituciones públicas y privadas, de tal modo que puedan acompañar a la sociedad y a los grupos con atenciones muy específicas.

Únicamente será posible un presente más justo y una Pedagogía de la Esperanza para el futuro, desde un "redanzar la Educación" (tal y como proponía Freire) en un nuevo escenario del mundo que pasa por la transformación social desde la educación actuada, comprometida e integral; y eso hoy en el país se llama "Educación Social".

 

FORO DE SALUD PENITENCIARIA Y FORMACIÓN DEL TALENTO HUMANO

Los días 26 y 27 de Noviembre de 2014, se celebró en Bogotá el Foro de Salud Penitenciaria y Formación del Talento Humano, organizado por el Comité Internacional de la Cruz Roja (entidad que lidera el cumplimiento del derecho a la salud penitenciaria en Colombia) y por la Universidad Tecnológica de Pereira (UTP) (Entidad universitaria con amplia experiencia en salud penitenciaria desde el Dpto. de medicina comunitaria). En virtud de la nueva modificación legal penitenciaria en Colombia y de la situación de vulneración/vulnerabilidad de los derechos humanos de las personas privadas de libertad, se constituye como un reto, el derecho a la salud en estos contextos  penitenciarios del país.

Es por ello, que se me invita a participar como experto internacional con la conferencia " Educación Social y Salud penitenciaria en el ámbito penitenciario español". España se proyecta como referente internacional en salud penitenciaria, con importantes avances y programas socioeducativos y sanitarios referentes a nivel mundial.

Uninorte y el IESE (desde los enfoques de Educación Social y Educación Social para la salud), por tanto, participaron en este evento que intenta avanzar y consolidar propuestas de formación en el sistema penitenciario colombiano y en el Estado; así como posibilitar mejoras estructurales y operativas para transformar la realidad existente en el marco penitenciario y carcelario. "Soñamos con construir un futuro más digno, humano y liberador"

Comité de organización y ponentes de la Universidad Tecnológica de Pereira,

Universidad Libre de Pereira, Cruz Roja Internacional y Universidad del Norte

                                                                       

EDUCACIÓN SOCIAL, EDUCACIÓN LIBERADORA

La Educación social, no puede ser otra cosa que Educación para la liberación. Este reto proyectado por Freire, supone un modelo defendido por el profesor Caride (2010), cuando expresa “Sintamos la necesidad de proyectar en la Educación Social como revolucionaria para educar procurando que las personas pierdan el miedo a la libertad (en el sentido positivo de realización de su propia personalidad individual) pero también de encuentro, diálogo y convivencia con los demás” (pág. 61). Si la educación es la “liberación de la coacción y la liberación de la ignorancia” (Mayor, 2000:443); enseñar, educar, formar, acompañar, mediar y actuar, deben basarse en los principios articuladores que propulsen al ser humano a encontrarse en el reconocimiento de su dignidad y en el compromiso permanente por los Derechos Humanos de su comunidad local y de su mundo global. La sociabilidad, la cultura y la justicia, suponen la dimensión irrevocable de la Educación (y conforman dimensiones de la Pedagogía Social, definitorias de la sustantividad de la Pedagogía como disciplina autónoma). La Educación, por tanto, no debe tener como fin principal “una educación del aprendizaje basado en resultados medibles”, sino la finalidad que forma parte de su propia naturaleza disciplinar: la transformación personal, relacional, política y social.

 

 

— 20 Items per Page
Mostrando el intervalo 21 - 25 de 25 resultados.