|

  

#ExperienciasPisotón #ExperienciasPisotón

Atrás

¿Qué hacer ante las ´pataletas´ de mi hijo o hija?

Es común encontrarse con padres de familia desesperados ante las pataletas de sus hijos, estado de rabia que por lo general va acompañado de llanto y gritos incesantes, y ante los cuales no saben cómo actuar para calmar al niño o niña. Muchos se podrán preguntar: ¿Qué hacer? ¿Cómo controlarlos? ¿Se pueden evitar?

En principio es importante comprender el momento de desarrollo por el cual atraviesa el niño o la niña. En los primeros años de vida los padres satisfacen todas las necesidades, deseos y gustos de los niños; a medida que van creciendo, cuando tienen alrededor de los 2 años, van ganando confianza y seguridad en sí mismo, ya no quieren que papá o mamá hagan las cosas por ellos, si no que ellos mismos se sienten en la capacidad de hacerlo. Es así como empiezan a desarrollar su autonomía, que se ve reflejada en la utilización del lenguaje como medio de comunicación, la expresión afectiva, el control de su cuerpo y un caminar con más seguridad, entre otras.

Al mismo tiempo, los padres empiezan a exigirles ciertos comportamientos, a establecer límites y a disciplinar. Los niños pasan de un momento en el que todo le era dado a otro en el cual deben empezar a acatar normas, generando así confusión, rechazo y en ocasiones frustración. Es en medio de esa lucha interna entre su autonomía y la disciplina por parte de los padres, que se presentan las pataletas. El pequeño no comprende por qué antes podía recibir lo que quería y ahora debe cumplir ciertos límites para tener lo que desea.

La autonomía vs disciplina es propia del desarrollo infantil, el acompañamiento de los padres y cuidadores es fundamental, de tal manera que puedan brindar las bases para que el niño o la niña crezcan siendo autónomos y capaces de adaptarse a las normas sociales.

Si en la relación con su hijo o hija se presentan pataletas con frecuencia es importante tener en cuenta que:

·         Como padres reaccionar agresivamente no resolverá la situación. Lo mejor es mantener la calma y acompañar al niño o la niña durante su rabieta y esperar a que pase.

·         Una vez padre e hijo estén calmados, hable con él sobre la situación vivida y la reacción que tuvo al respecto.

·         Ceder al deseo del niño sólo ayudará a reforzará la pataleta; aunque en principio se calme y parezca que la situación está bajo control, con eso está propiciando que se presenten situaciones similares más adelante, a las cuales el niño exigirá con más fuerza lo que desea.

·         Como padres deben mantener un equilibrio entre la autonomía que su hijo gana cuando descubre y hace cosas nuevas, y la disciplina que le permita mantener una conducta socialmente aceptada.

·         Explíquele de una manera clara las razones para establecer tales límites, así el niño o la niña puede aceptar las normas y comprender que la educación es una forma de expresión de amor.  

 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.