Blogs Blogs

¡Pero profe, solo llegué 5 minutos tarde!

Esta es una de las frases más escuchadas por estos últimos días del semestre, demostrando, desde mi punto de vista, que la puntualidad no tiene mucha importancia y que para muchos cinco minutos no son tantos como para obtener una falta de asistencia, impedir la entrega de un trabajo o un examen final. Sin embargo en el mundo profesional hay situaciones más complejas, donde cada segundo cuenta y hace la diferencia entre aprovechar o no una oportunidad.

Cada vez que escucho esta frase me hace recordar una experiencia personal que marcó mi vida desde entonces y que me hizo entender que un minuto de atraso es suficiente para acabar con los sueños propios y ajenos. Eran las 9:00 de la mañana del 6 de Julio de 2012, y nos encontrábamos ultimando los detalles para presentar un proyecto a la convocatoria del FDC (Fondo de Desarrollo Cinematográfico), proyecto en el cual habíamos trabajado sin parar por algo más de 6 meses. Todo transcurría de manera normal, el documento escrito de casi 150 páginas estaba en los ajustes finales y el teaser que debíamos presentar y en el cual habíamos trabajado tanto tiempo estaba a punto de terminar su procesamiento en el computador. Ese día, sentíamos que el tiempo avanzaba más rápido de lo normal y veíamos cómo se iba la mañana y se acercaba con rapidez las 5:00 de la tarde, hora límite para entregar el sobre con el proyecto de la convocatoria en la oficina de Proimagenes.

A las 4:00 de la tarde, "todo estaba listo", solo faltaba argollar el documento y quemar las dos copias en DVD del teaser. Con afán y mucho estrés terminamos de grabar los discos y salimos corriendo al centro de copiado más cercano para proceder con el anillado. Extrañamente, el centro de copiado estaba más lleno de lo habitual y en ese momento pensamos que Murphy podría tener algo de razón cuando dijo “Si algo puede salir mal, entonces saldrá mal”.

Faltaban 10 minutos para las 5:00, y mientras íbamos en el taxi con emoción por haber terminado, caímos en cuenta que las páginas del documento no estaban numeradas, lo cual era un requerimiento obligatorio de la convocatoria. A mano, empezamos a numerar las páginas, en ese momento miramos al frente y de repente nos vimos en la mitad de un trancón producto del tráfico capitalino. Faltaban pocas cuadras, entonces decidí bajarme del auto en compañía de la productora ejecutiva y recorrer la distancia restante a pie. Llegamos a la oficina, miramos el reloj, eran las 4:59 pm, ingresamos, nos dirigimos al cubículo donde se debía entregar el documento y cuando llegamos, sin tomarnos el tiempo de saludar, le dijimos al señor que veníamos a entregar la propuesta para la convocatoria. Lo habíamos logrado, por fortuna el reloj de la máquina que emite el sello de recibido marcaba las 5:00 pm y estábamos dentro. Un minuto después, y mientras el señor revisaba que toda la información contenida en el sobre estuviera correcta, llegó otra persona con su propuesta, lastimosamente la máquina del sello marcaba las 5:01 y su proyecto no podía ser recibido. Nunca olvidaré la cara de frustración de aquella persona.

Semanas después nos enteramos que solo tres proyectos se habían presentado a la convocatoria, uno de ellos descalificado por falta de un documento y que el Ministerio había decidido entregar el estímulo de producción de $650 millones de pesos a los otros dos proyectos restantes. Si, nuestra propuesta era uno de los dos ganadores del premio que permitía continuar con el proyecto y hacerlo realidad. Hoy, después de 5 años, el proyecto se convirtió en una película, que está dando la vuelta al mundo en festivales y muestras audiovisuales con mucho reconocimiento por parte de la crítica especializada.

No puedo decir que el proyecto habría fracasado si hubiésemos llegado 1 minuto tarde, pero sin duda, el haber estado en el lugar y la hora indicada produjo el mejor final que cualquier guionista se hubiera podido imaginar. Por eso, siempre que un estudiante me dice "¡Pero profe, solo llegué 5 minutos tarde!", me tomo esos cinco minutos para contarle esta misma historia e intentar demostrarle el valor del tiempo y la importancia que tiene la puntualidad... sin dudarlo le digo “hoy está en juego una nota, mañana será una beca, un empleo o una convocatoria”.

 

Misión Colombia 3.0

Se acerca el Colombia 3.0 y con él nuestra segunda misión nacional para estudiantes de Diseño Gráfico y Diseño Insdustrial interesados en temas relacionados con los contenidos digitales.

Serán tres días de aprendizaje y nuevas experiencias para todos. Gracias al total apoyo de la Escuela de Arquitectura, Urbanismo y Diseño; el Departamento de Diseño y el grupo estudiantil Perspectiva Uninorte.

Más información: medialab@uninorte.edu.co

MASCOTAS - ¿Animales de compañía u objetos de poder?

Hace unos días, un amigo animalista Barranquillero publicó un mensaje en Facebook donde informaba el rescate de una perrita de raza Pug, aparentemente abandonada en un arroyo canalizado del barrio Girasoles. Lo sorprendente del caso fue la lluvia inmediata de mensajes de personas por Facebook y Whatsapp manifestando su interés de adoptar a la pequeña Alana. Cualquier desprevenido podría pensar que la sensibilidad de la gente es grande, genuina y desinteresada, pero deja mucho que pensar el hecho de no recibir la misma avalancha de mensajes cuando en anteriores ocasiones se ha publicado información sobre perritos y gaticos que no “gozan” de una raza reconocida.

Esta situación me motivó a publicar este artículo que escribí hace varios años y que adapte según las circunstancias actuales.

MASCOTAS - ¿Animales de compañía u objetos de poder?

Las razones por las cuales una persona decide adquirir una mascota son tan diversas como las posibilidades que ofrece el mercado para satisfacer esa necesidad. Encontramos desde mamíferos como perros, gatos, caballos; micro mamíferos como hamsters y conejos, aves, y en algunas ocasiones animales exóticos como hipopótamos, rinocerontes, tigres, primates e insectos. Pero, ¿Qué nos motiva a adquirir una mascota? Sin lugar a dudas, más allá de una mera razón de utilidad, estamos buscando satisfacer necesidades básicas: identificarnos en la sociedad, aumentar nuestra autoestima, bienestar, sentirnos en compañía y en la mayoría de los casos un beneficio que potencie nuestra vida anterior sin mascota.

La elección de una especie o raza como mascota está claramente determinada por razones ajenas a las cualidades del animal, nuestra forma de ser, de sentirnos, de identificarnos en una sociedad específica son puntos fundamentales a tener en cuenta para tan importante decisión. Esta decisión indudablemente también esta determinada en gran porcentaje por el gusto, que en la mayoría de los casos está condicionado por la sociedad. Buscamos detalles y rasgos en ellos que nos permitan matizar los más profundos temores y complejos, pasando a ser uno más de la interminable lista de objetos y productos que adquirimos en la incansable carrera por la diferenciación.

Las mascotas en nuestro país son un indicador de estatus social, económico y cultural, no representa lo mismo un criollo o raza única que un pastor alemán, aunque los dos cumplan con la función de acompañar y servir a sus amos. Es muy común escuchar términos despectivos como “chanda”, “callejero” o “mugre”, para referirse a mascotas que no tienen raza pura o pedigree y términos bondadosos como “perro de rico” o “fortuna” para referirse a mascotas que poseen un alto precio en el mercado.

Estas banales definiciones están sustentadas por estereotipos socioculturales difundidos por la globalización y el mercado de masas, imágenes como la de la reina Isabel II con sus famosos dachshunds (popularmente conocidos como perro salchicha) o Paris Hilton y su mansión para 17 pomeranians y un chihuahua dotada de aire acondicionado, ropero, spa y camas Louis Vuitton.

Vivimos en una sociedad llena de contradicciones, donde la vida de una animal está a merced del egoísmos del hombre para satisfacer sus mas frívolas necesidades; una sociedad donde robar un cubo de caldo Maggi se constituye en un delito carcelable; donde el abuso de menores es un hecho punible y vergonzoso, donde pedimos a gritos que se firme un acuerdo de paz, pero al mismo tiempo somos insensibles frente a la muerte de un burro en plana vía de Barranquilla, un caballo en plena cabalgata de Cali o una perrita que es obligada a engendrar cachorros que posteriormente se venderán a pocas calles del centro comercial.

Esta nueva concepción de mascota, sumado a las valoraciones estéticas de los individuos en sociedad, ha convertido al animal en un elemento de comunicación visual supremamente poderoso, un elemento de lujo y poder, capaz de generar distinción, reconocimiento, admiración, inclusión y exclusión de los individuos que los poseen, un elemento que pasó a ser valorado, deseado y despreciado mas por su precio en el mercado, por la raza, los métodos de crianza que por su riqueza espiritual.

Mascotas humanizadas a imagen y semejanza de sus amos, maniquíes de vitrina con abrigos, sombreros y trajes sofisticados impregnados de cierta clase que regularmente no tienen sus dueños, animales entrenados al mejor estilo militar con la única intensión de posicionar a sus amos en lo más alto de la escala social,  protagonistas de un “show” del cual no pidieron participar.

¿Qué es tipografía?

¿Qué es tipografía? es un documental realizado por Tamara Romero. Grabado en la ciudad de Valencia, ¿qué es tipografía? pretende explicar esta bella disciplina del diseño gráfico y su importancia en nuestra vida cotidiana.

Cortometraje Cuerdas

"Cuerdas", es un cortometraje de animación escrito y dirigido por Pedro Solís García. Cuerdas ha sido el ganador del Goya 2014 en la categoría de "Mejor cortometraje de animación español". 

Feliz Cumpleaños Marley

El pasado viernes 6 de febrero el mayor exponente de la música reggae cumplió 70 años. Hoy quiero compartir esta versión acapella de "Could You Be Loved" realizada para celebrar su cumpleaños.

 

Frases célebre y no tan célebres sobre diseño.

En muchas oportunidades me han preguntado ¿de dónde vienen las ideas?. Sin duda es una pregunta muy difícil y con muchas posibles formas de responder, especialmente cuando la inspiración es el resultado de un proceso que nace con la combinación de muchos factores.

La conversación entre dos personas en la parada de bus, una película en el cine, una fotografía en una exposición o un fragmento de una obra literaria pueden ser la fuente de aquellas ideas que hacen la diferencia.

Particularmente he encontrado que una fuente de inspiración pueden ser las frases célebres y no tan célebres de algunos autores que hablan sobre diversos temas.

Hoy quiero compartir algunas de esas frases que en algún momento han servido como fuente de inspiración para un mejor trabajo o simplemente para tener una buena reflexión.

 

Edgar Degas

“Diseño no es lo que ves, sino lo que debes hacer que otras personas vean”

 

Paul Rand

“Hay una gran diferencia entre diseño abstracto sin contenido y diseño abstracto con contenido. Se puede ser un gran manipulador de la forma, pero si la solución no es la más apta, no tiene sentido"

 

Chuck Close

"La inspiración es para los aficionados. El resto de nosotros sólo la conseguimos trabajando"

 

Orlando Rincón

"La experiencia se traduce como una serie de cagadas bien clasificadas"

 

Anónimo

"Las herramientas son simplemente eso, herramientas. Lo importante es lo que puedas hacer con ellas"

 

Jorge Frascara

"Diseñar es una actividad abstracta que implica programar, proyectar, traducir lo invisible en visible, comunicar"

 

Marta Zatonyi

"Si alguien iguala el diseño gráfico con la publicidad, no hace otra cosa que evidenciar su falta de conocimiento"

 

Anónimo

"El hombre inteligente no es el que tiene muchas ideas, sino el que sabe sacar provecho de las pocas que tiene"

 

Colin Wright

"El arte es como la masturbación. Es egoísta y introvertido y para tí solo. El diseño es como el sexo. Hay alguien más involucrado, sus necesidades son tan importantes como las tuyas, y si todo va bien, ambas partes están contentas al final"

Diseñando en 4 dimensiones

Cuando comencé a estudiar diseño gráfico todo era estático, como si la cuarta dimensión de Einstein no estuviera presente en los trabajos que observada y realizaba. Tiempo después conocí herramientas como Flash, After y con ellos a los "Motion Graphics", recuerdo que la publicidad en la televisión empezó a cambiar o simplemente era yo que estaba siendo más consciente de lo que veía; todo era mucho más visual. Luego conocí a los maestros Bass y Withney y entendí que lo que resultaba nuevo para mi "simplemente" llevaba 40 años en el mundo del diseño y el cine.

Durante largo tiempo estuve obsesionado buscando vídeos de gráficos en movimiento e intentaba descifrar la manera sobre cómo fueron realizados y las técnicas que utilizaron, lo cual me ayudó bastante a aprender sobre esta parte del diseño que nunca me contaron en la universidad.

Con el tiempo me dí cuenta que esta obsesión nunca desapareció pues han evolucionado tanto como otras disciplinas. Los Motion Graphics siguen estando en mi lista de gustos e intereses en diseño al lado del cine, la animación, la tipografía y el diseño editorial.

Hoy comparto algunos Motion Graphics de distintos artistas, un pequeño recuerdo a esos días donde todo estaba quieto y de repente se movió.

PLSTK - Free Font from Luis Armesilla on Vimeo.

 

"Pure geometry" by Romanowsky from alx on Vimeo.

 

Wishes 2014 from Skill Lab on Vimeo.

 

The tale of a Rando from Markus Magnusson on Vimeo.