El estilo de vida "fitness": ¿es peor el remedio que la enfermedad?
Publicado en: lun, 23 may 2016 16:18:00 -0500
tomada de imujer.com

Por: María Isabella Coronado, María Margarita Fernández, Gina Kadamani y Juanita Landinez.

 

La nueva tendencia que envuelve a los jóvenes de hoy es la vida Fitness que aborda a la sociedad desde diferentes ángulos. Las redes sociales por ejemplo, impulsan esta tendencia, desde una amplia variedad de sitios. Sin embargo, los jóvenes están expuestos a una gran cantidad de información que no proviene de fuentes calificadas y que los usuarios interpretan a su libre albedrío, sin conocer las consecuencias que pueden tener hacia el futuro.

 

Sin duda, en algunos casos el estilo Fitness puede brindarles a las personas una mejor calidad de vida, pero en otros puede llevarlos a extremos como lo son los trastornos alimenticios como anorexia y bulimia, alterando en forma sustancial su estado de salud.

Los  reporteros del Lab de Historias decidieron consultar el tema con una psicóloga, un médico y un nutricionista, para tratar de entender hasta qué medida la vida fitness puede ser un “remedio eficiente” para los males de la vida moderna o sería responsable de muchas nuevas enfermedades.

 

 

Una mejor versión de sí mismo

 

La promesa  que el estilo de vida fitness le hace a sus seguidores es rescatar para ellos la mejor versión de cada uno, entendido como un apoyo a conseguir una autopercepción más gratificante del cuerpo y ser aceptado por los demás. Los reporteros del lab de historias tuvieron acceso a gimnasios como Bodytech en donde observaron que desde muy temprano los barranquilleros se esfuerzan por cumplir esta meta pues, desde las primeras hasta las últimas horas del día se pueden observar personas de distintas edades ejercitándose y haciendo filas para poder hacer uso de las máquinas y poder ingresar a las clases grupales para lograr el objetivo de una vida fit. Según se lee en el libro de Sascha Barboza, más conocida como Sascha Fitness - Personal Fitness Trainer de la ISSA - la vida fitness es un estilo de vida que requiere una práctica y rutina.

 

Para ser parte de la vida fitness, se tiene que llevar una rutina sin extremos, en la cual se goce el camino hacia la meta planteada. El punto clave está en hacer objetivos propios, ser positivo, tener mejor actitud y no guiarse hacia un modelo de persona. “Cuando llegas a una meta, bien sea física o de otro tipo, te vuelves una persona más segura y confiada porque luchaste por lo que querías y lo obtuviste. Para mí, esta es una de las mejores cosas que te trae este estilo de vida”, dijo Barboza.

 

Sin embargo, detrás de esto se esconden unas exigencias que no todo el mundo puede cumplir sin sacrificar la salud y el bienestar. Es por esto, que el entrenador del gimnasio BodyTech Alfonso Priolo, recomienda trabajar mucho ejercicio cardiovascular, teniendo en cuenta su frecuencia cardiaca; una buena alimentación, bajando las grasas, las harinas y el azúcar. Para las personas que están en anorexia o bulimia, trabajar primero la parte psicológica y ayudarse mucho con la alimentación, más que nada en la parte de proteínas y harinas.



 

Desórdenes alimenticios  

Obesidad

 

A pesar de que hoy en día la mayoría de las personas quieren estar delgadas y cometen el error de llegar a la anorexia o la bulimia, también se dan casos de obesidad y sobrepeso que pone de igual manera en riesgo la salud de las personas. Puede ser perjudicial, ya que según la página web sanitas.es, las personas obesas pueden tener problemas tales como diabetes de tipo 2, enfermedades cardiovasculares e hipertensión, enfermedades respiratorias, algunos tipos de cáncer, osteoartritis, problemas psicológicos, baja calidad de vida entre otros. En el afán por querer cambiar su estilo de vida e ingresar en la vida fit, llevan su vida a problemas de anorexia o bulimia por no estar bien asesorados.                                            

 

Anorexia y Bulimia

 

La anorexia y la bulimia son sin duda los dos desórdenes alimenticios que más afectan a los adolescentes hoy en día, más específicamente, a las mujeres. Depresión, querer tener una imagen `perfecta´, presión social, son alguna de las causas que llevan a estas personas a un estilo de vida que, en ocasiones, llega a la muerte. Según la página web geosalud.es la anorexia casi siempre comienza con el cambio de dieta de cada día, disminuyendo de forma considerable la cantidad de alimento. Según la misma fuente,  a diferencia de lo que ocurre en las dietas normales, que finalizan cuando el peso deseado es alcanzado, en la anorexia la dieta y la pérdida de peso continuará llevando el peso de la paciente por debajo del límite normal correspondiente a su edad y altura. Además de la dieta extrema, los pacientes suelen pasar horas y horas en el gimnasio y no contentos con  ello, también pueden llegar a tomar pastillas adelgazantes.

 

Por otra parte, la bulimia es una enfermedad que lleva a los pacientes a inducir el vómito después de comer o a tomar laxantes para evitar aumentar de peso. Según MedlinePlus, La persona generalmente sabe que su patrón de alimentación es anormal, y en casos se dan los conocidos atracones, en los que la persona por ansiedad come demasiado y luego se induce el vómito. El médico de BodyTech, Kevin Vibria, mencionó que la única manera de llegar a una vida fit saludable es hacer ejercicio constantemente, tener una dieta balanceada y estar bien asesorados. Vibria resaltó que ha visto casos en los que hay personas que entrenan 5 días a la semana a una intensidad alta, pero lo hacen sin un programa adecuado con el asesoramiento del gimnasio, por lo que no consiguen los resultados esperados.

Darlys Sarmiento Acosta, Psicóloga y Magíster en Neuropsiquiatría, rehabilitación e investigación, aclaró las dudas sobre los trastornos alimenticios como la Anorexia y Bulimia. En estos trastornos los  principales afectados son los adolescentes del sexo femenino. Los desencadenantes más comunes de estos trastornos, generalmente vienen de problemas familiares, aunque lo más probable que el paciente tenga debilidades emocionales que no le permitan estructurar una identidad propia.

 

Sarmiento afirmó que la era de la televisión tiene un impacto gigantesco en la juventud, gracias a la publicidad, que diariamente vende la imagen de  una mujer esbelta y delgada, esto sumado a presión social puede llevar a la depresión, que en casos extremos lleva al aislamiento. También manifestó que el apoyo psiquiátrico es sumamente significativo y va de la mano con las terapias por parte del agente psicológico, la ayuda de la familia y lo más importante la responsabilidad y el compromiso del paciente frente al tema de su recuperación total, aunque este sea un proceso largo; que puede llevar de meses hasta años. Es importante clarificar que cada paciente es diferente y cada proceso lleva un tiempo de tratamiento diferente dependiendo de la gravedad del caso. Al querer luchar con el recuerdo, lo que en realidad se busca es que el paciente pueda sentirse bien con sus cicatrices.

 

 

El precio del cuerpo deseado

 

Se logró tener acceso a el caso de una joven a la que llamaremos Lina Ortiz, de 15 años de edad, quien fue diagnosticada con anorexia nerviosa tras haber sido sometida a exámenes en la clínica Villa 75 en Barranquilla. Esta joven afirmaba en sus sesiones con la psicóloga que ella quería tener un cuerpo delgado “como las modelos de Instagram”.

 

Lina, una joven como como cualquiera, decidió de manera radical, lograr su objetivo. Sintiéndose fascinada por la tendencia fitness,  que apreciaba en su vida cotidiana en todas las redes sociales, y todo lo que esta podría ofrecerle; un cuerpo saludable, inició con una búsqueda en internet  sobre todo lo referente al tema, a observar detalladamente qué dietas podrían hacerla llegar a a su meta en un menor tiempo. Partió haciendo un riguroso ayuno, en el que solo consumía una comida, agua y fruta. A tan solo una semana ella notó cambios en su cuerpo que aún no eran suficientes para ella y decidió combinar su dieta con ejercicio, el cual inició con una hora diaria y terminó en tardes y noches enteras en las que se ejercitaba para obtener el cuerpo soñado y no ser señalada como la “gordita”.

 

En dos meses la situación de Ortiz se tornó sumamente preocupante, pasó de pesar 66 kilogramos a 47 kilogramos y aunque su delgadez era sumamente notoria, seguía con rutinas de entrenamiento cada vez más exigentes. Solo hasta  cuando ella se negó a consumir alimento, sus padres decidieron tomar cartas en el asunto. La joven entró en un estado de depresión por seguir viéndose gorda, no dormía bien, bajaron sus notas en el colegio y entró en un grave estado de desnutrición y deshidratación.

 

Pero hoy la historia de Lina Ortiz es diferente. Afortunadamente la intervención de sus padres fue determinante en su recuperación y con la ayuda de estos, el tratamiento psicológico, el apoyo de sus amigos y de la familia en general ella pudo lograr superar este obstáculo en su vida. Ella invita a todos los jóvenes a que no se dejen guiar de toda la información que encuentran en internet. Para tener un cuerpo sano es necesario también tener la mente sana y para poder conseguirlo debemos querernos a nosotros mismo, pues la belleza es subjetiva. Orties un ejemplo de superación; a pesar de que la desinformación acerca de la moda fitness la llevó a pasar un mal rato, ahora es una joven feliz y saludable.