Los MOOC: algo viejo en empaque nuevo

¿Cómo reemplazamos al profesor en una plataforma en línea? La primera respuesta fue: grabarle la clase. Así, el core de la educación en línea y de los Massive Open on Line Course, MOOC, por sus siglas en inglés,  son las video lecciones.  

Las estructuras actuales de las plataformas más reconocidas como Audacity, Coursera, Edx, Miriada X y Future Learn, entre otras, se basan en una línea de video lecciones cortas acompañadas de actividades de aprendizaje.  

Aunque parezca innovador, las video lecciones son un formato antiguo.Si bien se habla de que la enseñanza virtual puede resultar innovadora, las lógicas del vídeo en cursos virtuales son netamente tradicionales. Esto se debe a varios factores: la virtualización de contenidos en donde reinó el PDF está en una fase exploratoria  o beta constantemente. Esto favorece la innovación, pero se renueva lentamente y lucha entre lo tradicional y lo moderno.

Otros factores asociados a esta situación, son el dinero y el tiempo: los costos y tiempo de producción audiovisual son elevados. Así mismo, este tipo de apuestas supone un flujo de trabajo que demanda más personal y más horas para el diseño instruccional.  Resulta más práctico y fácil realizar el vídeo busto - parlante.

Para los cursos masivos conviene revisar su estructura pedagógica y narrativa, ya que de esto, dependerá, en gran parte, su impacto en los procesos de enseñanza - aprendizaje. 

En la producción de estos cursos se requiere que los docentes trabajen en planeaciones de clase para videolecciones de no más de 6 minutos. Esto requiere preparación, capacidad de condensación, estructurar discursos claros y coherentes en corto tiempo y además, una gran habilidad para enfrentarse a las cámaras de vídeo.   Este formato saca a los docentes de su estado natural y los enfrenta a un lente, sin estudiantes, sin interacción, lo que genera un estres adicional.

En el CEDU estamos ayudando a algunos docentes de la Universidad a producir MOOC. La experiencia ha sido muy enriquecedora en la medida en que nos entrega pistas sobre darle la vuelta a este tipo de formatos. 

El piloto no sólo arrojará datos sobre las fases de planeación y desarrollo, sino también sobre cómo hacerle seguimiento al impacto en los aprendizajes, teniendo en cuenta que en un MOOC se matriculan cientos de personas alrededor del mundo. 

Para más información sobre estos proyectos contacta a la Unidad de Diseño de Material Educativo Digital del CEDU. 

Links relacionados. Blog del Grupo Informática Educativa. 

 

 

Un camino de 5 años

Las primeras semanas estábamos en el bloque B y envíamos nuestro primer boletín electrónico contándoles de todas las novedades que ofrecía el Centro. Poco a poco fueron llegando los docentes y empezamos esta travesía que nos llena de retos cada día. El tiempo nos ha regalado memorias y si miramos atrás, parece que fue ayer cuando tuvimos nuestros primeros talleres de formación docente. 

En cinco años hemos construido un camino para la innovación pedagógica en Educación Superior. El diplomado en pedagogía universitaria, los recursos pedagógios, los talleres, los eventos y seminarios internacionales, los encuentros para conversar, los esfuerzos por construir comunidad alrededor de la docencia universitaria, las publicaciones, y un sin número de estrategias, hacen parte de todo este compendio lleno de creatividad y corazón.

Para este año planeamos una celebración en donde los docentes son los protagonistas. Sus éxitos, sus retos para innovar y sus experiencias, sin duda, son el mejor regalo para celebrar.

Tenemos grandes retos para 2017 , experimentos, apuestas arriesgadas, buenas conversaciones, reflexiones, grandes invitados y la certeza de seguir creciendo en esta comunidad que siempre nos ha recibido con las puertas abiertas. Desde ya los invitamos a hacer parte de esta celebración que da cuenta de todo lo que pasa cuando las ideas logran cambios en la manera de enseñar  y aprender y emprendemos el dificil compromiso de transformar nuestras prácticas docentes ¡Un brindis por eso!

 

 

No tenemos críticos

Hay mucha queja a tu alrededor.  La gente desprevenidamente saca sus conclusiones sobre lo que circula en los medios de comunicación. "Ese programa es terrible", "estamos llenos de tele-basura", "qué porquería de reality", "ese noticiero siempre habla de lo mismo". Sin embargo, son estas mismas personas las que se mantienen siendo una audiencia fiel para estos programas y la queja se queda en la calle porque no tienen poder de difusión. 

En Colombia la critica de medios, entendida como un oficio, parece recaer únicamente en manos del especialista Omar Rincón, quien sólo habla de televisión. También hay franjas de defensoría del televidente en horarios que todo el mundo desconoce y no son espacios de crítica, si no más bien, de resolver entuernos por cartas que reciben de los espectadores.  Con una nota de disculpas resuelven el "deber social" sin embargo, no se revisan de manera integral, ni ocurren cambios estructurales. Algunas franjas de defensoría del televidente se han centrado en explicar cómo funcionan y se producen los medios, lo  que ayuda bastante, pero, de momento, no es esencial. 

En el país tampoco hay una crítica especializada sobre los programas de radio, saturados de lenguaje ofensivo y poco respeto por la comunidad LGBT.  NI mucho menos, espacios para hacer meta-análisis de lo que circula en Youtube y en redes sociales.  En cuanto al cine, se leen un par de críticos en la revista Semana y el Tiempo,y poco queda de programas o franjas en el noticiero para debatir sobre películas. Y sobre teatro, se cuentan con lo dedos de las manos quien reseña las obras publicamente y las analiza. 

Se notan más los críticos de moda, reinados, estética,  música y deportes. No se nos da bien la crítica.  Dentro de los retos de la alfabetización medíatica, está, sin duda, el poder construir discursos sobre lo que circula en los medios.

Desde los espectadores hay una mirada valiosa desde lo que gusta o no, basado en principios de empatía o de si el medio cumple con valores con los que me identifico. Hay otra cara, que es la especializada, la que habla de detalles que un consumidor casual no alcanza a ver y que nutre la discusión porque aporta elementos académicos. 

Esta mirada tiene dos dificultades: no es popular y  suele manejar un lenguaje rebuscado y complicado que el público en general no comprende. Desde las asignaturas de lectura de medios, buscamos que ese ciudadano del común pueda tener lo necesario para dudar y cuestionar lo que circula en los medios, especialmente en esta época, en donde los medios juegan un papel determinante en "la pausa" política en la que nos encontramos, tratando de recoger los estragos del Si fallido. 

Se necesita que los mismos medios de comunicación tengan auto-crítica especializada de primer nivel, con buena difusión y publicidad y dejen el miedo de confrontarse. Si la crítica no es vista como oportunidad, seguiremos dando vueltas sobre el mismo tipo de programa, esos que nos alejan más de ayudarnos a ser mejores ciudadanos. ¿Cómo construimos  en Colombia crítica especializada sobre medios?

 

Periodistas que entrevistan a los virus...

"Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos rápidamente eran silenciados, pero ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los imbéciles (..) Si la televisión había promovido al tonto del pueblo, ante el cual el espectador se sentía superior", el "drama de Internet es que ha promovido al tonto del pueblo como el portador de la verdad"  Con estas contundentes frases Umberto Eco describió  nuestro panorama actual: saturados de la noticia inútil, fuera de contexto y con muy poco análisis.

Al respecto, recuerdo que en clases de periodismo insistían mucho sobre lo que era una noticia dura.  En esas clases, revisábamos en detalle qué podía ser una noticia o no, con preguntas sobre la relevancia social, impacto para la comunidad, entre otros factores.  Algunos autores de referencia  en las clases mencionaban para definir el concepto expresiones como: “Noticia es cuando un hombre muerde a un perro" (creo que esto ya pasó!!)  

Parecía muy complicado un consejo de redacción. Los periodistas se batían en duelos para "tener la noticia del día", aquella para abrir el noticiero o aquella pieza que estuviera en primera plana.  Se quejaban que no tenían espacio en el periódico de papel, que el editor siempre les cortaba todo y no conocí a ningún redactor que no quisiese dos páginas de día domingo para él solito para tener un reportaje de largo aliento.  Hoy ese problema de espacio parece solventado con el internet,  sin embargo, no lo aprovechan, inmersos en el día a día de la noticia fácil, cazando modas, o haciendo listado de  10 tips para algo...buscando  más tráfico, gente que haga clic. 

Hoy la noticia del día es una chica que canta en un vídeo,  embarazadas que bailan mapalé, los dientes de Thalia,  insultos en la calle y gente que dice cualquier cosa por ser viral.  Lo viral ya no representa una enfermedad como lo explicó recientemente Martín Caparrós. En estos casos, lo viral es bueno, tanto que los periodistas van a la casa del "virus" y lo entrevistan como tendencia, dándole aún más relevancia. Los medios jerarquizan la noticia de acuerdo con lo masivo, no por lo realmente importante. Han dejado su papel de “mediadores” Se supone que un periodista está formado para tener un criterio serio que le permita valorar los contenidos que publica. 

Todo esto lo revisaremos en la asignatura “Cómo leer medios masivos”.  Es un reto inmenso ante la situación actual: gente que caza pokemones como si les pagaran por eso, líderes de opinión desdibujados y gente que sigue a otra gente que no conoce.  Pese a esto, la asignatura es retadora para los estudiantes, empiezan a negociar significados y agudizan poco a poco la mirada sobre lo que circula en los medios de comunicación.

La idea es ofrecerles un espacio para desarrollar pensamiento crítico por estos días de batallas entre la ilusión de lo masivo vs la construcción de una humanidad más justa  ¿Qué deberían sentir y saber mis estudiantes en esta asignatura?

 

Youtubers vs libros, ni Walter Riso se salvó

El conflicto parece ser el mismo, libro vs televisión, lo culto y lo popular, lo masivo y lo exclusivo, lo famoso como símbolo de calidad. El debate de abril, al menos para algunos,  fue la indignación que causó que un Youtuber  haya sido el producto más famoso en la Feria del Libro de Bogotá. Al parecer, ni Walter Riso se salvó de Germán.

Suele suceder que  los libros ubicados en la lista de los más vendidos son aquellos de auto-ayuda, tips para mejorar, superar una tusa, amar mejor, ser asertivos, colaborativos, aprender a decir que no y todo lo que se acerque a mejorar niveles de productividad gerencial muy cercanos a la visión norteaméricana.Sin embargo, este año, las producciones hechas para internet congregaron a un gran número de seguidores que hicieron fila, gritaron y compraron el libro con las infidencias de la vida de un desconocido para padres despistados y docentes que no saben en qué andan sus alumnos.  

No es nada nuevo, insisto. Es común ver cómo las canciones más famosas no son necesariamente las que un músico recomendaría. Son esas que se recuerdan fácilmente, dicen poco, suenan mucho y parecen gustarle a mucha gente. 

Este cambio en las lógicas de la feria dejó varios aprendizajes: 

1.Nos dejó ver que esos jóvenes que escogen pasar horas viendo a Germán podrian tomar su libro como una iniciación a la lectura y luego optar por otros caminos que los acerquen al libro. (en el mejor de los casos)

2. Abre a los docentes la oportunidad de sacarle el máximo provecho a los medios en sus aulas. ¿Qué pasa si un día vemos a Germán en clase y se analiza desde distintos ángulos? ¿Cuántas clases podrían diseñarse?

Personalmente no me gustan los Youtubers, el formato es audaz, pero no me generan nada en especial.  Sin embargo, más allá de criticar a mis estudiantes sobre lo que consumen prefiero hacerles generar curiosidad.  Desisto de las preguntas literales sobre teorías de la comunicación e intento preguntas tácticas, que les hagan dudar, que les permitan ver el mundo con ojos de quien escoge por decisión y no por moda. 

El debate sigue siendo el mismo, lo único que cambian son los formatos que se le enfrentan al libro, ganador de mil batallas. Lo que consumimos resume lo que somos como sociedad, es algo así como “eres lo que comes” “somos lo que leemos” y sin duda alguna “somos lo que vemos”.