Con develación de escultura de Karl C. Parrish Jr. Uninorte inicia celebración de 55 años
Publicado en: lun, 25 ene 2021 05:30:00 -0500
Karl C. Parrish Jr. durante una de sus últimas visitas a Uninorte.

El 24 de enero de 1966 un grupo de empresarios sellaba la firma del acta fundacional de la Universidad del Norte. De ese grupo de líderes destacaba la figura de Karl C. Parrish Jr., quien se convirtió en el promotor más persistente de la idea de consolidar una universidad privada de excelencia en Barranquilla que formara el capital humano necesario para liderar los procesos de desarrollo que la ciudad requería.

El compromiso cívico de Parrish Jr., su amor por la ciudad y la esperanza en la educación como herramienta de transformación social siguen siendo un eje transversal en la visión de Uninorte. El día de hoy, cuando inician los eventos de celebración de los 55 de historia, la universidad conmemora la figura y el legado que este hombre visionario representó para lo que ha sido el éxito de este proyecto educativo.

Una escultura suya, de cuerpo completo, será develada a partir de las 4:00 p.m., a través de un acto que tendrá transmisión por el canal de Youtube Uninorte Colombia y la red social Instagram. Con esta escultura se busca que la presencia de uno de los promotores principales de Uninorte se mezcle con la vida diaria de los estudiantes, profesores, colaboradores administrativos y visitantes del campus.

El rector Adolfo Meisel destaca que Parrish Jr. fue un empresario, ingeniero civil, norteamericano, que vivió siempre en Barranquilla y desarrolló con su padre el barrio El Prado. “Un gran urbanizador, un gran ingeniero, filántropo y una de las cosas que quiso hacer para beneficio de Barranquilla, de la región y del país, fue fundar una universidad de excelencia, la Universidad del Norte. Hoy le rendimos tributo a nuestro fundador, a este empresario visionario”, agrega.

La escultura de bronce es del artista español Felipe Alonso, quien aseguró que fue un trabajo apasionante en el que invirtió por lo menos cuatro meses exclusivamente en tallar el modelo en barro, para que luego pasara a la fundición en bronce. “Es complicado hacer una escultura que esté en interacción tan directa con el espectador, porque generalmente las esculturas están puestas en un pedestal. Este tipo de esculturas que se hacen a ras del espectador son más difíciles de hacer. Tienes que estar pendiente de más cosas que cuando te encarnen una escultura que va a estar a una cierta distancia”.

Para lograr la naturalidad de la escultura Alonso confiesa que estudió mucho al personaje, en busca de ser fiel a la anatomía de Parrish Jr., pues en una escultura de estas lo más importante es conseguir una armonía en la pose, que cuando el espectador la rodee sienta que esa escultura está caminando, está transitando por el entorno, que no se sienta extraña.

“Mi intención es que sientan que él está allí, que hay una entidad que le representa, que sea un elemento casi humano, por decirlo de alguna manera, que también es la pretensión de estos actos, hacerle partícipe de una manera diaria del entorno universitario, de una manera física, porque conceptualmente está en la universidad, pero físicamente no está. Esta escultura lo representa físicamente en ese entorno universitario”, finaliza Alonso.

Por Jesús Anturi