Mis artículos Mis artículos

Publicaciones en Academia. edu

 

CONTACTO
Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.
Texto a identificar Refrescar CAPTCHA Refrescar CAPTCHA

Youtubers vs libros, ni Walter Riso se salvó

El conflicto parece ser el mismo, libro vs televisión, lo culto y lo popular, lo masivo y lo exclusivo, lo famoso como símbolo de calidad. El debate de abril, al menos para algunos,  fue la indignación que causó que un Youtuber  haya sido el producto más famoso en la Feria del Libro de Bogotá. Al parecer, ni Walter Riso se salvó de Germán.

Suele suceder que  los libros ubicados en la lista de los más vendidos son aquellos de auto-ayuda, tips para mejorar, superar una tusa, amar mejor, ser asertivos, colaborativos, aprender a decir que no y todo lo que se acerque a mejorar niveles de productividad gerencial muy cercanos a la visión norteaméricana.Sin embargo, este año, las producciones hechas para internet congregaron a un gran número de seguidores que hicieron fila, gritaron y compraron el libro con las infidencias de la vida de un desconocido para padres despistados y docentes que no saben en qué andan sus alumnos.  

No es nada nuevo, insisto. Es común ver cómo las canciones más famosas no son necesariamente las que un músico recomendaría. Son esas que se recuerdan fácilmente, dicen poco, suenan mucho y parecen gustarle a mucha gente. 

Este cambio en las lógicas de la feria dejó varios aprendizajes: 

1.Nos dejó ver que esos jóvenes que escogen pasar horas viendo a Germán podrian tomar su libro como una iniciación a la lectura y luego optar por otros caminos que los acerquen al libro. (en el mejor de los casos)

2. Abre a los docentes la oportunidad de sacarle el máximo provecho a los medios en sus aulas. ¿Qué pasa si un día vemos a Germán en clase y se analiza desde distintos ángulos? ¿Cuántas clases podrían diseñarse?

Personalmente no me gustan los Youtubers, el formato es audaz, pero no me generan nada en especial.  Sin embargo, más allá de criticar a mis estudiantes sobre lo que consumen prefiero hacerles generar curiosidad.  Desisto de las preguntas literales sobre teorías de la comunicación e intento preguntas tácticas, que les hagan dudar, que les permitan ver el mundo con ojos de quien escoge por decisión y no por moda. 

El debate sigue siendo el mismo, lo único que cambian son los formatos que se le enfrentan al libro, ganador de mil batallas. Lo que consumimos resume lo que somos como sociedad, es algo así como “eres lo que comes” “somos lo que leemos” y sin duda alguna “somos lo que vemos”.