Auditorio es bautizado ‘Marvel Moreno’ en honor a la escritora barranquillera
Publicado en: lun, 21 oct 2019 05:35:00 -0500
Uninorte rinde homenaje a una de las figuras femeninas más relevantes del Caribe colombiano.

El auditorio de la Universidad del Norte, espacio insigne del campus, en donde la exposición del conocimiento y el debate de ideas son protagonistas, fue recientemente bautizado por la Rectoría como Auditorio Marvel Moreno, en homenaje a la escritora barranquillera de mayor relevancia en el Caribe colombiano.

Marvel Luz Moreno, cuya obra ha sido destacada en Uninorte en eventos como el V Congreso Internacional de Literatura, dejó una herencia literaria que visibiliza la condición de la mujer en la vida social, histórica y cultural de la Latinoamérica de finales del siglo XX, principalmente de la sociedad barranquillera de las décadas de 1940 y 1950. 

Su formación como escritora fue autodidacta. Sus obras retratan la aristocracia local de los años 50, donde transcurrió su infancia y juventud, y evidencia el choque entre los cambios que trae la modernidad a la vida femenina y una visión patriarcal. En su juventud fue reina del Carnaval de Barranquilla, trabajó como enfermera y ejerció el mercadeo de forma empírica.

Entre sus amigos de juventud se encontraban personajes como Álvaro Cepeda Samudio y Gabriel García Márquez. Se casó a los 23 años con el escritor y periodista Plinio Apuleyo Mendoza, con quien tuvo dos hijas. A los 30 años se trasladó a París y se divorció en 1980. A los 33 años le diagnosticaron lupus y en 1982 se volvió a casar con el ingeniero francés Jacques Fourrier. Escribió gran parte de su obra literaria en París, donde falleció en 1995, a los 56 años.

Hoy su legado sigue vivo y Uninorte se une a ese permanente deseo de visibilizarlo. Esta iniciativa está enmarcada en el deseo del rector Adolfo Meisel de potencializar la huella caribe que vive en la identidad de la universidad. Muestra de ello es que este año se decidió que el nuevo edificio Casa de Estudios lleve el nombre de Alfredo Correa de Andreis, en homenaje a su memoria y obra intelectual; que la sala de la Rectoría se llame Sala Meira Delmar; se le otorgara un doctorado Honoris Causa al economista barranquillero Salomón Kalmanovitz por sus aportes a esta ciencia; o que el profesor Ramón Illán Bacca recibiera la Medalla Sol del Norte debido a sus aportes a la literatura, cultura y docencia.