Polémica e indignación por irregularidades en alimentación escolar
Publicado en: jue, 28 abr 2016 15:11:00 -0500
Tomado de: semana.com

Por: Maria Camila Rodríguez 

“El ICBF NOOOO opera la alimentación escolar en los colegios. Es el Ministerio de Educación, gobernaciones y alcaldías!”. Con este trino la Directora del ICBF Cristina Plazas, eludió la responsabilidad de la entidad que dirige en la polémica adjudicación de alimentos infantiles en las instituciones educativas del país. Sin embargo, a pesar de que la Ministra de Educación Gina Parody reconoció la existencias de “mafias en el Cesar” y la Procuradora Delegada, Ilva Hoyos, reportó la apertura de 150 investigaciones disciplinarias por malos manejos, la solución a la múltiples irregularidades en  los programas de alimentación no parece cercana.

 

Esta crisis se hizo visible dada las denuncias de la profesora Claribel Rodríguez, quien por medio de un video subido a las redes sociales demostró cómo a los niños del colegio Sagrado Corazón de Jesús, del municipio de Aguachica, Cesar, les tomaban fotos con buenos alimentos y luego les servían en las manos otros de menor calidad: una tajada y unas hilachas de pollo. “Después de pasar el video a la Secretaría Departamental, lo subí a Facebook. Estaba indignada, con mucha rabia, yo me puse a llorar porque tengo hijos, y yo, como docente, cojo a mis estudiantes también como si fueran mis hijos”, dijo la docente en entrevista con Zona Cero.

 

De inmediato el Alcalde de Aguachica, Henry Alí Montes y  una comisión conjunta del ministerio de Educación, el ICBF, Defensoría del Pueblo, Contraloría y Fiscalía realizaron la correspondiente investigación y suspendieron el contrato con la Fundación Provenir, a cargo de Fanny Oñate, operadora que había sido contratada de manera autónoma por la alcaldía “dada sus acreditaciones y buena imagen en diferentes municipios del Cesar”, aceptó Montes en entrevista con Emisora Atlántico.

 

Estas irregularidades en la alimentación escolar han sido denunciadas hace más de un año en el Atlántico, Chocó y la Guajira. A este caos se suma la reciente intoxicación masiva de niños en Arauca. “El tema de la alimentación escolar está tomando unas dimensiones críticas y puede convertirse en una bomba de tiempo si no se toman los correctivos de carácter administrativo, logístico y estructural”, expresó Hoyos, quien espera  pronto encontrar las pruebas suficientes para desmantelar las mafias dedicadas a lucrar con los recursos destinados para la alimentación de los menores de edad, así aseguró en entrevista con Blu Radio.