Últimas entradas de opinión Últimas entradas de opinión

Atrás

Renunciar a la venganza, como mantra de reconstrucción de nación.

Por: María Jose Angarita F. 

El vídeo titulado "dejemos de matarnos" realizado por la filósofa, historiadora y locutora Diana Uribe, tiene como objetivo principal explicar  los acuerdos de paz,  conduciéndonos  a una reflexión sin rencor sobre el plebiscito, la justicia y las víctimas a través de una colección de vídeos animados.

Con mucho pudor y palabras llenas de valentía, la locutora colombiana nos hace un llamado de atención, en el cual nos invita a dejar de lado las diferencias  políticas y económicas, para así poder comprender que lo que se busca es un sí a La Paz, un cese al conflicto y  no un sí a un partido político.

Uribe, experta en historia toma como referente los procesos de paz realizados en otros países a lo largo de la historia, entre esos Sudáfrica  un país donde el odio fue ley durante tantos años, pero aun así cambio su destino y Ruanda, en donde decidieron perdonarse en  lugar de vengar el genocidio de una tercera parte de la población.

 Si estos países pudieron dar testimonio de paz, de superación de conflicto Colombia también puede. Firmar el proceso de paz no sólo nos ayuda a nosotros como individuos, ayuda a la humanidad entera a reconstruir una historia libre de rencor, tal como los ejemplos mencionados inspiraron a este país a dar el paso decisivo de cesar el fuego. "Estamos en un momento histórico", dice Diana Uribe puesto que nosotros como ciudadanos podemos definir la historia de este país para las siguientes generaciones y saldar las terribles cuentas que tenemos con el pasado.

Lastimosamente los colombianos dice la historiadora, poseemos un sentido de fatalidad colectiva, por eso la invitación es a comprometernos con el país, informándonos en primer lugar y no sustentando nuestra decisión del sí o del no en rumores, en lo que dicen que dice el acuerdo y sobretodo siendo conscientes de que es la decisión del destino de un país. Dejar de heredar odios, y renunciar a la venganza es la mezcla perfecta para esta mujer, para dejar de matarnos.