Blogs Blogs

Volviendo a la U en la nueva normalidad ¿cómo prepararnos?

 

¡No saben cómo he esperado este momento! hoy recibí una gran noticia de mi universidad donde dice que estamos a pocas semanas de retomar las clases semipresenciales en el #CampusSeguro. 

 

Han pasado más de 5 meses desde que la pandemia tocó a nuestra puerta y entramos en una fase de cuarentena que nos impidió suspender nuestras actividades favoritas y tener cualquier tipo de contacto con las personas que más queremos, a no ser que tuviésemos puesto un tapaboca, unas gafas de protección y hasta una botella de alcohol en las manos, como escudo protector ante un enemigo invisible —pareciese una batalla de películaese enemigo aún no ha desaparecido, por eso debemos ser responsables, cuidarnos y cuidar de los nuestros. No les voy a negar que el hecho de regresar a la universidad me genera un poco de miedo e incertidumbre, todo el tiempo estoy pensando en que puedo contagiarme y contagiar a los demás. Pero ¿sabes? hasta cierto punto esas emociones son positivas, nos están advirtiendo que debemos ser más conscientes, comprometidos y solidarios en esta nueva transición de la pandemia. Por eso te comparto algunos tips de mi lista personal y que tendré en cuenta a la hora de volver al campus: 

 
  1. Verificar mis clases presenciales
  2. Consultar los protocolos de bioseguridad en la página web de la universidad para estar informado y no pasar desapercibido
  3. Tener a la mano mi documento de identidad o la app móvil de la U para mostrar mi carnet digital y evitar contacto físico a la entrada
  4. Chequear mi estado de salud en CoronAPP
  5. Asegurarme de lavar mis manos con frecuencia, usar siempre el tapaboca y mantener una distancia física de dos metros en cualquier espacio de la U  
 

Saber que la universidad cuenta con un protocolo de bioseguridad me da tranquilidad para hacer mis actividades académicas en el campus, ir a mis clases y después de tanto tiempo, ver a las personas con las que solía compartir. Aún no sé cómo voy a reaccionar cuando regrese y me reencuentre con mis amigos y profesores, me emociona pensar que después de tanto tiempo vamos a compartir y conversar de muchos temas, así sea a dos metros de distancia. Extraño las canchas y el grupo musical de salsa, en ambos espacios solía practicar fútbol y cantar en mis tiempos libres, ni que decir de los restaurantes, allí hacen la mejor comida del mundo, empezando por el cookie pie, los burritos, los dados de pollo y los bowls. Ya entiendo por qué no me rendía la mesada del mes, era inevitable resistirse—. 

 

Quiero retomar mi vida universitaria como solía hacerlo antes, vincularme a los espacios de mi carrera y las actividades complementarias que Bienestar Estudiantil nos ofrece para disfrutar mientras aprendemos. Sin embargo, debo tener paciencia

y adaptarme. Finalmente, de eso se trata la vida: estar en la capacidad de asumir los cambios y las transiciones con la mejor actitud posible y cómo dijo alguna vez Wiston Churchill “nunca, nunca, nunca te rindas”. 

 

Por: Camilo Vásquez Sánchez

Estudiante de Comunicación Social y Periodismo

Redactor Semillero de Mercadeo

 
 

Las amistades en tiempos de virtualidad universitaria

 

 

Cuando estaba a punto de graduarme del colegio, siempre me imaginé  que al llegar a la universidad podría mostrarme tal cual soy, pues mientras crecía en la secundaria, me di cuenta que era más fácil ocultar ciertos aspectos propios, para poder ser aceptado en el círculo social en el que me encontraba.

 

Siempre había escuchado que en la universidad, podía encontrar todo tipo de personas que en general no le prestan atención a la manera de ser de los demás, y que te aceptan tal cual eres. Deseaba con ansias empezar mi carrera y poder rodearme de nuevas personas con las que podría tener mayor afinidad. 

 

Pero, ahora con la pandemia, todo se trasladó hacia la virtualidad, a pesar de que me alegra tener la oportunidad de estudiar en la universidad que siempre soñé, me da un poco de nostalgia no haber tenido la posibilidad de conocer personalmente a mis nuevos compañeros y profesores, sino a través de una pantalla. A veces en las clases me imagino cómo sería estar en las aulas de la U, debatir entre todos las temáticas o ver en los ojos de mis compañeros la ilusión de estudiar la carrera que nos apasiona, ilusión que también comparto. Pero, por el momento solo puedo percibirlo a partir de la manera en la que se expresan desde los micrófonos y cámaras de las aulas virtuales. 

 

Me siento identificado con algunos de mis compañeros, creo que nos llevaríamos muy bien si las circunstancias fueran otras. Aprecio que los profesores fomenten espacios en los que podamos interactuar entre nosotros, obviamente no es lo mismo, pero al menos puedes interpretar la personalidad de las personas por los Stickers de Whatsapp que usan o por su forma de expresarse, esto hace más divertido los ambientes académicos.

 

El otro día, el profesor de mi clase favorita hasta ahora nos pidió que conformáramos grupos entre nosotros, me sorprendió que al rato me llegó una solicitud para unirme a un equipo de trabajo, con el tiempo, mis compañeros me contaron que me añadieron porque “les agradaba las vibras positivas que le daba a la clase con mis stickers”. Me sentí muy contento y supe que era el inicio de una buena relación. Para sorpresa mía, desde aquel trabajo nos hemos convertido en muy buenos amigos, incluso, hemos hecho videollamadas para conocernos más, hacer Netflix Party y vernos por fuera de las clases virtuales, salidas en las que está terminantemente prohibido tocar temas académicos.

 

También, hemos hecho planes para cuando las puertas de la universidad se abran de nuevo, gracias a las fotos y videos que publican en la página web y las redes sociales de la U, ya nos conocemos el campus, a pesar de que solo lo habíamos visitado una o dos veces antes de la pandemia, ya sabemos en cuales cursos de Bienestar queremos inscribirnos y ya escogimos los postres que comeremos en el Du Nord, en los espacios libres que tenemos entre clases. 

 

Quizás, esos planes se mantengan, tal vez al vernos en la vida real todo siga igual entre mi nuevo grupo de amigos creados desde la virtualidad, o quizás las cosas pueden ser un poco incómodas, o en el peor de los casos, puede que todo cambie, esto no lo sabré hasta que podamos interactuar personalmente, son reflexiones que me quedan de la cuarentena. A lo mejor estos no sean mis amigos para toda la carrera, pero me alegra haberlos conocido, aún bajo estas circunstancias extraordinarias.

 

Como les conté al principio, tenía mucho miedo de no ser aceptado o no conseguir amigos, pero ya ven como son las cosas de la vida. Dejé mis inseguridades y timidez a un lado, hoy estoy muy emocionado por ver lo que me espera en esta nueva aventura, que inició desde lo virtual. Me hace muy feliz haber decidido continuar mis planes, haber asumido el reto y seguir cumpliendo mis sueños para decir con orgullo #SoyUninorte.

 

Por: Danna Pérez Carretero.

Estudiante de Comunicación Social y Periodismo.

Redactora Semillero Mercadeo.

El olvido de las Amazonas

 

¿Por qué siempre se trata de las obras literarias de los hombres? ¿Qué pasa con las nuestras? ¿Por qué no se nos permite levantar nuestra voz? Estas y muchas más son las preguntas que muchas veces rondan por mi cabeza, no nos dejan mostrar nuestra realidad, exigir nuestros derechos, sin embargo, los tiempos han cambiado, y el mundo se está dando cuenta de la importancia de nosotras las mujeres. 

 

¿Han escuchado alguna vez el significado de las amazonas?, déjenme contarles. Las amazonas en la mitología griega fueron un grupo de mujeres guerreras, mujeres que formaron un reino conformado por Hipólita. El significado de ellas ha sido tan fuerte que muestran desde hace muchos años la templanza y fuerza de las mujeres, mostrando equidad entre el hombre y la mujer. Es curioso que en arte literario sean los hombres en Colombia quienes se destacan por sus obras, y es que si les pregunto por un gran literato seguramente nombran a Gabriel García Márquez, y no me malinterpreten, es un excelente escritor, pero ¿alguna vez han escuchado a una reconocida artista literaria?, supongo que no. 

 

Hoy le doy voz a una escritora Colombiana, tan importante como Gabo, una mujer guerrera, llamada Marvel Moreno, una mujer multifacética y considerada como una de las mujeres más influyentes para la historia de Colombia. Ella, quien murió hace 25 años ha dejado un buen legado literario, el cual hasta el día de hoy está retumbando. Para este año al fin dejan lanzar su última obra titulada el Tiempo de las Amazonas, llegará a las librerías, espero que a muchas casas Colombianas y a familias internacionales, para que se escuche de Colombia una voz femenina. Este libro ha sido tan difícil lanzarlo por la historia que encierra.

 

La historia es un círculo entre los protagonistas Luis y Gaby, que muestran una imagen en la ciudad de Barranquilla que muchos desconocen, la vida en élite. Se dice que en el libro se da un giro donde ella conoce muchas facetas de Luis, quien se presume que hace referencia a su esposo, Plinio Apuleyo. Si bien, es un libro que está revolucionando la literatura Colombiana, se quiere mostrar y apoyar el arte y legado que nos dejó esta escritora, quien no debe quedar en el olvido. 

 

Hoy día, se está dando voz a las mujeres, mostrando que somos capaces de realizar lo que nos propongamos, que somos excelentes en los oficios que queramos desarrollar, sin embargo, aún falta apoyo de la comunidad. El ejemplo del caso de Marvel Moreno nos deja en claro que aún nos falta como sociedad, nos queda mostrar y apoyar el talento y permitir que las mujeres tengan voz y voto en nuestro país. 

 

Así como Marvel Moreno, quien había quedado en el olvido, tenemos talentosas mujeres colombianas quienes han apoyado en la ingeniería, la ciencia, la aeronáutica, la política, entre otros aspectos, donde no se reconoce los avances que han hecho para la sociedad, es por eso que mi invitación es que se reconozcan siempre los logros de las mujeres, se apoyen las obras que realizan, no por su género sino por la calidad de lo que hacen y por último, no olvidar la importancia de las Amazonas y sentirse cada mujer como una: guerrera, líder, inteligente y audaz.

 

Por: María L. Pernett Rojas.

Estudiante de Ingeniería mecánica.

Redactora Semillero Mercadeo.

Abajo las etiquetas

No encontraba mis zapatos amarillos, los busqué por todos lados, tanto era la desesperación por encontrarlos que desorganicé todo mi cuarto, saqué todo lo que tenía en el clóset. Corriendo subí a buscar a mamá para ver dónde podría haberlos dejado. No estaban en el patio en las cosas de lavar, no estaban en su cuarto, ni en el de mis hermanos. Ya era hora de irme a estudiar, el tiempo que demoré buscando mis zapatos pude haberlo cogido para desayunar, pero es que era tan importante encontrar esos zapatos que tanto me gustan, que para mí fue imposible sentirme bien ese día. 

 

Llegué a la universidad, me sentía extraña, como si hubiera olvidado algo significativo, llevo una flor en mi cabello de rizos coloridos, mi ropa habitual, y me siento distinta, siento que día a día todos observan cómo luzco o cómo me visto, sin embargo, eso para mí nunca ha sido un problema, tan sólo ese día, el día que había perdido mis zapatos amarillos. Llegué a mi clase y todos se detuvieron a verme, me sentía indefensa e insegura, hasta llegué a pensar que tal vez había manchado mi camiseta.  

 

Luego de salir de clases llamé a una amiga con la que frecuento almorzar. Ella es una persona muy amable, muy básica para mi estilo, siempre utiliza jeans, camisetas con colores neutros y sus tenis blancos. Ese día me saludó con euforia, llegó a contarme que en su clase le habían hecho un quiz sorpresa. Sorprendida, luego de su relato, me preguntó que por qué no llevaba mis zapatos favoritos así que me detuve yo a contarle todo lo que me había pasado. Aquella tarde ella me hizo entender muchas cosas que nunca hubiera podido sacar por mi cuenta. 

 

Lo primero fue que unos zapatos no determinaban mi seguridad, ni mucho menos una prenda de vestir, estuve tan afanada por sentir que todo fuera justo como quería que fuese que no tuve tiempo en el día de sentirme bien conmigo misma. Lo segundo es que todos somos diferentes, así como mi amiga se siente orgullosa de lucir como es, yo también debía hacer lo mismo. No importa al final si me encanta utilizar prendas vistosas, mi cabello o flores coloridas en mi cabeza, debía sentirme orgullosa de quien soy, y no sentir que portar cosas diferentes definen mi valor, es mi esencia y debo estar orgullosa de ello.

 

Todos en algún momento nos hemos sentido vulnerables por cómo somos o cómo nos vestimos, tener un estilo propio no está mal pero una prenda de vestir, unos zapatos o accesorios tampoco determinan quiénes somos, la apariencia no determina nuestra esencia; por lo menos en mi caso, aunque yo tendiera a utilizar muchos colores en toda mi ropa y aspecto físico las personas intuían que era “hippie”, “extrovertida” y un sin fin de etiquetas que sólo dieron lugar a sentirme insegura de lo que me gusta y lo que soy. Sé tú mismo, no le des paso a los estigmas, y por último recuerda que lo que lleves puesto no te define como persona.

 

Pdta: Se preguntarán qué pasó con mis zapatos, mi madre me los escondió y luego me los devolvió porque decía que me los ponía todos los días y tenía más cosas que podía utilizar. Al final, seguí utilizándolos hasta que se dañaron porque eran realmente cómodos y me sentía bien con ellos.

 

Por: María L. Pernett Rojas.

Estudiante de Ingeniería mecánica.

Redactora Semillero Mercadeo.

 

Sí hay oportunidades, queda en ti esforzarte por ello

 

Hace ya varios años que salí de la escuela y comencé mi vida universitaria, no fue nada fácil puesto que me encontraba en el dilema de qué podía estudiar, qué universidades me brindaban mayores beneficios y, por supuesto, pensaba en el costo de los semestres que tendrían que pagar mis padres. La primera decisión madura que debía tomar en la vida era elegir qué y dónde quería estudiar. 

 

Nunca me olvidé de mi realidad, sabía que mis padres no podían pagarme una universidad costosa, tenía que valerme en parte por mí misma y es que no hay nada imposible, nosotros nos encargamos de ponernos nuestros propios límites. Lo primero que recuerdo que tuve en cuenta fue el factor económico, así que comencé a buscar qué alternativas tenía para estudiar en una universidad de calidad y que me pudiera brindar lo mejor para mi educación sin comprometer a mi familia. Descubrí que habían muchas universidades que otorgaban becas para sus estudiantes, unas por la estratificación del hogar, otras por tu excelente desempeño escolar y por último, la mayoría exigían un buen resultado de las pruebas SABER ICFES. También vi, que las universidades tienen un montón de alternativas de financiamiento estudiantil y que resulta realmente rentables, unos créditos condonables, otros los cuales los puedes pagar a largo plazo. 

 

Tenía que programarme y prepararme, no podía aplazar mi futuro ni un minuto más. Así que empecé ir al pre-icfes de la escuela, a prestar mucha atención porque a veces iba y ni siquiera tenía disposición de aprender. Sabía que ya no podía darme el lujo de no estar atenta a las clases ni a las indicaciones que me otorgaban los profesores si realmente quería alcanzar mis objetivos. Estudiaba en mi casa y hacía simulacros que en realidad me fueron de gran ayuda ya que algunas preguntas se repitieron y las sabía.

 

Cuando entregaron las pruebas me sentí muy bien porque me fue como esperaba, tenía oportunidades de obtener una beca escolar y, de hecho, pude escoger entre varias postulaciones de beca. Si de verdad tenemos el compromiso con una actividad en la que buscamos un resultado satisfactorio, es alta la probabilidad de conseguir lo que queremos. Mi caso fue luchar por una beca, pero en el caso que no la hubiese ganado seguramente no me habría desanimado, de hecho, habría buscado la forma de conseguir estudiar en una universidad de calidad, una donde supiera que valdría la pena la inversión. Siempre supe qué era lo que quería para mí y  tuve presente que al final de la historia, el arma más letal del hombre es el conocimiento. 

 

Por: María L. Pernett Rojas.

Estudiante de Ingeniería mecánica.

Redactora Semillero Mercadeo.

¡Sí hay tiempo para todo!

 

Me encuentro realmente emocionada porque ya se acercan los carnavales. Es una época donde la Arenosa se viste de fiesta, se vive la alegría en la ciudad y todo se siente de una manera distinta. Las personas se preparan con la vestimenta adecuada, algunos con camisetas alusivas a los íconos de tradición como lo son la marimonda, el congo, entre otros; mientras que los más arriesgados utilizan camisetas con mensajes jocosos y con frases que están de moda, ya me imagino que la de este año habrán muchos luciendo el “Obvio Bobis” como un mensaje en el pecho.

 

Recuerdo tanto mi primera salida carnavalera, tenía tantas expectativas porque en mi familia nunca me habían dejado asistir a una de estas celebraciones sola, sin compañía de un adulto. Tanto era mi emoción que programé todas mis tareas y las realicé antes de la fecha, sin embargo, olvidé algo muy importante y era un parcial que teníamos un día después de la guacherna. Llamé a mis amigos y les dije que el parcial se me cruzaba con la salida que teníamos, era todo muy triste porque ya tenía el permiso apartado desde hace mucho. Ese viernes de guacherna lo pasé memorizando los detalles del parcial, me reuní con 3 amigos que iban conmigo y no nos concentrábamos muy bien porque nuestra mente estaba dizque estudiando, pero nuestro corazón estaba bailando en guacherna y pensando en la salida del día siguiente. 

 

Cada 5 minutos nos distraíamos a ver las historias de nuestros amigos que se encontraban guacharneando, el único anhelo que teníamos en ese momento era recordar que todo lo hacíamos por sacar una buena nota de parcial. Tomamos una decisión a eso de las 6, enfocarnos en estudiar, dejar los celulares al lado y si terminábamos todos los temas salíamos y nos divertíamos un rato. Al final, a eso de las 10 ya habíamos estudiado, de manera consciente todo lo necesario para el parcial, nos sentíamos realmente preparados y salimos.

 

De eso se trata la vida, de disfrutarla sin necesidad de omitir las responsabilidades que tenemos, al final, nos divertimos mucho ese día, hicimos nuestro parcial y nos fue excelente y aunque no pudimos ir al otro evento porque se nos cruzaba con el parcial, salimos a comer y a despejarnos un rato. Debemos balancear nuestra vida y aprovechar al máximo nuestros años, porque cuando nos damos cuenta el valor del tiempo, sabemos que es posible hacer todo lo que nos propongamos con tan sólo organizarnos. 

 

Por: María L. Pernett Rojas.

Estudiante de Ingeniería mecánica.

Redactora Semillero Mercadeo.

PENSABA QUE ERA NORMAL

 

Pensaba que todo iba de la mejor forma, ya los ruidos que hace la puerta de mi casa no me molestaban, los ladridos de mi perro no me alteraban ni mucho menos me atemorizaba cuando tenía que llamar a la tienda. Era un día común, salí de clases temprano ya que tuvimos un jean day, fue un gran día, o eso pensaba yo. Mientras caminaba a casa se me aceleraba el corazón a millón, más de lo normal, sin embargo, no presté atención alguna puesto que creía que eran cosas que mi mente estaba inventando. 

 

Al llegar a casa no podía respirar, estaba sola y mi madre se encontraba trabajando, tan sólo éramos mi cachorro y yo. Comencé a llorar sin un motivo aparente, no sabía qué era lo que me pasaba, me recosté a la pared, tiré mi morral y mientras mi perro movía la cola intentaba respirar, calmar todo lo que me pasaba en ese momento. No encontré cómo explicar lo que me pasaba en aquel entonces, mi madre tiene ya suficientes problemas pensé y me guardé algo que era el principio de muchos problemas: Mis ataques de ansiedad. 

 

Tenemos la creencia que ir a un psicólogo está mal, que nos van a juzgar y “quiénes son ellos para solucionar los problemas de la gente”; siempre he sido una persona proactiva, me gusta invertir en mis actividades diarias y hacerlo de la mejor manera, sin embargo, el estrés y la ansiedad han sido mis enemigos de por vida. Por situaciones escolares, familiares y por ser tan rígida conmigo misma, entre otros factores, crearon en mí una respuesta al principio, asintomática, donde no sabía que me pasaba, me preguntaba qué le sucedía a mi cuerpo.

 

El problema es que no veía lo que tenía frente a mis ojos, guardaba y reprimía todas mis emociones, muchas veces ni me daba tiempo para pensar en todas las cosas que me pasaban en el día por estar ocupada estudiando música, haciendo la tarea de matemáticas o entrenando fútbol.

 

Cada ataque de ansiedad era peor, me consumían, así que decidí buscar qué era lo que me pasaba, y por una vez más, Google me mató, es que siempre que buscamos su ayuda, referente a algún síntoma que tengamos, la herramienta tecnológica nos otorga el diagnóstico más crítico y ésta no fue la excepción: creí que tenía un tumor. Yo siendo tan nerviosa no sabía cómo decirle a mi mamá lo que me había dicho el “doctor Google”, creí que podía morir joven. Le conté a mis compañeras de colegio lo que me pasaba, no era fácil tener ese “diagnóstico” sola y les pedí que no contaran nada. Fue tan alarmante el caso que una amiga que estaba tan preocupada llamó a mi mamá y le contó toda la situación. 

 

Cuando llegué a casa luego de entrenar, encontré a todos llorando, mi mamá me abrazó tan fuerte que pensé: ¿quién habrá muerto?, seguidamente me dijo que ya me había pedido una cita y que no jugara con mi salud, yo no entendía nada hasta que paró de llorar y me contó toda la historia completa. Yo le pedí que se calmara y le expliqué lo que había sentido y lo que había estado pasando, obviamente ella se calmó y entendió el contexto, no necesitó al “doctor google” ni mucho menos, al final como dice el viejo refrán más sabe el diablo por viejo que por sabio. Yo pude entender luego de ir a un psicólogo y de estar en tratamientos para manejar mi estrés, que muchas personas padecen estos síntomas por altos niveles de estrés y ansiedad, puede que a unos más leves como a otros más fuertes, como era mi caso, lo mejor es no tener miedo a contar lo que nos pasa ni mucho menos aceptar que estamos teniendo el problema.

 

No estamos solos, siempre hay alguien que nos tiende la mano en situaciones tan fuertes como esas, y no, la ansiedad y el estrés no causan síntomas leves, crean bolas de nieve que si no las tratamos pueden ocasionarnos consecuencias más graves. Nuestro cuerpo es como un árbol, debemos cuidarlo, escuchar sus señales, regarlo de buenas energías y cosas positivas para nuestra vida.

 

Por: María L. Pernett Rojas.

Estudiante de Ingeniería mecánica.

Redactora Semillero Mercadeo.

Sólo debía conocerme

Me encontraba a tan sólo unos metros de una persona que vi en la inducción, no sabía ni cómo hablarle, ni cómo expresarme. Quería que me notara y se acordara que yo estaba ahí, además damos dos clases juntos y necesito conocer compañeros de clase, me lo prometí al salir de la escuela: tener mayor confianza personal.

Alrededor de mi vida he luchado conmigo mismo, no me gusta ser el centro de atención, intento vestirme de manera básica para que la gente en lo posible, no note mi presencia. Hoy llevo unos jeans azules, con una camiseta negra y unos tenis planos color negro, el cabello un poco desarreglado y mi morral habitual, un morral espacioso en el que puede caber cualquier pertenencia que necesite llevar, no necesito más, así soy yo, podría ser mejor, pero me asusta serlo. 

No comprendo cómo es que a alguien le asusta ser mejor, invertir tiempo en él mismo. Es molesto no saber nada sobre mí ni entender cómo es que todos a mi alrededor dialogan de manera tan natural mientras yo enredo las palabras en una conversación, balbuceo y pierdo la atención en el momento en el que las personas ya están atentas a lo que estoy diciendo. ¡No hay nada peor que sentir esa sensación!

Necesito hablar con esa chica, no tengo grupo para la clase que tengo en dos horas y sé que a ella le falta un integrante, ¿tendré posibilidad de ser yo esa pieza que falta para completar su grupo?, espero que sí, sin embargo, no entiendo cómo no tengo el valor de acercarme a una persona y poder hablarle.  

Han pasado 15 minutos desde que tengo presente en mi cabeza la idea de acercarme y realizar una simple pregunta, pero me apena todo, pierdo oportunidades en la vida por no perder mis miedos: miedo al no saber expresarme, a no darme a entender, a que las personas me juzguen, e incluso, a que yo mismo lo haga. Es momento de enfrentar mis problemas y seguir adelante, no preocuparme por lo que piense la otra persona ni creer tan poco en mis capacidades, al final, no creo que sea tan difícil decir: Hola, estás en una clase conmigo, escuché que te faltaba un integrante y no tengo grupo, ¿podría ponerme contigo?.

Así fue, por primera vez, me acerqué e hice la pregunta, la chica amablemente me dijo que sí, que no había problema e inmediatamente me comentó que se acordaba de mí, que me había visto en la inducción pero que me recordaba como una persona solitaria, que si quería podía quedarme con ellos hasta que comenzara la clase. Hasta el día de hoy soy muy amigo de aquella chica que no sabía cómo hablarle, y entendí que el problema no estaba en ser incapaz de hacer algo, el problema era yo mismo, la confianza que me tenía. 

Comencé a manejarlo de una mejor manera porque me lo propuse y aunque lo creía imposible, hoy en día no me apenan las cosas, me tomé el tiempo de encontrar el mejor estilo que podía portar con mi ropa, a gastar el tiempo en ver qué cosas son las que me hacían mejor como persona, porque a mi vida le faltaba confianza y autoestima, todo lo que nunca pensé que podría llegar a tener, ahora lo tengo gracias a ello, porque el creer en uno mismo tiene el mayor poder político, social e interpersonal. No dejes de reforzar tu confianza, de sentarte y analizar qué estás haciendo mal en el día, de cuestionar tus actos y, sobre todo, permítete ser tú mismo. 

“Cuando la confianza es alta, la comunicación es fácil, instantánea y efectiva”- Anónimo.

Por: María L. Pernett Rojas.

Estudiante de Ingeniería mecánica.

Redactora Semillero Mercadeo.

 

¿Qué se siente ser primíparo?

Siempre es bueno despejar la mente, disfrutar en familia y compartir con amigos. Qué mejor momento que en las vacaciones de final de año donde podemos analizar si cumplimos los objetivos que nos prometimos al inicio de año e incluso, si se mira la vida de manera introspectiva podríamos ya tener los propósitos y metas que podríamos cumplir el siguiente año. Todo culmina y tuvimos que retomar los estudios, continuar en el proceso para llegar a terminar la vida universitaria y estar más cerca de ser un excelente profesional. 

Es curioso volver a la universidad y darme cuenta cómo año tras año se repite el mismo ciclo, pero no por mi parte, sino que cada día una nueva persona entra e inicia su carrera universitaria. Yo estuve allí en alguna ocasión, lo desconocido siempre genera algo de miedo ya que no sabemos con qué nos vamos a encontrar, es por eso que en el blog de esta semana contaré mi experiencia en mi primer día universitario y algunos consejos para lidiarlo. 

Soy estudiante de Ingeniería mecánica y al comenzar creo que como todos tenía el miedo y la ansiedad de saber cómo sería mi primer día. Me desperté muy temprano, más de lo que me exigía el horario de clases para estar lista, para verme linda pero no tanto ya que había visto algunos chistes y memes en las redes sociales acerca de “no llevar la ropa del 31 de diciembre a mi primer día de clases”. Es que eso de ser un “primíparo” me tenía con un manojo de nervios inexplicable, sin embargo, pese a ser un miedo natural por el cual todos pasamos no es nada grave. 

Al llegar a la universidad miré mi horario impreso porque mi celular no funcionaba, gritaba a lo lejos que era una “primípara”, muchos rumoraban que si preguntaba por algún curso me harían el chiste de la capilla o de la piscina puesto que actualmente la universidad no cuenta con ninguna de estas instalaciones, sin embargo, tuve la valentía de preguntar ya que debo admitir que tengo un mal sentido de orientación y para mi sorpresa esos chicos y chicas fueron muy amables conmigo, de hecho me llevaron hasta mi salón porque ellos tenían que pasar por el para llegar a sus clases. 

Encontrarme con ciertas personas que vi en la inducción me sirvió de mucho y considero que es de las mejores actividades que pueden hacer en la universidad para los estudiantes de primer ingreso porque ya no te sientes tan solo a la hora de llegar a una clase, estamos acostumbrados a ver año tras año a las mismas personas en el colegio que al no verlos pueda que se sume otro temor a la hora de llegar el primer día a la universidad. Sin embargo, no te preocupes, si estuviste en la jornada de inducción por lo menos a alguna persona conoces. Mi primer consejo es que no falten a ella porque en primera instancia es divertida, tienes la oportunidad de conocer las instalaciones y a tus nuevos compañeros. 

Al entrar a la primera clase y ver al profesor tenía la incertidumbre de cómo sería, toda la noche anterior lo pensé puesto que en la escuela me vendieron una imagen que los profesores de las universidades son más estrictos y no hay duda de ello, pero no en un mal sentido, no son ogros que no tengas la posibilidad de preguntar algo y al final, así como los del colegio están para ayudarte y asesorarte. Mi segundo consejo es que no le tengas miedo a tus maestros, anota lo necesario en la clase, ve con la mejor actitud y disposición de aprender que al final ese es el objetivo de tanto esfuerzo que hacen nuestros padres para que podamos cumplir nuestros sueños en el ámbito profesional. 

Me di cuenta, al final de mi primer día de clases en la universidad, que todo era más el miedo a lo desconocido y que era un lugar más para estudiar con muchas ventajas por el hecho de que ya no tenía que ver algunas materias que no me gustaron en la escuela. Recuerdo llegar a mi casa agotada ya que no estaba acostumbrada a un lugar tan grande puesto que el colegio donde estudié es muy pequeño, sin embargo, vencí mi temor y me di cuenta que no era tan malo como pensaba, la universidad es una mini ciudad en donde podía conseguir de todo, ya no tenía que preocuparme por si un día se me quedaba la cartulina o lapiceros e incluso era una nueva oportunidad para conocer nuevas personas y estrechar buenos lazos en el ámbito personal y profesional. 

Por: María L. Pernett Rojas.

Estudiante de Ingeniería mecánica.

Redactora Semillero Mercadeo.

 

¿Cómo trabajar en equipo?

 

Una de las cosas que más nos cuesta en nuestra vida escolar, universitaria y laboral es el trabajo en equipo. Llevar un ambiente amigable con tus compañeros de trabajo puede resultar retador y para ello se necesita mucha paciencia, empatía y trabajo cooperativo, es por ello que en blog de esta semana te daré ciertos consejos para que el trabajo en equipo ya no sea más una odisea.

 

Lo primero que hay que saber es que no todas las personas tienen las mismas habilidades ni trabajan en el mismo tiempo, es por ello que debemos enfocar las tareas de los trabajos grupales según las destrezas que posea cada uno. Por otro lado, también es importante señalar que si esta acción se realiza podrías obtener gran éxito en la tarea que tengan que realizar ya que un buen manejo de trabajo en grupo genera eficacia en los resultados que se quieran y, por supuesto, una buena nota si es lo que se desea alcanzar. 

 

Para que un grupo se sienta bien trabajando debe haber un buen ambiente, es por ello que crear un vínculo de confianza siempre es importante, ya que, permitirá que todos se sientan seguros al dejar una tarea puesta en otro e incluso a que todos entiendan cómo se pueden ayudar alrededor del trabajo propuesto.  Otra cosa muy importante y es un error común en los grupos, más cuando necesitamos realizar una exposición es dividir temas para finalizar un trabajo. Lo mejor para ello es que lo que se deba estudiar o trabajar se parta de manera equitativa y todos puedan aprender todos los temas, permitiendo un aprendizaje general de las cosas y no uno particular.

 

A la hora de tomar las decisiones para algo deben ser grupales, es decir, que todos los miembros deben de estar de acuerdo, por eso también es importante motivar al otro y no demeritar los  trabajos que se hagan, las cosas pueden cambiar de acuerdo a cómo se dicen. No es lo mismo decir “eso está todo mal, corrígelo” a decir “Considero que esta parte del trabajo podría mejorar, ¿tú que piensas?. Es mejor enfocarse en las mejoras para un buen resultado colectivo y no mirar o generar un problema para entorpecer un mejor resultado en equipo sin aportar valor al grupo.

 

Otro peldaño importante para que tengas buen manejo de trabajo cooperativo es la responsabilidad y la motivación, aunque no lo creas estas van de la mano ya que un grupo motivado siempre tendrá la disposición para hacer las cosas y de la mejor manera, por ende, buscará siempre la forma de cumplir con todas las responsabilidades y potenciar el grupo, para así, ser el mejor. 

 

Por último, recomiendo ser de mente abierta, muchas veces no escogemos nuestro equipo de trabajo y menos en el campo laboral, reconoce que todas las personas son distintas y no tienen el mismo pensamiento que tú y repítete siempre que escuchar con humildad es una virtud, que siempre ayuda a conocer nuevas maneras de entender el mundo.  

 

Por: María L. Pernett Rojas.

Estudiante de Ingeniería mecánica.

Redactora Semillero Mercadeo.

 

Cómo saber si eres un líder

 

Hoy día es vital conocer nuestras fortalezas y debilidades, de lo que somos capaces y esto, es fundamental en el colegio, la universidad y los trabajos ya que consideran más importante tus habilidades blandas, tales como tus destrezas a la solución de problemas y cómo te comunicas con los demás. Muchas de estas destrezas son características de una persona con capacidades de liderazgo, si deseas saber si realmente tienes aptitudes de líder continúa leyendo a continuación qué es ser un líder y cómo saber si eres uno. 

 

Lo primero que debes saber es que un líder no es aquel que se dedica sólo a dar órdenes a los demás sino que es aquel que orienta a los demás y los motiva día a día a seguir realizando las actividades de la mejor manera. En todo círculo social siempre se encuentra un líder nato, aquel que propone organizar las fiestas o el que incentiva a los grupos de trabajo a reunirse para terminar sus responsabilidades. Una habilidad muy destacable de un líder es que son capaces de valorar el trabajo de los demás, no demeritan lo que hace el otro, tienen cierta destreza por preocuparse por los demás y trabajar en equipo. 

 

A su vez, son personas que cuando se equivocan, tienen la capacidad de reconocer los errores y actúan de manera rápida, proponiendo siempre soluciones a los problemas que se presenten por muy difícil que sea emprender la solución. Por otro lado, son generalmente personas muy positivas, que siempre le ven el lado bueno a las cosas y ven siempre un problema como una oportunidad para mejorar y superar las dificultades. Ésta es considerada la mejor habilidad del líder ya que muy pocas personas logran en sí, ante las preocupaciones y el estrés, encontrar soluciones con la mejor actitud donde muchas personas no pueden llegar a verlas.

 

Por último, se reconoce a un líder también por ser personas que no se limitan a la hora de cumplir su trabajo, siempre buscan darle un valor agregado a lo que hagan y ven las obligaciones como nuevos retos para aprender cada día. No son personas que se creen más que los demás, es por ello que son considerados personas humildes. Ser un líder te proporciona muy buenas habilidades en todos los ámbitos de la vida, sin embargo, si consideras que no lo eres, no te preocupes, el líder también se forja y puedes comenzar a potenciar tus habilidades y destrezas para poder serlo; sin embargo, si no es tu objetivo tener rasgos de liderazgo, intenta mejorar cada día como persona, conoce tus debilidades y fortalezas y lucha para alcanzar tu proyecto de vida.

 

Por: María L. Pernett Rojas.

Estudiante de Ingeniería mecánica.

Redactora Semillero Mercadeo.

 

Que tus acciones te lleven al éxito

Ya estamos a punto de culminar el año. Es el momento decisivo para tomar muchas decisiones de nuestra vida, para dar lo mejor y poder terminar con las mejores notas. Por eso en el blog de esta semana te daré 5 tips para que continúes con la energía al máximo y puedas culminar todos tus propósitos y empezar los nuevos con la mejor energía:

 
  1. Come saludable: hay muchos estudios que indican que comer saludable es la mejor herramienta para el rendimiento del ser humano ya que la ingesta de buenos alimentos permite al cuerpo nutrirse con las vitaminas y minerales necesarias para mejorar la concentración y nuestro estado de ánimo, previniendo el estrés y la fatiga cognitiva. Suena muy bien pero sabemos lo difícil que es comer bien en exámenes finales, así que te recomiendo que lleves siempre snacks en tu bolso, preferiblemente frutas o frutos secos que permitan saciarte y así evitar comidas grasas o comidas rápidas.

 
  1. Tómate 5 minutos de reflexión: al estar continuamente estresados olvidamos sentarnos a pensar lo que vamos hacer en el día y por qué lo estamos haciendo. Recomiendo que al despertar tomes 5 minutos para meditar acerca de tus objetivos no sólo del día sino a largo plazo, esto permite que el cuerpo no libere tantas concentraciones de cortisol en el resto del día (hormona del estrés) y a su vez, sirve como motivación personal para no desanimarnos a la hora de realizar las actividades, recuerda que las mejores recompensas están detrás de un arduo esfuerzo. 

 
  1. No trasnochar: para que el cuerpo humano opere de la mejor manera es necesario descansar y aunque pienses que trasnochando podrás terminar de estudiar y cumplir con todos los compromisos no es así. Al trasnochar tan sólo provocamos un desgaste tanto físico como mental, llega un momento de la noche donde somos improductivos y sólo estamos forzando nuestro cuerpo a estudiar o a terminar ese trabajo que tenemos que entregar. Es mejor despertar muy temprano y cumplir las horas de sueño que deberían ser sagradas para así tener un mayor rendimiento y productividad en el día. 

 
  1. Haz algo que te haga feliz: no todo es estudio y preocupaciones, date una o dos horas en el día para realizar una actividad que te guste mucho, bien sea ver una película, continuar tu serie favorita e incluso tomar el tiempo para correr o realizar alguna actividad física. Esto dará paso a que cuando retomes tus actividades incremente tu proceso creativo y a su vez tus ganas por seguir estudiando. Es importante tener autocontrol, aunque tomes un tiempo para hacer algo que te guste, debes recordar que sólo lo haces para distraerte un rato pero debes volver a culminar de cumplir tus responsabilidades y no perder el enfoque.

 
  1. Planifica: muchas veces nos dejamos envolver por el estrés y el montón de actividades pendientes, toma un breve espacio para organizar las tareas que vas a realizar en el día. Ve tachando las cumplidas y las pendientes. Organízalas según el tiempo de entrega, la dificultad y el tiempo que invertirás en la actividad. Esto nos otorga la oportunidad ser conscientes de nuestras responsabilidades y a su vez, nos permite no dejarnos coger del tiempo.

 

No dejes que el estrés ni el tiempo te ataquen en este final de año, da lo mejor de ti y no te desesperes ante la llegada de las vacaciones ya que muchas veces nuestra motivación es entrar a vacaciones y eso puede que otorgue más desesperación a la hora de realizar las cosas. Paciencia, todo esfuerzo trae buenas recompensas, piensa en el hoy para que no te tengas que preocupar por el mañana. 

 

Por: María L. Pernett Rojas.

Estudiante de Ingeniería mecánica.

Redactora Semillero Mercadeo.



 

Un recorrido por Dunord

 

 

Al iniciar nuestras clases universitarias, nuestro hogar pasa a un segundo plano y gastamos más horas en la universidad, es por ello que es necesario para nosotros como estudiantes poseer espacios que nos permitan sentirnos cómodos y no extrañar nuestras casas. Uninorte se siente tanto como nuestro hogar por el hecho que tienen como objetivo otorgarnos los mejores servicios. es por eso que posee tiene una cadena empresarial propia, encargada de ofrecernos excelentes bienes y servicios para que no nos falte nada a la hora de estar en la u. Esta empresa se llama Dunord y aunque no lo crean, se ha encargado de hacer sentir a los Uninorteños como en casa y da la oportunidad de otorgarle al estudiante una estadía en Uninorte más amena, permitiendo que nos sintamos cómodos en horas libres o que podamos encontrar cualquier cosa que necesitemos. Por ello, en el blog de esta semana hablaremos de los distintos servicios que ofrece Dunord:

 
  • Dunord Restaurantes: hay restaurantes para todo tipo de gustos, ocasiones y precios. El primero, un restaurante elegante, con muy buenos platos a ofrecer es el 1969, en él puedes encontrar comida muy elaborada y con excelente sabor. Por otro lado a la salida del Restaurante 1969 se encuentra La Crepería que como su nombre lo indica puedes conseguir deliciosos crepes, ya sean dulces o salados, waffles y demás. A su vez existen otros restaurantes como el Express, la Esquina, Le Petit y el Camión que se caracterizan por tener comida variada, rápida, pastelería y café a un precio asequible. Por último el Plaza, el Café y Terrasse son restaurantes más formales, predilectos para almorzar y poder conversar con tus amigos en los ratos libres.   

  • Dunord Gimnasio: este es uno de los servicios más importantes para muchos estudiantes en Uninorte,  puesto que a veces nos tocan horarios en los cuales es necesario quedarse en la universidad pero tenemos de pronto varios espacios libres, en esta zona ubicada en el primer piso del coliseo se tiene la oportunidad de descargar el estrés del día y a su vez continuar con una vida saludable.

  • Dunord Store: Este sin duda es uno de mis espacios favoritos, ya que cuando me quedo en la universidad por mucho tiempo me provocan muchos snacks y hay de todo tipo ya sean saludables o no. En realidad allí encuentras de todo, ropa, maquillajes, productos de aseo personal y demás. Lo mejor de todo es que al fondo hay una droguería en caso de tener algún dolor repentino.

  • Dunord Graphique y Zonas Digitales: No hay nada que saque más de apuros a un estudiante que este servicio. En muchas ocasiones que se nos olvidan las copias del trabajo destinado para ese profesor exigente, te aseguro que tu salvación será este lugar. Puedes encontrar muchos tipos de impresión y en cualquier papel. Por otro lado, si sólo vas a imprimir copias a blanco y negro hay zonas digitales en algunos bloques para que no te toque esperar tanto en el Grafique en caso que esté lleno. 

  • Dunord Entretenimiento: Para esos días aburridos también hay solución, la mejor sala, mis favoritas, son las salas de entretenimiento del café, al entrar puedes encontrar zonas para ver películas y una sala de videojuegos al fondo para divertirte y competir con tus amigos. 

  • Dunord Km5: Esto es una librería donde puedes conseguir cualquier texto guía o libros de interés, también tiene función de papelería y es posible encontrar cuadernos, papeles, bolígrafos y demás.

  • Dunord Le salon: Por último se encuentra un lugar, que en especial a muchas mujeres saca de apuros, recuerdo una vez que tenía una entrevista de trabajo y tenía mis uñas horrorosas, este salón de belleza fue mi salvación. 

  • Máquinas Expendedoras: Hay muchas máquinas expendedoras para surtirnos de snacks y bebidas si vamos de afán a alguna clase, sin duda mi máquina favorita es la de café para esas clases mañaneras.

 

Si deseas conocer más en detalle sobre los servicios que te ofrece Dunord en la Universidad del norte ingresa en el link a continuación o descubre cada espacio por ti mismo realizando un recorrido por nuestros pasillos: https://www.uninorte.edu.co/web/dunord/restaurantes

 

Por: María L. Pernett Rojas.

Estudiante de Ingeniería mecánica.

Redactora Semillero Mercadeo.

 
 

Que tu sueño sea una realidad

Muchos tenemos sueños y metas que queremos cumplir, ya sea a nivel personal o profesional. Este es precisamente el tiempo donde podemos comenzar a inscribir nuestros sueños a nivel profesional. Las universidades permiten guiar de manera integral a los estudiantes para que se formen como futuros profesionales, sin embargo, muchas veces las personas no tienen los recursos necesarios para pagar parcial o completamente la carrera soñada. Es por ello que en el blog de la semana hablaremos de las distintas becas estudiantiles que brinda la universidad del Norte y los requerimientos necesarios para su aplicación.

 

Para conseguir una beca y hacer parte de la convocatoria es necesario tener presente que debemos cumplir con varios requisitos estudiantiles. Para las becas 2020 el plazo para la entrega de documentos es hasta el día viernes 8 de  noviembre de 2019, así que te recomendamos que no te dejes coger del tiempo y aproveches esta oportunidad que te ofrece la universidad. Para la aplicación de becas institucionales piden varios documentos los cuales son:

  • Resultado de las pruebas saber 11, es decir, las ICFES.

  • Foto tuya reciente de un tamaño 3X4 fondo blanco, para ello recomiendo que sea una foto donde sientas que quedaste bien, una foto formal y que cumpla con las dimensiones anteriormente mencionadas.

  • Carta de recomendación del rector del colegio.

  • Certificado de los boletines de los dos últimos años cursados en bachillerato. Si aún estás cursando tus últimos periodos y no tienes tus notas completas, no te preocupes, anexa hasta donde vayas.

  • Certificado de ingresos de los padres o acudientes. Esto es muy importante ya que hay becas específicas, es decir, becas que son para estudiantes de bajos recursos e incluso becas que son por un excelente desempeño estudiantil, por eso es tan importante saber en qué constan tus becas de aplicación.

  • Fotocopia de la cédula de padre y madre.

  • Fotocopia del recibo de energía del último mes. 

  • Video ensayo de tus destrezas, habilidades y competencias. Este es otro de los ítems de gran importancia, yo recomiendo que te tomes un tiempo para saber qué puedes decir en el video, conócete y no tengas miedo de hablar y expresar lo bueno que eres. Recuerda también que todo es mejor con mesura, no digas cosas que no seas o no te representen por brillar, di la verdad siempre, tarde o temprano quedarás al descubierto.

 

Luego que hayas llenado todos los requisitos y los tengas completos seguramente la universidad te llamará para realizar entrevistas y evaluar quiénes son merecedores de las becas aplicadas. A continuación si no sabes las becas que te ofrece la universidad te las mencionaré acá:

  • Roble amarillo

  • Orgullo caribe

  • Karl C. Parrish JR

  • Gecelca

  • Expreso Brasilia

  • Fundación gases del Caribe.

  • Uninorte Caribe

  • Excelencia deportiva

  • Allianz

  • Progreso Combarranquilla

  • Pa’ lante Caribe

  • Comunidad del Cerrejón

  • Transelca

Como puedes ver, muchas de las oportunidades de beca que te ofrece nuestra universidad son gracias a empresas y otras son institucionales. Para este año se dio una nueva categoría de beca, la de Excelencia deportiva, motivando a los estudiantes a ser personas integrales y mostrando así que todo esfuerzo tiene su recompensa. Si deseas conocer más acerca de cada beca echa un vistazo a nuestra página de Financiamiento Estudiantil y conoce qué beca se ajusta más a ti y a tus necesidades. 


Link de Financiamiento Estudiantil: https://www.uninorte.edu.co/web/apoyo-financiero/becas

Por: María L. Pernett Rojas.

Estudiante de Ingeniería mecánica.

Redactora Semillero Mercadeo.

¿Ya sabes qué vas a estudiar?

Como ya sabemos, la semana pasada se entregaron las Pruebas ICFES, muchos estuvieron frente a una larga espera. Por este motivo lo mejor en estos momentos es comenzar a pensar qué se puede estudiar y en dónde emprender esa decisión. Sin embargo, también es momento de tomar las cosas con calma,  no estresarse frente a los resultados obtenidos y más si tal vez fueron lo que no esperabas. Ahora es muy importante escoger un tiempo para saber lo que realmente deseas estudiar y que sean acordes a las habilidades blandas y cognitivas que tengas. En esta ocasión te explicaré cómo escoger tu carrera si aún no te decides cuál es la adecuada y te daré excelentes tips a continuación:

Primero ten en cuenta en qué materias te desempeñabas mejor en el colegio, porque esto te permitirá conocer en un futuro en qué serás realmente sobresaliente. Cuando hayas tenido eso claro, considera si eso realmente te gusta, porque muchas veces somos buenos en algo y a la final no es lo que nos apasiona. Una recomendación de mi parte es que pienses en las necesidades humanas y sociales, puede que hoy hayan muchas carreras “trending” o de moda, pero ¿realmente son las carreras del futuro? Recuerda que es la decisión de la que dependerá tu futuro y tu proyecto de vida, no la tomes a la ligera.

Recomiendo también que verifiques cuáles son tus habilidades blandas, es decir, esas actividades que van relacionadas con la personalidad del individuo, como la capacidad de liderazgo, el trabajo en equipo e incluso cómo te relacionas con los demás. Estas habilidades también son de gran importancia identificar ya que en muchas carreras se necesita de la buena relación con los demás, de cómo te desenvuelves en medio o si eres tímido. 

Por último, debo decir que todo lo que te he recomendado son consejos basados en la experiencia y en lo que he vivido alrededor de mi vida escolar, universitaria y en parte laboral, por ello te aconsejo que realices un test vocacional en el cual te evalúan todo lo que te he mencionado anteriormente de manera certificada para conocer tu perfil profesional. Existen varios test en línea que otorgan la posibilidad de conocer tu vocación, sin embargo, yo sugiero que te acerques a Universidades donde hacen este tipo de prueba de manera gratuita e incluso preguntar en tu escuela en el área de acompañamiento estudiantil si podrían orientarte con respecto a tus habilidades y así poder conocer la mejor opción profesional para ti.

Por: María L. Pernett Rojas.

Estudiante de Ingeniería mecánica.

Redactora Semillero Mercadeo.

 

Las ventajas de realizar un intercambio

Conocer y estudiar en otro país o ciudad no sólo te motiva a descubrir nuevas experiencias sino también a aprender acerca de nuevas culturas alrededor del mundo. A su vez, tendrás buenos recuerdos de lo conocido y creará en ti un impacto positivo tanto en tu vida personal como profesional. Por eso en el blog de esta semana hablaré de las oportunidades que encontramos a la hora de estudiar en el exterior. 

 

Muchas universidades colombianas cuentan con convenios institucionales para que los estudiantes tengan la oportunidad de irse de intercambio nacional o internacional, esto con el propósito de que puedan conocer impacto de su carrera en otros países o ciudades, la influencia de la cultura y el idioma, entre otros factores que son importantes para la formación como profesional. 

 

Por otro lado, irse a otro país otorga mayores experiencias tales como reforzar el idioma nativo del lugar a donde vayas ya que tu cerebro estará enfocado en el entorno donde estés, no hay una mejor oportunidad de aprender un idioma que a través de la inmersión. A su vez, por interactuar con personas que hablen la lengua natal, aprenderás con mayor rapidez, mejorarás el acento y hablarás con mayor fluidez. 

 

También, estar en un lugar desconocido te permitirá observar críticamente qué aspectos de tu vida pueden mejorar ya que estarás posiblemente en una ciudad o un país que no conozcas a nadie. Llegan momentos en donde tienes que tomar decisiones por tu cuenta y esta oportunidad te permitirá ser más independiente, reflexivo, disciplinado, y aprender de los errores. Es crucial para una persona que quiera irse de intercambio contar con un espíritu aventurero y estar entregado siempre para aprender. 

 

En la universidad del norte se cuenta con 268 posibilidades de intercambios nacionales e internacionales, es la tercera universidad en nuestro país con mayor número de convenios con universidades alrededor del mundo en 3 de los 6 continentes. Para aplicar a ello es necesario llevar, en tu carrera, un buen promedio y manejo del inglés u otro idioma que requiera el intercambio. Esto es una gran motivación para los estudiantes ya que dan todo su esfuerzo semestre tras semestre para tener la oportunidad realizar su intercambio nacional o internacional con el fin de conocer y aprender nuevas metodologías de aprendizaje y trabajo. 

 

Si deseas saber más de ello, puedes consultar en la página de intercambios académicos que ofrece la universidad aquí: https://www.uninorte.edu.co/web/intercambios-internacionales/intercambio-academico 

Por: María L. Pernett Rojas.

Estudiante de Ingeniería mecánica.

Redactora semillero mercadeo.

Si deseas conocer un poco más de los beneficios que te ofrece la Universidad del Norte, ingresa a la página www.uninorte.edu.co o actualízate y conoce lo nuevo que trae la universidad para ti en nuestras Redes Sociales @uninorteco y @jovenuninorteco.

La puntualidad es la virtud de los sabios

 

Hoy día en la universidad es importante tener un factor diferenciador, recuerda que es un espacio donde nos formamos y preparamos como profesionales. Aunque es normal equivocarse en este camino de aprendizaje, también es bueno ir poniendo en práctica los valores y acciones necesarias para nuestra vida, recuerda que en ocasiones hablan por sí solas. Por eso en el blog de esta semana hablaremos de un problema común frente a los jóvenes: la puntualidad.

 

Como punto inicial, la puntualidad es una acción propia de cada persona que se realiza para cumplir una acción en un tiempo establecido, es decir, que depende crucialmente del interés de las personas hacia la actividad que se vaya a realizar. En la Universidad es propio de los estudiantes llegar un poco tarde a las clases, aunque se crea que es algo normal y no tiene mayor relevancia. Sin embargo, crear el hábito de ser puntuales debe ser moderado desde este paso de la vida, no sólo para nuestra vida profesional sino para cada aspecto de nuestras vidas. 

 

Aunque no se crea, al no realizar un acto en el tiempo pactado, desencadena desorden y ganas de no hacer la acción a la que llegaste tarde. A su vez, indica irrespeto y más si es el caso en el que vas a ver a una persona ya que acordaron una hora y lo hiciste esperar e incluso en el caso de una clase la cual ya comenzó, puesto que interrumpes la idea que lleva el profesor y los estudiantes en el aula se dispersan mientras entras y te sientas para ser parte de la clase. 

 

Por último, ten siempre presente que nadie está exento de un imprevisto y que aunque se quiera llegar en el tiempo exacto a todo, muchas veces es imposible. Sin embargo, si recomiendo que si por alguna razón no puedas ser puntual, le avises a algún compañero para que luego puedas ponerte al día de lo que te perdiste. Llegar en el tiempo establecido para las actividades es una necesidad para la vida de las personas ya que aprendes a manejar mejor tu tiempo, te vuelves más responsable, te permite procrastinar menos y vas teniendo un mejor control de tu vida.

 

Si consideras que tienes problemas con ello o sientes que puedes mejorar tu estilo de vida,  a continuación te daré varios consejos que serán de gran ayuda para mejorar tu puntualidad:

 
  1. Planea no llegar a tiempo a la actividad que vayas a hacer o realizar, llega 15 minutos antes para tener un margen de tiempo en caso de algún imprevisto. 

  2. Aunque esto suena imposible, es necesario: No le cojas fastidio a la alarma ni prolongues el tiempo en ella, piensa que si despiertas enseguida podrás aprovechar mejor el tiempo.

  3. Ten siempre una lista de las tareas del día, así sabrás las responsabilidades que tienes y poder organizarte en los tiempos establecidos. 

  4. Organiza un día anterior las cosas que deberás llevar o te vas a poner al día siguiente, para no demorar tanto tiempo eligiendo ropa e incluso buscando algo que debes tener para una clase y no sabes donde lo dejaste.

  5. Por último, si vas a llegar tarde porque ya tuviste un imprevisto que no te permitió llegar a tiempo, excúsate con el profesor y también puedes pedirle a algún amigo de confianza para que te notifique lo que van haciendo en la clase. Así mismo, si tu cita es con una persona en particular, puedes avisarle del inconveniente para disculparte y posponer tu cita.

    Por: María L. Pernett Rojas.

    Estudiante de Ingeniería mecánica.

    Redactora semillero mercadeo.

     

¿Por qué es tan importante aprender un nuevo idioma?

Cuando nacemos lo primero que emitimos es un sonido de llanto, que es el modo de decir a nuestra madre: Estoy aquí. Para los seres humanos es de vital importancia la comunicación, por medio de cualquier sentido, del habla, la escucha, escritura y lectura; así pues, es imprescindible para cualquier persona comunicarse. Esto nos permite transmitir las ideas y que la otra persona pueda entender lo que queremos expresar, por eso, para cualquier persona que se desenvuelva de manera positiva en la expresión oral y escrita, tiene la capacidad de poder tener mejores relaciones interpersonales, encontrar un buen trabajo, entre otros. 

Hoy día vivimos en un mundo donde ya todo está creado, muchos son estudiados y si de verdad se busca ser exitoso, es necesario un valor agregado, de tal forma que, los idiomas se vuelven los protagonistas frente a ello, por la necesidad de comunicarse con gente de otros países ya que afrontamos una era de globalización. Por eso en el blog de esta semana les explicaré por qué es tan importante aprender nuevos idiomas. 

Primero, aprender una nueva lengua se ha convertido en una necesidad, ya sea en el ámbito laboral, para conseguir una beca en el extranjero, para crear relaciones interpersonales e incluso para conocer y viajar a nuevos destinos.  De los idiomas más importantes en la actualidad es el inglés, el cual es uno de los más hablados alrededor del mundo, un lenguaje sencillo, sin mencionar que es el más utilizado en los negocios. A su vez, en caso de que estés realizando un proyecto de investigación, recuerda que la mayoría de los libros y trabajos certificados están escritos en inglés. Por estas razones, saber comunicarse en inglés proporciona a la persona grandes beneficios. Asimismo, conocer una tercera lengua como el francés o el alemán genera mayores ventajas en la vida de las personas, entre más idiomas manejes, tendrás mayor provecho en los ámbitos laborales y personales. 

Si te gusta conocer, viajar y explorar otros países, conocer el idioma nativo te permitirá sentirte ameno en el lugar de visita, aprender un poco más acerca de la cultura, costumbres y tradiciones del lugar de visita, sin mencionar que dentro del país podrás ser autónomo y tener mayor confianza y seguridad a la hora de conocer y explorar dentro de él. 

Por otro lado, a la hora de aprender un idioma, obviando el nativo, permites estimular tu mente dado que podrás con el tiempo apreciar el arte extranjero, pensar en una palabra en idiomas distintos, y por supuesto, puede que no todas las lenguas tengan el mismo grado de dificultad, pero si ya comenzaste con dos idiomas, te aseguro que si quieres aprender otro se te hará más sencillo, dado que el  cerebro tiene la capacidad de relacionar conceptos y estructuras gramaticales; es decir, si conoces otra lenguas con anterioridad, tendrás más confianza en ti a la hora de hablar o utilizar el idioma y se te hará mucho más fácil aprenderlo. 

Por último, si deseas aprender un nuevo idioma, pero sientes que no tienes las aptitudes para ello, te dejaré unos tips para que puedas hacerlo sin ningún problema:

  1. Ten la iniciativa: La motivación de nuestros amigos y familiares es importante, sin embargo, nuestra motivación personal es la clave para alcanzar cualquier meta propuesta. Arriésgate y proponte estudiar el idioma que quieras, piensa en la meta que esto te ayudará a lograrla, bien sea que quieras estudiar e incluso vivir en el extranjero o aplicar a un trabajo que necesite de ello.

  2. Sé paciente: Las cosas llevan tiempo, es importante que veas que todo esto es un proceso y podrás ver con los días cómo es tu progreso frente al nuevo aprendizaje.

  3.  No pierdas el compromiso: La clave del éxito es la constancia. Si se te hacen difícil aprender nuevos idiomas dedícale más horas de trabajo, intenta practicar más y no te quedes con lo que diste en la sesión de clase y por supuesto, se curioso, si tienes alguna duda no te quedes con ella e investiga.

Marca la diferencia en tu vida, nunca es tarde para aprender una nueva lengua y recuerda que la importancia de los idiomas es indiscutible, no desaproveches tu juventud y atrévete a aprender. 

Por: María L. Pernett Rojas.

Estudiante de Ingeniería mecánica.

Redactora semillero mercadeo.

Si deseas conocer un poco más de los beneficios que te ofrece la Universidad del Norte, ingresa a la página www.uninorte.edu.co o actualízate y conoce lo nuevo que trae la universidad para ti en nuestras Redes Sociales @uninorteco y @jovenuninorteco.

 

8 errores comunes en una entrevista de admisión

Para esta época del año muchos están culminando el colegio y dando paso a la universidad, realizando procesos de admisión y selección. Es posible que no se sientan preparados para afrontar una entrevista universitaria y por eso en el blog de esta semana les diremos 8 errores que cometemos a la hora de hacer una entrevista de selección:

 
  1. Llegar tarde:

Puede que consideres que esto sea tan sólo una entrevista universitaria pero el compromiso es importante en cualquier aspecto de nuestras vidas, es por ello que debes tener presente que cualquier cosa marca la diferencia y otorgarle la oportunidad a otra persona que hizo en medida las cosas mejor que tú. Mi recomendación a ello es que si vives muy lejos de la zona de destino, intentes salir una hora antes, no llegar a tiempo sino un poco antes para que no entres a tu entrevista con el afán del día y la presión del momento, que tengas tiempo de analizar tu entorno y conversar con alguna persona para despejar tu mente a la hora de entrar. 

  1. Mala presentación personal:

Cada vestimenta tiene su ocasión y piensa que las personas nos basamos de primeras impresiones. Al llevar una buena presentación personal condiciona al entrevistador, de entrada, a llevarse un buen concepto de ti. Es recomendable para los hombres llevar un corte de cabello formal. En caso de tener barba llevarla aseada; en cuanto al  código de vestir, una camisa con un buen pantalón y zapatos a tono serían la herramienta perfecta. Para el caso de las mujeres, no intentar llevar un maquillaje elaborado, algo sutil, al igual que el peinado y la vestimenta, recuerda que menos, es más. El atuendo para las mujeres debe denotar profesionalismo, una camisa manga larga y unos pantalones que no sean ajustados, evita llevar minifaldas. Se sugieren zapatos altos pero que puedas manejarlos. Por último, para hombres y mujeres es importante evitar colores muy fuertes en la vestimenta, no suelen expresar seriedad ni formalidad.

  1. Falta de confianza:

Todos a la hora de realizar una entrevista sentimos la presión y el miedo al fracaso, sin embargo, es importante controlar estas emociones y mostrar seguridad frente a la situación. Al momento  de ser entrevistado procura mantener contacto físico y evita titubear a la hora de hablar. Debes sentirte seguro de tus habilidades sin expresar delirios de grandeza, recuerda que todo en exceso es malo y es importante mantener el equilibrio.  

  1. Mala preparación:

Las preguntas en todas las entrevistas de admisión son similares. Es mejor investigar y practicar con antelación preguntas que creas que te puedan hacer para prepararte para ello. Generalmente te preguntan acerca de tus cualidades, defectos, habilidades, oportunidades y amenazas. Lleva por lo menos claro 5 de cada una de las características mencionadas con anterioridad, no olvides ser muy sincero y autocrítico. Conoce muy bien la universidad a la que te vayas a presentar, muchos entrevistadores indagan sobre algún dato curioso que conozcan de la misma, así que prepárate, intenta llevar siempre un poco más de ventaja. 

  1. Hablar demasiado:

Muchos tienen la concepción de que si hablan más podrán mostrar mayor interés, pero esto es un gran error en la mayoría de las entrevistas. Intenta limitarte a el contexto de la pregunta y no salirte a otros temas, la persona que te entrevista no sólo debe hacer el proceso de selección a ti, sino que tiene muchas otras personas a las cuales entrevistar. Mi recomendación para ello es hablar con seguridad de lo que te pregunten, no evadir preguntas y por supuesto, no salirse de lo que te están preguntando e ir directo a responder el punto que te están cuestionando con argumentos claros y concisos. 

  1. Mentir:

Para un proceso de selección, la mayoría de universidades toman el trabajo de indagar tu vida escolar, entre otros aspectos sociales y familiares. Muchas personas por intentar impresionar en una entrevista de selección tienden a mentir con aspectos personales, por ello es importante conocerte bien. Si no has tenido tantos méritos en la escuela piensa que tu mejor herramienta será el autoconocimiento, destacar frente a tus habilidades y demostrar qué tan asertivo eres.

  1. Mostrar emotividad:

Si realizas una entrevista para una universidad fuera de tu localidad, es posible que te pregunten acerca de algún asunto emotivo, por ejemplo, preguntas acerca de tus padres o tu círculo social puesto que dejarás tu lugar de residencia para comenzar una nueva vida en otra ciudad. Evita demostrar tristeza y emociones de apego frente a esta situación pues puede que esto denote a tu entrevistador que no estás preparado para dejar tu lugar de origen y que más adelante esto perjudicará en tu desempeño universitario.

  1. No saludar:

Aunque no lo creas, en muchas entrevistas, toman como factor diferenciador a personas que saludaron, puesto que la cortesía es importante para cualquier aspecto de nuestras vidas. Se cordial y siempre saluda a la secretaria de la sala de espera, a los vigilantes y por supuesto, a quien te vaya a entrevistar, esto demuestra valores y una persona con sólidas competencias ciudadanas.

Todos esperamos tener una entrevista perfecta, sin embargo, somos humanos, es normal cometer errores. Intenta dar lo mejor de ti y evita estos errores comunes, es muy probable que puedas conseguir estudiar donde tanto has querido si lo haces. Recuerda por último, que la preparación es la clave al éxito. 

Por: María L. Pernett Rojas.

Estudiante de Ingeniería mecánica.

Redactora semillero mercadeo.

Si deseas conocer un poco más de los beneficios que te ofrece la Universidad del Norte, ingresa a la página www.uninorte.edu.co o actualízate y conoce lo nuevo que trae la universidad para ti en nuestras Redes Sociales @uninorteco y @jovenuninorteco.

 

Cada día trae su afán

Hay ocasiones en las que los problemas afectan más de lo que creemos y puede que eso genere consecuencias con respecto a nuestra salud mental, la cual es de vital importancia que siempre se mantenga estable y sana. Es por ello que el blog de esta semana va referido a cómo nuestra estabilidad emocional se ve afectada con los afanes del día a día.

Muchos de los percances que tenemos en el transcurso de un día normal pueden impactarnos de manera negativa; puede que en un principio no sintamos que los problemas puedan afectarnos pero si no hablamos de los problemas e intentamos solucionarlos a la final esto genera un efecto negativo sobre nuestra mente.

Es normal sentir tristeza e incluso sentirse desanimado muchas veces, ya que son emociones naturales del ser humano, sin embargo, también es natural que frente a las dificultades podamos sobrellevar estos sentimientos y reponernos frente a las adversidades. En caso que perdamos el control de nuestras emociones y sintamos que esa tristeza es algo más que eso, implicando desesperación y que no sea algo de horas sino de días e incluso meses; puede que sea un problema de depresión.

Según Mayo Clinic, la depresión es un trastorno emocional que causa un sentimiento de tristeza constante y una pérdida de interés en realizar diferentes actividades. También denominada «trastorno depresivo mayor» o «depresión clínica», afecta los sentimientos, los pensamientos y el comportamiento de una persona, y puede causar una variedad de problemas físicos y emocionales. Es posible que tengas dificultades para realizar las actividades cotidianas y que, a veces, sientas que no vale la pena vivir.

Es importante para ello que sepas identificar este tipo de comportamientos o actitudes para saber qué medidas tomar al respecto y qué tipo de ayuda necesitas, debido a que mucho de los jóvenes deciden callar sus problemas y no acercarse a un profesional. En la web se pueden encontrar muchos sitios verificados que puedes visitar como primera instancia para pedir ayuda. En Colombia, la página del Ministerio de Salud brinda toda la ayuda de manera gratuita si consideras que ya no puedes con ello.

 

Por último, hago énfasis en que los jóvenes hoy día no debemos estar sólo atentos de nuestra salud física sino también de la mental. Asimismo, tenemos que estar pendientes a las señales que nos ofrece nuestro cuerpo y nuestra mente para saber si todo se encuentra en equilibrio. Somos mente, cuerpo y espíritu.

Recuerda que “incluso la noche más oscura terminará y el sol saldrá” (Victor Hugo).

Por: María L. Pernett Rojas.

Estudiante de Ingeniería mecánica.

Redactora semillero mercadeo.

Si deseas conocer un poco más de los beneficios que te ofrece la Universidad del Norte, ingresa a la página www.uninorte.edu.co o actualízate y conoce lo nuevo que trae la universidad para ti en nuestras Redes Sociales @uninorteco y @jovenuninorteco.

— 20 Items per Page
Mostrando el intervalo 1 - 20 de 37 resultados.