Blogs Blogs

Atrás

De la mano de un uninorteño, Ecopetrol le apuesta a proyectos de clase mundial

 

Con la convicción que le genera su paso por la Universidad del Norte, a través de los conocimientos y las experiencias adquiridas, el barranquillero Jürgen Loeber desde 2016 pone en marcha la Vicepresidencia de Ingeniería y Proyectos de Ecopetrol.

 

No es un reto fácil tomar las riendas de los proyectos del grupo empresarial petrolero del país que en 2019, según el informe anual de la petrolera colombiana y publicados en la revista Portafolio, obtuvo una ganancia neta de 3,01 billones de pesos (890 millones de dólares) en el tercer trimestre, un repunte de un 8,5 frente al mismo lapso del año pasado. Entre julio y octubre de 2018 la utilidad neta de Ecopetrol fue de 2,77 billones de pesos.

Por su parte, entre enero y septiembre, según destaca el informe presentado a la Superintendencia Financiera de Colombia, se registraron utilidades por $9,24 billones, las más altas de los últimos 6 años para ese periodo, incluso con una reducción de US$7,9 por barril en el Brent promedio.

En esta petrolera, desde el 2016 Loeber asume el reto del manejo y aseguramiento de los proyectos, desde sus etapas de planeación y diseño, hasta la entrega, así como de proveer los recursos críticos y las capacidades técnicas requeridas para una gestión efectiva del dinero invertido. 

Sin embargo, entre las cifras más importantes para el barranquillero de ascendencia alemana Jürgen Loeber, están los casi 3 años que lleva ejerciendo la Vicepresidencia de Ingeniería y Proyectos del Grupo Ecopetrol, sus 2 hijas y los 5 años de formación como administrador de empresas en la Universidad del Norte.

Aquel joven hiperactivo, como él mismo se describe, siempre soñó con tener en Barranquilla un taller automotriz “de alta gama y buen diseño”, así como los de las marcas de carros más sofisticadas entre las décadas del sesenta y setenta que veía cuando viajaba a Alemania para visitar a su familia paterna.

Por ello, tomó la decisión de inscribirse en la carrera de Ingeniería Mecánica. Eran momentos de independencia personal y le quedaba poco tiempo para afrontar los estudios y trabajar. Así que pensó en formarse como Administrador de Empresas, un camino que pareciera venir abonado.

Entre risas, el nuevo vicepresidente recuerda como anécdota el momento en que le anularon un examen, siendo aún estudiante de Ingeniería, pues lo encontró tan fácil que prefirió mirar las caras de horror de sus compañeros al tratar de descifrar las preguntas. Fue ahí cuando su profesora pensó que estaba tratando de copiarse y le retiró la hoja.

De su ceremonia de graduación recuerda estar en el coliseo de la universidad y tener sentimientos mezclados, felicidad e incertidumbre. Felicidad por culminar su etapa de estudiante pero también incertidumbre por saber qué le tenía preparado el futuro. Quería trabajar y ejercer su profesión, aplicando lo aprendido en su alma máter.

“Tenía claro que lo que había aprendido en esta universidad me iba a ayudar a ser un gran profesional y a desempeñarme de una manera sobresaliente”.  

Fue un estudiante disciplinado, pero sobre todo enamorado de las nuevas asignaturas por las que había optado. Al salir, y siendo aún un ingeniero de corazón, entró a ser parte del equipo que desarrolló el proyecto minero de El Cerrejón. Primero como practicante, luego como colaborador directo.

Ahora son más de 30 años de experiencia en manejo de proyectos en diversos lugares petroleros en el mundo, en compañías reconocidas como BP Exploration, encargada del desarrollo de los campos de Cusiana y Cupiagua; y los desafíos internacionales, iniciando por Alaska. Todos bajo una misma premisa: poner en marcha proyectos de clase mundial.

Hoy, desde su oficina y con dos maestrías, una en Gerencia de Proyectos y otra en Alta Gerencia, Loeber se siente agradecido con Barranquilla y con la Universidad del Norte, ratificando que, de su gestión, “los colombianos pueden esperar una cosa muy clara: hacer proyectos de talla mundial, con los que todos nos sintamos orgullosos y felices; un cambio radical para Ecopetrol y para el país”.

 

 

Siguiente
Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.