|

  

#ExperienciasPisotón #ExperienciasPisotón

Atrás

¿Por qué mi hijo o hija llora cuando lo dejo en la casa o en la escuela?

 

Para muchos papás y mamás es inquietante, y en ocasiones preocupante, que sus hijos lloren excesivamente o hagan alguna rabieta cuando los dejan en la escuela o en la casa a cargo de otras personas. Esta situación es conocida como Ansiedad de Separación, una etapa normal en el proceso del desarrollo psicoafectivo del niño, durante la cual experimentan miedos, angustia y temores al sentir que sus padres los podrían dejar solos.

Antes de preocuparse es importante que los padres comprendan este momento del desarrollo infantil y así puedan manejarlo de la mejor forma, para el bien de ellos y de sus hijos.

Entre los 8 meses y el año y medio de edad aproximadamente, los niños y niñas empiezan a construir una familiaridad con su ambiente y a experimentar sensaciones de seguridad, bienestar y tranquilidad al estar con sus padres y cuidadores. Cuando el ambiente que ha sido permanente para ellos y las personas con quienes tienen un apego presenta variaciones o ausencias, se produce un temor en el niño al reconocer que está sucediendo algo que no es habitual y por lo tanto inesperado; experimentando miedos a la soledad y al abandono.

Pisotón va al Colegio es uno de los cuento que trata la temática de Ansiedad de Separación

Esta situación se presenta con frecuencia cuando los padres se van a trabajar, cuando dejan a los niños en el colegio o al cuidado de personas que no son conocidas. Desde el Programa Pisotón compartimos algunas recomendaciones que los papitos pueden tener en cuenta para disminuir la ansiedad de separación que experimentan sus hijos al pasar por estas situaciones.

  • La ansiedad de separación hace parte de un momento del desarrollo por el que todos los niños pasan, transmitirles seguridad y confianza ayudará a superarlo más rápido.
  • Tómese un tiempo antes para explicarle a su hijo que va a salir y asegurarle que usted regresará en un tiempo. Muéstrele y cuéntele sobre la persona que se quedará acompañándolo. Nunca se esconda para salir, esto generará mayor ansiedad.
  • Cuando llegue a casa exprese a viva voz que ya está de regreso, busque a su hijo y dedíquele tiempo para compartir juntos, tal vez contarle qué pasó durante el día y preguntarle por el de él, así no posea el lenguaje suficiente o no pueda armar una historia completa.
  • Para la entrada al jardín infantil es supremamente importante contarle desde antes sobre este nuevo acontecimiento en su vida, acompañarlo el primer día de clases para que reconozcan juntos el espacio, la persona que lo cuidará y a los compañeros con quien compartirá. Si lo necesita, puede acompañarlo un par de días más o según lo indique su profesora.
  • Trate que sea el niño quien lo despida al irse del jardín infantil, en ese momento exprésele que usted regresará por él más tarde. (Esto solo debe hacerlo si realmente usted lo recogerá, de lo contrario dígale quién pasará a buscarlo).
  • Despídase siempre con un beso o un abrazo. Salir a escondidas para evitar que el niño no lo vea y evitar el llanto, no es la mejor la opción, esto sólo aumentará sus angustias y se sentirá engañado cuando note la ausencia de sus padres.Juegos como las escondidas, tirar y recoger objetos, organizar y meter ficha de formas distintas en cubos, permitirán que el niño comprenda los momentos de separación y encuentro, y así pueda superar con su apoyo, la ansiedad de separación. 

A medida que los niños van creciendo la ansiedad de separación va disminuyendo, hay momentos en que se reactiva, como el regreso al preescolar y la hora de dormir en las noches, pero esto hace parte de un proceso de adaptación. Sin embargo, hay niños que necesitan mayor apoyo y conviene entonces consultar a un especialista que acompañe al niño o a la niña y a su familia para afrontar este momento y ofrecer una sana resolución. 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.