Contacto
Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.
Texto a identificar Refrescar CAPTCHA Refrescar CAPTCHA

Blogs Blogs

Atrás

Empleos y No Austeridad

 

El discurso dominante en Europa por parte de Alemania y los banqueros centrales, así mismo por parte de la lógica republicana en Estados Unidos, es que el camino para generar mas empleos, es precisamente el de la austeridad fiscal, los recortes al gasto social y bajar los impuestos a las empresas y sectores de altos ingresos.

Se cae así en los mismos errores de la época de la Gran Depresión, donde las terapias aconsejadas, antes de Keynes, eran las de permitir que la depresión bajara los salarios, y por la dinámica del mercado, con el tiempo, se recuperaría la inversión privada y el nivel de empleo.

Las vacilaciones de la reciente reunión de la Zona Euro para empezar a inyectar más capital a los países en crisis como Grecia o España, así lo indica. Mientras tanto, estos países están ya en una verdadera depresión, con tasas de desempleo que no se veían desde el siglo pasado en los años 30s, con cifras superiores al 24%, y del 50% en los jóvenes.

Lo anterior ha llevado al Director de la OIT Guy Rider, el día internacional para la Erradicación de la Pobreza, a manifestar que, sin un cambio de dirección, existe el riesgo de una recesión mundial prolongada, la cual afectaría con mayor gravedad a las personas más vulnerables.

Para Ryder, las bases de una nueva estrategia serían: creación de empleos sostenibles, empoderamiento, diálogo social, protección social y la participación de diversos actores incluyendo gobiernos, trabajadores, empleadores, la sociedad civil, el sistema multilateral y los socios internacionales. El eje de las políticas debe ser la creación de empleos caracterizada por un trabajo decente, bajo la visión de desarrollo sostenible.

Recientemente, en un manifiesto firmado por cientos de economistas en Estados Unidos (Ver http://action.ourfuture.org) se señala con razón que en una recesión profunda, reducir el déficit es un objetivo en movimiento.

Si usted reduce el gasto y el poder adquisitivo de los consumidores en una economía ya en depresión, el desempleo aumenta y los ingresos tributarios caen, por lo que el propósito de reducir el déficit, sigue siendo un espejismo en el desierto.

Cuando el poder adquisitivo de los consumidores cae después de un colapso financiero, sólo la inversión pública puede llenar el vacío. Es algo que en Europa se sigue sin entender y si no abren los ojos, van a repetir la tragedia de los años 30s.

Ante el lento crecimiento de la economía norteamericana, la recesión generalizada de Europa, la disminución del crecimiento en China, India y Brasil, ya dichos fenómenos empiezan a impactar la economía colombiana.

El Dane nos acaba de informar que la industria cayó en un 1.9% en el mes de Agosto (sin trilla de café). De 48 subsectores industriales, 26 de 48 subsectores industriales registraron baja en la producción, entre otros, refinación de petróleo, con -12,8 por ciento, otros productos químicos, (-5,1 por ciento), maquinaria y aparatos eléctricos (-17,4 por ciento) y aceites y grasas (-9,7 por ciento).

El sector se ha visto afectado por las altas de interés y la revaluación del peso, causada por el modelo minero-exportador. El mismo presidente de la Anif en Barranquilla, se vio obligado a reconocer, que la enfermedad holandesa había llegado.

La dinámica del comercio exterior sigue dependiendo de la canasta minero-energética, acumulándose cada mes, crecientes déficits en la balanza de comercio exterior. Tiempos difíciles se aproximan. La prudencia se impone en las decisiones de inversión. El estado debe jugar su rol.

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Enlaces de interés Enlaces de interés

Entrevista Magazine Ec Entrevista Magazine Ec

Entrevista periodistica sobre el libro "Instituciones, Desarrollo y Regiones" en Colombia

Entrevista sobre Libro Unnorte Entrevista sobre Libro Unnorte

Instituciones, Desarrollo y Regiones    Mire un video relacionado con mi libro