Contacto
Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.
Este campo es obligatorio.

Blogs Blogs

Atrás

Para el próximo alcalde

Con la inscripción de la candidatura de Jaime Pumarejo, se da inicio a la contienda política que definirá quién dirigirá el destino de la ciudad durante los próximos cuatro años. Entendiendo que es un momento propicio para presentar planes y proyectos que prometan mejorar la calidad de vida de los barranquilleros, me atrevo a sugerir tres asuntos que considero inaplazables y cuya asunción debería estar dentro de los objetivos fundamentales que los candidatos presenten a sus electores. No es, desde luego, una relación exhaustiva, la siguiente es apenas una selección personal.

Movilidad. La ciudad debe empezar a tomarse en serio este asunto, que constituye uno de los factores que más impacta el diario vivir de las personas. No basta con ampliar o construir algunas vías, es imperioso invertir tiempo y recursos en una planeación cuidadosa del sistema de movilidad de Barranquilla, definiendo el concepto y las alternativas que serán implantadas. Peatones, ciclistas, transporte público, transporte individual, vehículos particulares, transporte ilegal, personas con movilidad limitada; todos son actores que merecen atención equivalente y decidida. Podría ser recomendable partir de lo que ya tenemos, Transmetro, y continuar con su desarrollo proyectando más troncales y rutas alimentadoras, sin descartar complementos con sistemas sobre rieles o que utilicen el río Magdalena. Todavía estamos a tiempo de evitar los descalabros que ya viven otras ciudades.

Recuperación del centro. Es difícil vender una imagen de ciudad moderna y dinámica manteniendo el abrumador deterioro de nuestro centro histórico. No es un problema menor ni mucho menos sencillo, pero debe asumirse con compromiso, estableciendo una línea de tiempo de ejecución constante y decidida cuyos frutos probablemente se revelarán en décadas. Es muy triste que los indudables avances que ha tenido nuestra ciudad se vean lastrados por el estado de abandono y anarquía que aún persiste en buena parte del centro. Ya hemos demostrado que podemos superar obstáculos importantes, es el momento de comenzar a recuperar el corazón de Barranquilla.

Concluir y continuar proyectos. El Gran Malecón del río Magdalena, el Centro de Eventos y Convenciones, la canalización de todos los arroyos de la ciudad, la recuperación y el mantenimiento de los parques y los nuevos escenarios deportivos, son iniciativas que le han cambiado la cara a Barranquilla. No podemos desfallecer en el esfuerzo por terminarlas y mantenerlas adecuadamente, por lo que se deberán tomar las medidas que permitan su correcto funcionamiento, para que no caigan en el abandono habitual que acompaña muchos de los proyectos del ámbito público. De nada sirve borrar con el codo lo que con tanto esfuerzo se ha hecho con la mano.

Confío en que el próximo alcalde honrará su compromiso con la ciudad, y que de alguna forma incluya estas preocupaciones en su agenda de trabajo. Cualquier tropiezo nos puede hacer retroceder décadas.

Fotografía tomada de https://www.unsplash.com

Publicado en El Heraldo el jueves 18 de julio de 2019

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.