Contacto
Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.
Texto a identificar Refrescar CAPTCHA Refrescar CAPTCHA

Califique este Blog Califique este Blog

Promedio (0 Votos)

Blogs Blogs

Cátedra Europa Uninorte 2012 - Foro sobre temas costeros

d120310_programce_2012.pdf

Apreciados Profesores, Estudiantes, Investigadores, Egresados y Amigos, un cordial saludo. El Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad del Norte participará en la Cátedra Europa 2012 con el Foro sobre Aspectos Costeros (adjunto Flyer y programación para divulgación entre colegas y estudiantes). El foro se realizará durante los días martes 13 y miércoles 14 de marzo. Esperamos puedan asistir nutridamente y afianzar lazos con los investigadores visitantes de la Universidad de Nantes en Francia. El ingreso es libre y gratuito y se certificará asistencia por más de 10 horas de participación. Así mismo, dentro de la Cátedra se presentarán y promocionarán nuestros programas de posgrado (Maestrías, Doctorado en Ciencias del mar y Futuro Doctorado en Ingeniería Civil). Si Ustedes lo consideran, por favor retransmitan esta información a sus contactos que puedan estar interesados. Instituciones/investigadores: su participación en este evento dará un enfoque de proyección a futuros convenios universidad-empresa. Estudiantes: recuerden que su participación en la Cátedra es esencial para el enriquecimiento de la misma. Consulten con sus profesores acerca de la participación en este evento que como su nombre lo indica, es una Cátedra especializada. Profesores: por favor permitan que sus estudiantes asistan masivamente a este evento que será de gran interés entre sus estudiantes. Cualquier información puede ser resuelta en mi correo electrónico (faguzman@uninorte.edu.co). Cordialmente, Andrés Fernando Guzmán, Dr. Ing. Coordinador Maestría en Ingeniería Civil y Ambiental Universidad del Norte faguzman@uninorte.edu.co [575] 3509236/37  

Artículo: La Teoría de las Ventanas Rotas

La Teoría de las Ventanas Rotas


El ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani estuvo en Colombia y le
concedió una entrevista a la periodista Paola Ochoa, quien le preguntó
qué hacer frente al problema de inseguridad en las grandes ciudades.
Giuliani respondió haciendo referencia a la “teoría de las ventanas
rotas”… ¿De qué se trata esta teoría?

En 1969, en la Universidad de Stanford, el profesor Philip Zimbardo
realizó un experimento de psicología social. Dejó dos autos
idénticos, de la misma marca, mismo modelo y hasta mismo color;
abandonados en la calle. Uno lo dejó en el Bronx, por entonces una zona
pobre y conflictiva de Nueva York y el otro en Palo Alto, una zona rica y
tranquila de California. Dos autos idénticos abandonados, dos barrios
con poblaciones muy diferentes y un equipo de especialistas en
psicología social estudiando las conductas de la gente en cada sitio.

Resultó que el auto abandonado en el Bronx comenzó a ser desvalijado en
pocas horas: se perdieron las llantas, el motor, los espejos, el radio,
etc. Todo lo aprovechable se lo llevaron, y lo que no, lo destruyeron. En
cambio, el auto abandonado en Palo Alto se mantuvo intacto.

Es común atribuir a la pobreza las causas del delito. Sin embargo, el
experimento en cuestión no finalizó ahí: cuando el auto abandonado en
el Bronx ya estaba deshecho y el de Palo Alto llevaba una semana
impecable, los investigadores decidieron romper un vidrio del automóvil
de Palo Alto, California. El resultado fue que se desató el mismo proceso
que en el Bronx de Nueva York y el robo, la violencia y el vandalismo
terminaron por dejar el vehículo en el mismo estado que el del barrio
pobre.

¿Por qué el vidrio roto en el auto abandonado en un vecindario
supuestamente seguro es capaz de disparar todo un proceso delictivo?

No se trata de pobreza. Evidentemente es algo que tiene que ver con la
psicología, con el comportamiento humano y con las relaciones sociales.
Un simple vidrio roto en un auto abandonado transmite una idea de
deterioro, de desinterés, de despreocupación; que va rompiendo códigos
de convivencia y deja la sensación de ausencia de ley, de normas, de
reglas, como que todo vale nada.

En experimentos posteriores (James Q. Wilson y George Kelling)
desarrollaron la ‘teoría de las ventanas rotas’, misma que desde un
punto de vista criminológico concluye que el delito es mayor en las zonas
donde el descuido, la suciedad, el desorden y el maltrato son mayores.

Si se rompe un vidrio en el ventanal de un edificio y nadie lo repara,
pronto estarán rotos todos los demás.

Si una comunidad exhibe signos de deterioro, y esto es algo que parece no
importarle a nadie, entonces allí se generará el delito. Si se cometen
‘esas pequeñas faltas’ como estacionarse en lugar prohibido, exceder
el límite de velocidad o pasarse una luz roja y estos comportamientos no
son sancionados, entonces comenzarán a desarrollarse faltas mayores y
luego delitos cada vez más graves. Si los parques y otros espacios
públicos son deteriorados progresivamente y nadie toma acciones al
respecto, estos lugares serán abandonados por la mayoría de la gente y
serán progresivamente ocupados por los delincuentes.

La respuesta de los estudiosos fue más contundente aún, indicando que
ante el descuido y el desorden, crecen mucho los males sociales y se
degenera el entorno cualquiera que éste sea.

Tan solo tomemos un ejemplo en casa: Si un padre de familia deja que su
casa tenga algunos desperfectos, como falta de pintura en las paredes,
puertas en mal estado, falta de limpieza, malos hábitos alimenticios,
malas palabras, falta de respeto entre los miembros del núcleo familiar,
etc., entonces poco a poco se caerá en un descuido de las relaciones
inter personales de los familiares y a su vez comenzarán a crear malas
relaciones con la sociedad en general.

Esa puede ser una hipótesis de la descomposición de la sociedad
colombiana: la falta de apego a los valores universales, la falta de
respeto de la sociedad entre sí, y hacia las autoridades (extorsión y
soborno) y viceversa, la corrupción en todos los niveles, la falta de
educación, la ausencia de formación de cultura ciudadana y la falta de
oportunidades, han generado un país con muchas ventanas rotas y nadie
parece estar dispuesto a repararlas.

La solución a este problema yo no la tengo, pero he comenzado a reparar
las ventanas de mi casa, estoy tratando de mejorar los hábitos
alimenticios, les he pedido a todos los miembros de la familia que
evitemos decir malas palabras y también hemos acordado no mentir. Así
mismo hemos decidido aceptar las consecuencias de nuestros actos con valor
y responsabilidad pero sobre todo, dar una muy buena dosis de educación a
nuestros hijos.

Con esto y con la ayuda de Dios espero comenzar a cambiar en algo lo que
antes hubiera hecho mal, he soñado que los míos algún día repitan
esto, con la finalidad de que los hijos de mis hijos, o los nietos de mis
hijos vean una nueva ciudad y un nuevo país sin ventanas rotas.

Tomado del periódico de ASOBEL, (Asociación de Entidades vecinas del
Obelisco de Ciudad Salitre Oriental), Año 11 de 2010, Edición No. 86,
Diciembre de 2010. Colaboración de Marcial López C.
 

De dónde viene la palabra "Estructura"

La palabra latina structura, de donde proviene este vocablo, se formó a partir del verbo struere 'acomodar en pilas, apilar', que a su vez proviene de la raíz indoeuropea ster- 'desplegar'. Una vez que los romanos le dieron al verbo struere la denotación arriba indicada, se formó no solo estructura sino también una larga familia de palabras en la que se cuentan verbos y sustantivos, cuyos significados se determinan mediante el uso de sufijos, tales como construir, mediante el prefijo con-; reconstruir, mediante los prefijos re- 'de nuevo' y con-; destruir, mediante el prefijo des-; instruir, 'suministrar a alguien elementos internos, como el conocimiento', mediante el prefijo in-; obstruir, mediante el prefijo ob- 'contra'.

De instruir se derivó también instrumento. El prefijo in- tomaba a veces en latín la forma indu, con lo que instruir dio lugar también a industria y sus derivados.

Anteponiendo el prefijo super- tenemos superestructura, originalmente, 'algo que está construido encima'.

En los primeros años del siglo XX, el lingüista suizo Ferdinand de Saussure tomó la palabra para explicar su teoría del lenguaje humano, que concebía como una estructura binaria. Este enfoque influyó luego sobre otras ciencias y disciplinas, como la Antropología y la Filosofía, en las que se desarrollaron corrientes estructuralistas basadas en las ideas de Saussure. 

Tomado de: www.elcastellano.org 

¿Cuál es tu elemento?

El trabajo

laborare est orare

«Trabajar es rezar». Lema de los benedictinos

 

Tomado de: