Legado pedagógico¿Qué significa?

 

 

El CEDU inició una serie de video-perfiles contando las historias de los docentes con amplia trayectoria en la familia Uninorte. Llama la atención que sus ex-alumnos interactúan en las redes sociales en dónde se han publicado los vídeos,  dejando notas de agradecimiento y/o recordando anécdotas. 

Para todo el equipo de producción del CEDU ha sido un placer hacer parte de este proyecto. Ha significado profundizar en hechos y anecdotas más allá de su vida profesional, hemos conocido a las personas que le dan vida a ese rol docente que deja huella. 

Les comparto los dos capítulos: 

Conoce más recursos pedagógicos

Los retos de la primera vez

Esta semana muchos profesionales e investigadores se enfrentarán al reto de ser docentes por primera vez. La primera vez puede ser aterradora, casi paralizante para quienes nunca han tenido la fortuna de enseñar, pero pasado el susto, los días se van volviendo una lección.

Para quienes llegan "primiparos en las aulas" de Uninorte, desde el Centro para la Excelencia Docente, CEDU, contamos con el  Programa de Formación  Inicial, ver más.  Además, pueden encontrar recursos sobre qué hacer el primer día de clases en nuestra página de recursos pedagógicos. 

Para quienes llevan ya sus años en este campo, el semestre inicia con muchas expectativas: ¿Qué estudiantes tendré? ¿qué nuevos retos afrontaré con mi práctica? ¿cómo puedo reinventarme?  La pasión por la docencia nos lleva a integrar cada año aspectos renovadores a lo que hacemos, un poco de investigación y creatividad nos llevan sin duda a plantear nuevos horizontes para nuestra tarea que muchas veces puede parecer repetida.  Ver más recursos

Ser docente es más que contar una historia una y otra vez.  Este año, diseña tu curso distinto, date la oportunidad de arriesgar más y reconocer nuevos caminos a lo que parece no tener otras rutas.  De esta forma, el año docente comenzará con nuevas energías, con intenciones y propósitos que pueden cumplirse, pero especialmente, iniciará con la firme meta de ser más felices con lo que hacemos. 

¡Decimos Hola a este 2016 recargado! Ver más. 

Recursos: uso de tecnologia para el aprendizaje

Teorías para amas de casa

Replican los padres y abuelos de mis estudiantes sobre el tiempo que dedican a las redes sociales, ver series en internet y hablar por el Whatsapp. Hablan con entereza sobre las repercusiones de estos comportamientos para su desempeño social y académico y esperan que estos nuevos “zombies”  (miran pantallas, mientras caminan) salgan de su letargo algún día. La mirada es apocalíptica. Sin embargo, muchos de esos padres y abuelos, pasan horas viendo telenovelas, ya sea en internet a la hora del almuerzo para seguir el capítulo que se perdieron, o simplemente desde el televisor de su casa.

Estás limpiando tu sala, no sabes nada sobre teorías de la comunicación, pero pasas unas 8 horas con tu atención puesta en lo que pase en la novela coreana de turno, pero te parece que  las generaciones más jóvenes están realmente mal por dedicar el mismo número de horas a ver otros contenidos en otros formatos.

Aunque parecería menos peligroso, estamos hablando de casi lo mismo, sólo que el consumo de medios se ha diversificado,  lo que le abona a lo audiovisual el premio mayor de la tajada publicitaria –franjas por formatos con productos específicos – pero a la final, mismos contenidos, con lenguajes diversos,  empaquetados en capsulas pórtatiles para garantizar que en medio de la atención dividida, se siga vendiendo y comprando (temas, ideas, productos)

De ahí la importancia de tener elementos de juicio para asumir posturas críticas frente a lo que consumimos.  No es tarea fácil. Si no has estudiado comunicación,  o algo cercano a la disciplina,  aprender a leer medios masivos, puede convertirse en una tortura si el acercamiento es dado por los grandes teóricos que distan bastante de lo cotidiano. Parecen alejarse de aquella ama de casa que ve novela coreana y se traga cientos de comerciales de caldo de costilla con marcados estereotipos  de lo femenino y de lo costeño.  O de aquel estudiante que ve muchas series en su celular.  Necesitamos sin duda, elementos para la cotidianidad que le permitan a cualquier ciudadano, educar su mirada y su construcción frente a los mensajes que recibimos de los medios.

Desde la asignatura electiva  “Cómo leer medios masivos” lo intentamos. Tengo estudiantes de distintas disciplinas (ingeniería, diseño, arquitectura, etc ) y es todo un reto poder facilitar temas y aproximaciones que les permitan desarrollar posturas y pensamiento crítico frente  a lo que consumen a diario, especialmente, porque los llamados “nativos digitales” tienen gran habilidad para ver, seguir, compartir e interactuar con grandes cantidades de contenido, (son buenos consumiendo)  pero no para producir contenido de calidad (lo hacen a través de selfies, experiencias personales como videotubers y algunos blogs) ¿Qué tanto producen? Les pides que suban información en un blog y es todo un problema, tal vez, porque el uso no es para  entretenimiento.

No poner las tareas académicas en sus espacios de esparcimiento pareciera ser la clave, sin embargo, pese a poseer, supuestamente grandes habilidades para lo técnológico,  muestran poca empatía para escribir, contar historias, analizar o realizar propuestas. Lo mismo pasa con sus padres y abuelos: solo consumen medios en otras instancias, con otros dispositivos, pero a la final, se genera el mismo efecto.

Esta asignatura se ha convertido en un laboratorio de experiencias cotidianas con los medios, y en las que se intenta proponerles nuevas miradas de ver el mundo que de momento sólo acceden por un teléfono o una pantalla de celular. Tal vez, estos estudiantes, puedan, en algún momento, proponerles a sus padres y abuelos, una nueva forma de ver la tan amada novela coreana, el canal telenovelas, el reality de moda, las noticias de las 7 p.m, mientras se quejan que han dejado de verles la cara por mirar la pantalla de su celular. 

* Apuntes de la ponencia presentada en el Congreso "Todos Ponemos". Organizado por el departamento de Educación. 

La gente color piel

¿De qué tono es el color piel? bien, si vamos a una tienda de zapatos y preguntas te sacarán de la caja un par que se parece al beige, pero que también puede ser rosa. Si miras en una caja de lápices de colores, será del mismo tono. Un dia le pregunté a mis estudiantes si sabían cómo era y uno de ellos dijo que tendría que ser un color con todas las tonalidades juntas porque había muchos colores para la piel. ¿Por qué nos han dicho que la piel es de un sólo tono y además clarito?

El diseñador gráfico colombiano Wilson Borja creó una serie gráfica títulada Color Piel, ideal para trabajar con nuestros estudiantes estos temas, práctica para mostrarles con relatos visuales lo que pasa cuando nos tragamos los discursos hegémonicos y no vemos las diferencias. En este enlace pueden ver su trabajo

No es fácil trabajar este tema en clase cuando tenemos ideas tan fijas, se nos hace dificil mirar el complejo mundo de las interacciones sociales. Lo digo, porque en esa misma clase, hemos hablamos sobre el matrimonio gay simbólico que se celebró en Uninorte en días pasados, organizado por el grupo estudiantil Uninorte Diverso.  Algunos estudiantes que estaban de acuerdo en que el color piel es la suma de muchos colores, pensaron que el matrimonio gay y en Uninorte ya era demasiado. 

El debate fue bastante largo, al final, tratamos de apuntar a que no importa si estás de acuerdo o no, lo clave sería mirar con respeto a quien piensa y actúa diferente, a quién no entra en la definición de color piel que nos han enseñado desde niños.  Respetar en la autonomía, uno de los retos de una clase intercultural, permeada por conexiones mediáticas que nos venden lo contrario. 

Espero colorear con mis estudiantes otras posturas, otras formas de ver la vida, qué descubran en cada rostro los miles de tonos que tiene nuestra piel y se vuelvan más criticas del entorno, que nos vende homogeneizar sin pensar. Ver más

 

Soy docente, no payaso

Nuesto boletín planteó un tema muy interesante:

¿Para innovar en clase tengo que hacer payasadas? "No señor, yo no soy un payaso, yo soy licenciado,soy doctor, el que me quiera escuchar que me escuche".   No importa la edad o el nivel de enseñanza (Básica, Media o Superior) la preocupación puede venir de cualquier docente que tiene la idea de que hacer innovación pedagógica en el aula es igual a hacer malabares y tener a todos los estudiantes contentos. 

Con este imaginario, algunos docentes se cierran a tomar cursos de actualización, a  participar de actividades distintas o de conversar con sus estudiantes para recibir retroalimentación. Así, pasan los años, y algunos docentes, caen en una rutina  que vuelve monótonas sus clases y desalientan el aprendizaje de sus estudiantes. Sigue leyendo