Actividades

junio 17
Blogs
Luis Felipe Zapata actualizó una entrada en su blog, La evolución de la piel humana.
13:07
junio 11
Blogs
Luis Felipe Zapata actualizó una entrada en su blog, La evolución de la piel humana.
12:09
Blogs
Luis Felipe Zapata actualizó una entrada en su blog, La evolución de la piel humana.
12:09
Blogs
Luis Felipe Zapata actualizó una entrada en su blog, La evolución de la piel humana.
12:08
Blogs
Luis Felipe Zapata actualizó una entrada en su blog, La evolución de la piel humana.
12:07
junio 10
Blogs
Jairo Parada ha escrito un comentario en el blog de Luis Felipe Zapata, Sorprende que Watson haya dicho eso, buena columna....
12:21
junio 4
Blogs
Luis Felipe Zapata ha escrito una nueva entrada en su blog, La evolución de la piel humana.
18:03
marzo 11
Blogs
Ricardo Gonzalo Gutierrez De Aguas ha escrito un comentario en el blog de Luis Felipe Zapata, Excelente, porque nos muestra una forma de dar áni....
19:14
febrero 12
Blogs
Luis Felipe Zapata actualizó una entrada en su blog, YO no. O la rareza de la coherencia de los principios.
9:06
Blogs
Luis Felipe Zapata ha escrito una nueva entrada en su blog, YO no. O la rareza de la coherencia de los principios.
9:05
Subscribirse a las actividades de Luis Felipe Zapata. (Abre una nueva ventana)

Blogs Blogs

Atrás

YO no. O la rareza de la coherencia de los principios

YO, no

O la rareza de la coherencia de los principios

 

Me acerquè a la lectura del libro Yo no, del periodista e historiador alemàn de la posguerra, Joachim Fest dentro del programa El poder de la lectura impulsado por la rectorìa de la Universidad. Tambièn lo había hecho con el primer libro de este programa en el pasado semestre, Lìbranos del bien, del escritor vallenato Alonso Sanchez Baute. Libro este último  sencillo pero bien escrito con creativos recursos literarios, pero también   libro inquietante al decirnos, a partir de dos personajes completamente opuestos de la sociedad vallenata perdida allà entre los ramazos de nuestra cordillera oriental, que realmente todo lo humano es poroso. El amor se puede convertir en odio y viceversa, lo inteligente y decente en algo brutal y el bien se puede trastocar en el mal. Algo de esto se conecta con el libro de este semestre Yo no. Cómo el país más desarrollado del mundo en ese momento, el más educado, el de mayores logros científicos traducido en el país con mayor número de premios nóbel,  el de una fuerte cultura, el país de Heine, de Schiller, de Kant y Hegel, el país de Nietsche y Goethe, se convirtió en poco tiempo y por el  lapso de 12 años en el país más terrible y brutal que haya existido en el curso de la historia humana? Ninguna causa analizada lo justifica y por lo tanto nunca habrá una respuesta completamente satisfactoria.

 

Fest narra su infancia en la Alemania nazi ya que èl nació en 1924. Hitler se hizo al poder en enero de 1933 (Fest tenía 7 años), la guerra comenzó en 1939 (Fest tenía 13 años y finalizò en 1945 (Fest tenía 19 años). Toda la Alemania nazi cruzada con su infancia y adolescencia tardìa.

 

Realmente la primera y segunda guerra mundial fueron una sola guerra de 30 años. El Tratado de Versalles que puso fin a la primera guerra mundial sumado a las enormes reparaciones y demandas que se le impusieron a Alemania a la cual las potencias occidentales culparon de la guerra, crearon las condiciones para que años después la figura de Hitler apoyada en el resentimiento y rechazo de la sociedad alemana a ese tratado sumado a la gran crisis capitalista de 1929, alcanzara el poder en enero de 1933 y luego, con la complacencia de las mismas sociedades occidentales, violara las imposiciones de ese tratado para Alemania, se rearmara, desarrollara su màquina de guerra y se lanzara a la conquista de Europa  por segunda ocasión, en septiembre 1 de 1939.

 

Segùn la crìtica, parece que el propósito de Fest es mostrar la posición de su padre, Johanes Fest, de rechazo al nazismo. En verdad, a mi me pareció que este hecho es secundario ya que lo relevante en las 290 pàginas de narración son las experiencias infantiles del autor, principalmente el origen de su amplia y sòlida formación intelectual. Pero a su vez, en mi opinión, este hecho no impide la reflexión sobre la valerosa actitud de su padre.

 

El padre de Fest, católico y conservador, que vivió con espanto el 30 de enero de 1933, maestro de escuela, hombre recto y de familia, es decir un hombre común, no se vincula a ninguna organización nazi, no hace el saludo nazi, no tiene sus símbolos en su casa, e impide que sus hijos se vinculen a las juventudes hitlerianas. Por esa actitud frente al régimen, el padre no es solo desvinculado de su cargo de profesor sino también de cualquier posibilidad de trabajo. A Hitler, por supuesto en el interior de su familia, lo tilda de rufián, payaso, tramposo, mentiroso. Le era completamente sorprendente que en esa época, los crímenes políticos sucedieran como si fueran lo más natural del mundo (pág 51). Y consideraba que transigir ser indulgente con la situación lo hacía cómplice de la “cuadrilla hitleriana” (pág 52). Por eso, tomando la frase bíblica de San Mateo, afirma, “Aunque todos participen, Yo no”

 

Pensemos, qué tipo de frase es esta, qué implicaciones tiene. Creo que es una frase autoafirmativa y por lo tanto es un canto al individuo, individuo que desaparece en la Alemania nazi ya que en esta sociedad solo existieron dos aparatos: el partido y el Estado. Toda la sociedad, toda la institucionalidad, absolutamente toda se supedita a los objetivos e intereses del partido y del Estado Nazi. La justicia y el derecho se hacen partidistas, el ejército, la educación, la ciencia, la medicina, la cultura es decir, el arte, la literatura, el cine, la prensa, el deporte, las juventudes, el vecindario, las clases medias, todo se nazifica. La oposición es barrida  a punta de violencia callejera y de deportaciones a campos de concentración de todo el que pensara diferente. Las normas y los derechos universales desaparecen y otra vez, solo existen el partido y el estado.

Así que decir, Yo no, en esa sociedad, era un acto a la vez suicida y a la vez heroico. Implicaba carácter, decisión, fuerza, convicción, pensamiento crítico y autónomo. Además con otro elemento valioso en este caso, a pesar de los éxitos iniciales del régimen nazi tanto a nivel económico como al principio de la guerra, éxitos que  hacían sufrir a Johanes Fest  porque profundizaban su confrontación con su entorno, a pesar del distanciamiento y aislamiento por parte de sus vecinos quienes habían sido sus amigos, a pesar de las presiones y angustias de su mujer frente a las implicaciones para la familia que esa decisión  implicaba, el padre de Fest nunca transigió, nunca se sometió ni se doblegó, se sostuvo en forma inquebrantable en su postura. Se puede decir que Fest padre fue y sería hoy en día, un ser raro, extraño por la coherencia de sus actos con su forma de pensar. Fest padre, fue un ejemplo, fue un hombre de principios no en una situación normal sino  en medio de una situación límite y terrible. Yo no, significa también que Fest padre, veía de otra forma la realidad alemana y nunca la dejó de ver más allá de la aparente recuperación de Alemania. Él veía lo fundamental, la violencia, la carencia de humanidad, de derechos y valores del régimen nazi comandado por la “pandilla hitleriana” y ese fue el fondo de su postura. No podemos ignorar esa enseñanza

 

Johanes Fest es un héroe anónimo porque si no es por las memorias de su hijo, nadie hubiera sabido de su valerosa existencia. Nos señala que no solo aprendemos de los personajes de la historia sino también que podemos aprender del hombre común en sus actos cotidianos frente a regímenes dictatoriales, autoritarios, violentos, brutales y terribles como en este caso fue el régimen nazi.

 

A pesar de la desaparición, esperamos que para siempre, de un régimen como el régimen nazi, los rufianes no han desaparecido de la política y por lo tanto, no han desaparecido del poder. Los rufianes, malhechores y mafiosos se caracterizan precisamente por la carencia de principios. Trampean, mienten todo el tiempo, llaman al odio y a la agresión. Johanes Fest, un hombre común,  nos llama a ver y enfrentar con carácter y decisión lo verdadero no lo aparente.

 

Luis Felipe Zapata

Profesor Departamento Psicología

Comentarios
Añadir comentario
Excelente, porque nos muestra una forma de dar ánimo para iniciar o continuar la lectura de este libro.
Publicado el día 11/03/19 19:14.