'Yo le copio a la honestidad' ofrece herramientas contra el fraude académico
Publicado en: mar, 09 mar 2021 06:00:00 -0500
Intervenciones pedagógicas con estudiantes de nuevo ingreso.

La Universidad del Norte es una institución que se caracteriza por liderar permanentemente diversas acciones en contra del fraude académico. Desde el año pasado, varias oficinas de apoyo a la Vicerrectoría Académica decidieron aunar esfuerzos en una iniciativa conjunta que crea espacios de sensibilización en torno al tema. El Centro de Recursos para el Éxito Estudiantil, la Dirección de Calidad y Proyectos Académicos, el Centro para la Excelencia DocenteBienestar Universitario y la Secretaría Académica han venido trabajando mancomunadamente en la campaña Yo le copio a la honestidad

Esta estrategia institucional busca incentivar reflexiones sobre el fraude a través de diferentes intervenciones pedagógicas y facilitar información preventiva a toda la comunidad universitaria. “Queremos que nuestros estudiantes y profesores conozcan el reglamento y las sanciones que conlleva el fraude, pero lo que más nos interesa es que sepan que la institución les brinda un apoyo formativo para propiciar ambientes que estimulen una cultura de integridad académica”, mencionó Orieta Lucia Ospino Jordan, coordinadora de Cultura Universitaria y Liderazgo Estudiantil en Bienestar Universitario.

Yo le copio a la honestidad ha desarrollado diferentes herramientas con el fin de orientar acciones dentro de los valores característicos del sello Uninorte. “Nuestro actuar debe reflejar la transparencia, verdad, rectitud y respeto que nos caracteriza como miembros de una comunidad de excelencia académica. Por eso es importante saber cómo el fraude puede impactar de forma negativa el proyecto de vida que hemos venido a construir a la Universidad”. 

Con el objetivo de brindar una educación integral y aportar al proceso de formación, esta campaña focaliza a dos grandes poblaciones: los estudiantes y docentes. Para ambos grupos ha desarrollado diversos recursos pedagógicos que apuntan a la preparación y desarrollo de las evaluaciones con miras a prevenir el plagio.

Estudiantes: 

Desde vídeos, charlas y actuaciones, Yo le copio a la honestidad ofrece un amplio material para que los jóvenes comprendan el impacto del fraude en su futuro profesional, contado desde la óptica de sus compañeros de clase. “Para la realización de estos ejercicios tuvimos el apoyo de algunos estudiantes que pertenecen a diferentes grupos estudiantiles, quiénes a partir de su propia experiencia y lenguaje, transmitieron mensajes de reflexión”, agregó Ospino.  

Dentro de las diversas herramientas creadas para los estudiantes, se encuentra miniserie que se titula ¿Cómo estudiar para el parcial? “Con un total de seis episodios, la miniserie busca brindarle a los estudiantes diferentes estrategias académicas en torno a la preparación de un parcial para no incurrir en fraude. Por ejemplo, el primer episodio narra algunos consejos para obtener mejores resultados en los exámenes”.

Profesores: 

“La virtualidad permite que los estudiantes potencialicen su aprendizaje a través de las herramientas tecnológicas. Pero es menester que los docentes les recuerden que están en Uninorte para formarse íntegramente y que deben aprovechar las verdaderas ventajas de esta modalidad de clases remotas, como tener la información a un clic de distancia. Los estudiantes deben tener en cuenta que su mayor conveniencia es el aprendizaje duradero que no se logra por la vía fácil, pues el plagio solo es un escape al compromiso con su proceso”. 

Por ello, la campaña también está pensada para ofrecerle a los docentes una serie de talleres y consejos sobre las TIC que buscan desarrollar un mejor proceso de enseñanza-aprendizaje. “Desde el año pasado, surgió la necesidad puntual de reforzar mensajes relacionados a la honestidad, puesto que la mediación de la tecnología en las aulas se puede convertir en una oportunidad para cometer fraude. Varias de las herramientas que hemos diseñado para los profesores son webinars, charlas y talleres con miras a la prevención y detección de fraude académico en el contexto actual”, resaltó Ospino. 

Finalmente, Ospino rescata que el plan de acción de este semestre está enfocado en transmitir el mensaje de que el fraude, a corto plazo, puede traer beneficios como pasar un exámen, pero a mediano y largo plazo, puede costar mucho. “Eso es lo que queremos dejar claro en esta primera parte de la campaña, cuál es el impacto del fraude en el futuro del profesional que se está formando en Uninorte”. 

Hasta el momento, Yo le copio a la honestidad ha realizado intervenciones pedagógicas con estudiantes de nuevo ingreso y de primer semestre, mediante charlas sincrónicas que están encaminadas a la reflexión sobre las implicaciones reales del fraude como incurrir en una sanción disciplinaria. Y con los jóvenes de últimos semestres, el objetivo es elevar la reflexión a un nivel introspectivo, donde el estudiante cuestione su integridad a partir de su rol como futuro profesional. 

 

Por María Fernanda Salgado