Noticias Noticias

Atrás

Políticas públicas en educación inicial: Trazando la ruta hacia la excelencia

El aprendizaje de  0 a 6 años es esencial para el desarrollo de los niños; la calidad de la educación recibida en esa etapa de la vida puede determinar a futuro el éxito o fracaso a nivel emocional y cognitivo del menor, pero ¿quién está vigilante a la calidad de la educación impartida a la primera infancia?, esta y otras preguntas fueron discutidas en el V Foro de Políticas Públicas, organizado el jueves, 11 de julio, por el Instituto de Estudios en Educación, a través del Observatorio de Educación del Caribe Colombiano de Uninorte.

Trazar una hoja de ruta que permita definir los componentes de una educación a la primera infancia de calidad, es uno de los retos esenciales que hoy enfrenta el IESE, tal y como lo manifiesta el decano José Aparicio: “desde la promulgación de la ley de infancia ‘De Cero a Siempre’, se envió una invitación a tomar acción decidida por construir políticas públicas de educación inicial, un reto que convoca a diferentes actores”.

Abbie Raikes, directora de Desarrollo Global de la Primera Infancia en la Universidad de Nebraska, presentó un modelo de medición que construye unos indicadores para determinar la calidad de la educación en la primera infancia. Dicho modelo pone en consideración aspectos como el juego, la pedagogía, el medio ambiente, la inclusión, la relación maestro-estudiante, los padres de familia y la comunidad.

Dejando claro que al pensar la educación a la primera infancia, se debe pensar que esta es un proceso que involucra a muchos actores y no solo al maestro, como aparece en el imaginario de la gente. Así lo destaca Lizeth Orozco, coordinadora de sostenibilidad e institucionalización del programa Pisotón, quién habló sobre el rol de los padres en la educación de los niños. “Muchas veces los procesos de educación temprana se ven afectados por los imaginarios de los padres de lo que es el conocimiento y cómo el niño debe ir avanzando de etapa en etapa sin saltarlas”.

Sin embargo, desde la responsabilidad de los centros educativos, ya hay experiencias exitosas de capacitación y formación a docentes para atender a la primera infancia. Así lo expuso María Del Pilar Pertuz, jefe de calidad educativa del distrito de Barranquilla, quién presentó los resultados de la implementación de un modelo de gestión de calidad en educación inicial. “Desde el distrito hemos hecho una apuesta sostenida en capacitar a nuestros docentes y afianzar el rol de los niños como actores propositivos en la construcción de un modelo educativo”, manifiesta Pertuz.

La lectura ha sido una de las estrategias que más acciones ha tenido, a partir de trabajos, primero con los profesores y luego con los niños. “Si no motivamos a los docentes a apasionarse por la lectura, ¿cómo esperamos que ellos lo hagan con los menores?”, menciona María Del Pilar Pertuz. Hoy Barranquilla es líder por haber diseñado e implementado su propio modelo de gestión de calidad en educación inicial, así lo manifestó Carlos Aparicio, director de primera infancia del ICBF.

Desde el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), la apuesta de atención a la primera infancia está en lograr diversificar la oferta del instituto, que hoy es muy urbana, para lograr cobertura en áreas rurales. “La atención de niños de 0 a 5 años hoy se refiere a 2 millones de niños; menores que no solamente están en las ciudades y por eso el reto es lograr llegar a zonas rurales, entendiendo las dinámicas sociales de campesinos, indígenas y grupo afrocolombianos, para llegar con herramientas adecuadas a cada contexto”, mencionó Aparicio.

Pero, ¿qué otros componentes deben ser revisados con lupa para garantizar una educación de calidad a la primera infancia?, para Lizeth Orozco, la salud mental de los docentes es esencial, pero la mayor atención se centra en la cualificación técnica. Sin embargo, aspectos como el manejo del estrés, depresión y la resolución de situaciones personales, son vitales, según la psicóloga, para garantizar la idoneidad de los profesores que atienden a los más pequeños.

Por último se hizo énfasis en la necesidad de fortalecer la identidad del maestro como agente esencial del proceso, “muchos creen que los profesores para los niños deben ser los menos cualificados y eso es falso, los estudiantes de pedagogía y futuros maestros deben convencerse de lo importante que es su rol en la sociedad”, destaca Adriana Pineda, líder del Programa Todos a Aprender.

El V Foro de Políticas Públicas en Educación fue el punto de partida para hacer la promulgación del Área de Excelencia de Infancia y Contextos, la apuesta decidida del IESE y la Universidad del Norte por comprometerse con la educación de la primera infancia.

El evento reunió a actores gubernamentales, academia, fundaciones y docentes, y busca establecer “una alianza que permitirá la construcción de un modelo con indicadores claros y compartidos sobre qué es educación de primera infancia de calidad, para que así puedan existir procesos de seguimiento, revisión y mejora por parte de cada uno de ellos, es el mejor aporte que podemos hacer desde el IESE, llamando a todos los involucrados” concluye José Aparicio, decano del Instituto de Estudios en Educación.

Fuente: Grupo Prensa Uninorte

Promedio (0 Votos)


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Noticias Uninorte Noticias Uninorte

 


 

síguenos síguenos